Darío Poveda manda un mensaje a la afición azulona

Darío Poveda es jugador del Atlético de Madrid, pero esta temporada está cedido en el Getafe. Un jugador que ha estado 16 meses alejado de los terrenos de juego, pero este fin de semana volvió a jugar unos minutos frente el Elche. Un largo camino lleno de piedras ha superado el futbolista que se lesionó de la rodilla en el filial del club rojiblanco y ha tenido numerosas recaídas.

El jugador alicantino habló de la sensación al volver a jugar: “Fue un poco raro. Cuando salí a calentar no lo creía. Eran casi dieciséis meses desde que me lesioné. No estaba nervioso. Tuve la oportunidad y ya tengo ganas de que llegue el próximo partido para seguir disfrutando. Sólo quería salir e intentar tener la oportunidad de hacer gol y ganar. No es cuestión futbolística. A nivel emocional lo veía muy lejos y no me ponía fechas para volver para no frustrarme. Hasta que no pasas por esto no sabes lo que es. Te fortalece mucho mentalmente”.

Además, comentó lo que queda por temporada: «Fue una pena no ganar a un rival directo como el Elche y ahora nos vienen otros dos. Si seguimos trabajando como en los dos últimos partidos las cosas saldrán. No hay que rendirse y cuando las cosas van mal, trabajar el doble. Vienen dos partidos decisivos y a los rivales directos hay que ganarles como sea». Quiso acabar mandando un mensaje a la afición: «Que estén tranquilos. Vamos a trabajar duro y vamos a sacar esto adelante».

El Getafe no está teniendo una gran temporada con partidos de mucha irregularidad. Actualmente, el equipo de José Bordalás tiene seis puntos de ventaja sobre la zona del descenso, aunque le queda enfrentarse a grandes equipos como el Real Madrid y Barcelona.

Vía imagen: Getafe.

P