CRÓNICA| Olympique de Marsella 0-2 PSG: los parisinos siguen vivos por la Ligue 1

Partido de alta tensión el que tiene lugar en esta jornada 24 de la Ligue 1 en el Velodrome. El PSG llega en un periodo de adaptación con su nuevo técnico, Mauricio Pochettino, que llegó para sustituir al alemán Thomas Tuchel. En cambio el conjunto local llega immerso en una crisis deportiva donde Andre Vilas Boas presentó hace pocos días su dimisión tras un desentendimiento con la directiva del club.

Alineaciones

El Olympique de Marsella presenta varios cambios en su once respecto a la anterior jornada disputada ante el Racing Club Lens, dejando fuera a Pol Lirola, Lucas Perrin y a Arkadiusz Milik para dar entrada a Yuto Nagatomo, Valentin Rongier y Pape Gueye. El esquema también se ve modificado, cambiando de un 4-4-2 la anterior jornada a un 4-3-3 ante el PSG.

Mauricio Pochettino para la visita a Marsella ha cambiado totalmente su once, llegando a cambiar hasta 5 jugadores. Los que se quedan fuera son Bakker, Thilo Kehrer, Colin Dagba, Pablo Sarabia y Moise Kean, entrando en su lugar Florenzi, Marquinhos, Verratti, Kurzawa y a Icardi.

El encuentro

En la noche del domingo, la Ligue 1 tenía el Le Classique como la guinda del pastel para acabar la semana disfrutando delante del televisor. Es un encuentro donde la intensidad es la gran protagonista, ya que ambos clubes tienen una rivalidad curtida durante muchos años atrás y de muestra basta ver el primer asalto que hubo esta temporada que acabó con 14 amarillas y tres expulsados entre los dos equipos. Benoit Bastien es el encargado de frenar esta intensidad y evitar que haya situaciones subidas de tono por parte de algún equipo.

El encuentro empieza con los dos equipos sin querer arriesgar, dando lugar a una especie de tanteo del rival que traducían sus ataques en saques de esquina o frenaban al rival con faltas tácticas en el centro del campo . Sin embargo, esa igualdad de los minutos iniciales se iba a romper al llegar al minuto 8 de encuentro tras un lanzamiento de esquina del Olympique de Marsella, que al no conseguir finalizar jugada provocó un contraataque del PSG que Mbappe se encargaría de materializar una transición muy bien conducida por Ángel di Maria. A la siguiente jugada, cae lesionado y sale sustituido por Pablo Sarabia.

El gol despertó a los marselleses, que empezaron a adueñarse del balón y a tener más presencia en campo contrario, desplegando un mejor fútbol que su rival provocando situaciones de peligro que resolvieron bien los defensas parisinos, que centraban su trabajo en evitar que las jugadas del Olympique acabasen en gol. En ese tramo de partido, la ocasión más peligrosa del Olympique de Marsella llegó de los pies de Pape Gueye, que con un fuerte chut desde fuera del área hizo que Sergio Rico pusiera las manos para evitar sustos.

Y esto puede ser una de las leyes de Murphy, cuando mejor estas es cuando te pueden ocurrir cosas que no te esperas como le ocurrió al conjunto del sur de Francia cuando en una jugada aislada llega un balón al primer palo que Mauro Icardi se encargaría de peinar, con la fortuna de rozar en Alvaro González e introducirse dentro de la portería de Mandanda a los 24 minutos. Como ya ocurrió en el primer gol, los de Nasser Larguet no se arrugaron y siguieron con su plan establecido inquietando al PSG con llegadas de sus laterales hasta línea de fondo e intentando encerrar a los parisinos en su área. Los de Pochettino a medida que iban pasando los minutos, fueron controlando el encuentro hasta llegar al descanso sin sufrir ningún sobresalto.

La segunda parte empieza con el mismo guión de la primera parte, con dos equipos que alternaban su dominio produciendo llegadas de peligro en ambas porterías. El Olympique tuvo un par de llegadas en las que Sergio Rico tuvo dificultades, pero los defensas se encargaron de alejar el peligro de su área. Los de Pochettino también creaban peligro, con un Mbappe que percutía por banda acabando las jugadas en centros que se paseaban por delante de Mandanda.

El encuentro tuvo un momento en la que las revoluciones bajaron, donde el PSG tenía el encuentro bajo su mando, imponiendo su ritmo sobre el Marsella e intentando dormir el encuentro. Este tramo del encuentro coincidió con los cambios por parte de ambos equipos en la que destacó la entrada de Neymar Junior por Icardi, reencontrándose con Álvaro González en el partido. Su historia duraría más bien poco, ya que en la primera jugada en la que ambos coinciden, el central español se lesionaría tras una carrera con el brasileño donde un mal apoyo hizo saltar las alarmas.

La entrada del crack del PSG provocó que las revoluciones subieran en el encuentro, con alguna llegada peligrosa al contraataque aprovechando los errores en la circulación de balón del Olympique de Marsella, pero que no provocaría ninguna alteración en el marcador, siendo la expulsión de Payet la acción más destacada de este tramo final de encuentro.

Últimas Noticias

DEJA TU COMENTARIO

Por favor, ingresa su comentario
Por favor, ingresa tu nombre aquí