Historia| Dinamarca, la gran sorpresa del año 1992

En la Eurocopa de 1992, Dinamarca logró alzarse con el campeonato de una forma muy peculiar. Pasó de no jugar el torneo tras no superar las fases previas, a conseguir la copa siendo la gran revelación de la historia de la Eurocopa.

Corría el verano de 1992 cuando, tras una mala fase previa de Eurocopa, Richard Moller Niue lsen, seleccionador de Dinamarca en aquel entonces, recibió una llamada: la guerra había estallado en Yugoslavia y el fútbol debía pararse. La selección nacional del ya extinto país no podía viajar a Suecia para jugar el torneo, en consecuencia a los grandes problemas que se estaban viviendo en el territorio. De esta forma, se decidió invitar a Dinamarca para jugar la competición, debido a que en la fase previa habían quedado en segunda posición del grupo en el que se encontraba la selección yugoslava.

No obstante, Moller Nielsen tenía un reto importantísimo, como era hacer un buen papel en la competición, pese a que en ningún momento nadie se llegó a plantear que la selección danesa iba a alzarse con el trofeo. Para esta complicada tarea, el entrenador danés no podía contar con Michael Laudrup, debido a que la relación entre el técnico y la estrella no era buena.

Una vez confeccionada la convocatoria, el equipo se desplazó a Suecia, un país que, sin duda, quedó en el recuerdo de todo amante del fútbol por ese mágico verano del 92. En su grupo, los de Moller Nielsen fueron encuadrados junto a Francia, Inglaterra y la anfitriona, Suecia. Tras unos entrenamientos, el combinado nacional danés se puso en marcha, y comenzó la competición.

En la primera jornada, se enfrentaron a la que por entonces era subcampeona del mundo, Inglaterra. El seleccionador danés alineó a Peter Schmeichel, Henrik Andersen, Kim Christofte, Kent Nielsen, Lars Olsen, John Sivebaek, Kim Vilfort, Faxe Jensen, Bent Christensen, Flemming Povlsen y Brian Laudrup para comenzar el trayecto en la competición. Los ingleses partían como claros favoritos, pero el combinado nacional de Dinamarca logró aguantar el 0-0 para sumar un punto.

En la segunda fecha del torneo, los daneses se citaron ante la selección anfitriona, Suecia. El resultado al descanso fue de cero a cero, pero Thomas Brolin logró abrir la lata para hacer el 1-0 definitivo a favor de la selección local, que dejaba muy heridos a los daneses.

Ya en la última jornada, Dinamarca llegaba como última de grupo. Para pasar a semifinales, debían ganar a Francia y esperar una derrota de Inglaterra ante Suecia. Por la parte que le tocaba a la selección danesa, la cosa comenzó bien, con un tanto de Henrik Larsen que hizo el 0-1 con el que se llegó al descanso. No obstante, un gol de David Platt le daba la victoria momentánea a Inglaterra frente a Suecia.

En la segunda parte, las cosas cambiaron en ambos partidos. Francia logró empatar, y Suecia hizo lo propio, así que Dinamarca necesitaba un gol suyo, y otro de los suecos. El gol danés llegó a doce minutos del final, de la mano de Lars Elstrup, mientras que cuatro minutos mas tarde, Thomas Brolin puso el 2-1 definitivo para Suecia, con el que tanto los daneses, como los anfitriones, pasaron a semifinales.

Lo que parecía un sueño, ya era toda una realidad: Dinamarca estaba en semifinales, y tan solo necesitaba dos victorias para ser campeona de Europa. En el primer encuentro de semifinales, Alemania venció 2-3 ante Suecia, mientras que en el encuentro entre Países Bajos y Dinamarca, Henrik Larsen adelantó a los daneses en el minuto 5. No obstante, Dennis Bergkamp empató, pero el mismo Larsen volvió a adelantar a los de Moller Nielsen. Ya a tan solo cuatro minutos del final, Frank Rijkaard empató de nuevo la contienda, por lo que tuvieron que disputar la tanda de penaltis, en la que los daneses vencieron 5-4.

Llegados a este punto, los daneses se encontraban en la final, que enfrentaría a los de Nielsen con Alemania. 18 minutos después del pitido inicial, Faxe Jensen puso el 1-0 y, a 12 minutos del final, Kim Vilfort sentenció el partido para darle el título a la selección danesa, que pasó de estar de vacaciones, a proclamarse campeona de Europa por sorpresa.

Está claro que la hazaña que logró la selección de Dinamarca será muy difícil de repetir, por todo lo que conllevó ese título.

Imagen del artículo: https://image-service.onefootball.com/crop/face?h=810&image=https%3A%2F%2Fprorrogasport.com%2Fwp-content%2Fuploads%2F2021%2F06%2Fdinamarca-1.png&q=25&w=1080
P