El pobre rendimiento de las incorporaciones invernales del Getafe

A pesar de la pandemia son muchos los equipos que han acudido al mercado para reforzar determinadas posiciones. Uno de ellos ha sido el Getafe CF, que realizó tres fichajes en el pasado mercado invernal. En el mes de enero llegaron Takefusa Kubo, Carles Aleñá y Soufiane Chakla. El conjunto azulón reforzó así la parcela defensiva con la llegada del hispano marroquí Chakla, además de los refuerzos en la medular de Kubo y Aleñá. Estos dos últimos, a priori, parecían que iban a tener más protagonismo en el Getafe que en sus anteriores equipos, sin embargo, el único que está teniendo más continuidad es el jugador cedido del Villarreal, Chakla. 

Soufiane Chakla fue cedido al Getafe por el Villarreal CF hasta final de temporada. El ex jugador groguet llegaba como cuarto central por detrás de Djené, Cabaco y Etxeita. Vino para reforzar la zaga, debido a que Bordalás no cuenta con Chema. Sin embargo, ha tenido bastante protagonismo como titular en los partidos que lleva disputado a causa de las bajas de Djené o Damián. También ha jugado en esquema de tres centrales, que no son tan habituales en el cuadro azulón. Chakla ha arrancado de inicio todos los encuentros, en concreto cinco. A pesar de ello, las sensaciones que está dejando no son del todo satisfactoria. En la jornada anterior frente al Real Betis cometió dos errores infantiles, provocando dos penaltis que acabarían costándole los tres puntos a los hombres de Bordalás. El técnico alicantino sigue teniendo confianza en el central, y seguirá apostando por él en futuros choques. 

Carles Aleñá llegaba al Getafe como una bocanada de aire fresco, pues los azulones necesitaban calidad en la medular, y con la cesión del jugador de Mataró reforzaban un mediocentro un tanto escaso, además de obtener recambio a jugadores imprescindibles y con muchos minutos como Maksimovic o Arambarri. El canterano del Barça tuvo mucho protagonismo en sus primeros partidos, siendo titular en cinco encuentros consecutivos y llegando a aportar dos asistencias. Sin embargo, las sensaciones que dejó en esos partidos se han ido perdiendo en los últimos tres choques, en los que salió como suplente y disputó alrededor de 30 minutos en cada uno. Aleñá ya tuvo la pasada temporada una cesión que no fue del todo productiva en el Betis, pues no terminó de cuajar buenas actuaciones, por lo que espera rehacerse en los próximos enfrentamientos para ganarse un hueco en el once titular de Bordalás. 

Take Kubo llegó al Getafe al mismo tiempo que Aleñá. Ambos debutaron en el partido frente al Elche, aunque el japonés lo hizo como suplente. Kubo fue cedido al Villarreal en el inicio de temporada, pero no tuvo el protagonismo deseado, obligando al Real Madrid a cederlo a otro equipo. El nipón fue uno de los jugadores más deseados en el mercado invernal. Muchos equipos se pelearon por él, aunque los azulones fueron los que se llevaron el gato al agua. Los primeros partidos dejó muy buenas sensaciones, generando dos asistencias, y provocando un penalti en Elche. En cambio ha ido de más a menos, tanto en rendimiento, como en minutos jugados. En los tres últimos choques solo ha disputado 77 minutos.

El Getafe es decimoquinto en la clasificación con 24 puntos, tan solo tres por encima del Elche, que marca el descenso. Los azulones atraviesan una situación crítica, cuatro derrotas en los últimos cinco partidos, además de unas malas sensaciones. El próximo partido se presenta como una final en el Coliseum ante el Valencia, y Bordalás lo sabe, pues se jugará su puesto en las dos próximas jornadas ante dos rivales directos como Valencia y Valladolid. 

P