Competición decide abrir un procedimiento a Ancelotti

El caso de las declaraciones postpartido de Ancelotti, en el último encuentro de LaLiga, contra el Girona, sigue complicándose. Tras la denuncia del Departamento de Integridad de la RFEF, ante Competición, este Comité decidió abrir un procedimiento extraordinario para estudiar el caso.

A pesar del respeto mostrado por Ancelotti en sus declaraciones, el caso sigue adelante. El técnico del Real Madrid había señalado: “No me gusta hablar de los árbitros. Pero, lo voy a hacer. La primera situación es bastante clara. No es penalti porque no toca el balón con la mano. Le he preguntado a Asensio y me ha dicho que no la ha tocado con la mano, sino con el pecho. La mano izquierda tenía una posición rara. Si hubiera tocado el balón con la mano podía haber dudas. No la ha tocado con la mano, se lo ha inventado”.

Una decisión que surge a escasas 24 horas de la comparecencia de Ancelotti en la previa del partido de Champions contra el Celtic. En ellas, indicó: “Me han denunciado por lo que he dicho. Penalti inventado, en Italia, significa que han pitado un penalti que no era penalti. No entra la mala fe y la acusación a un árbitro. Nunca he faltado el respeto a un árbitro. No me cambia mucho que me sancionen cuatro partidos. Para mí no era penalti por lo que nos han explicado a principio de temporada. Nadie es infalible”.

Según las informaciones, ya se  designó un juez instructor para que analice el asunto. Las partes tienen ahora diez días para presentar sus alegatos. Después de ello, el magistrado enviará su opinión a Competición. Dicho Comité será el que decida si habrá o no sanción para Carlo Ancelotti. Así estamos en el mundo del fútbol. Los infractores que, a pesar de contar con imágenes repetidas, decidieron lo que decidieron, quedarán impunes. La denuncia, hecha desde la educación y el respeto, es lo que está en tela de juicio.

La RFEF arremete y denuncia a Ancelotti ante Competición

No bastó con los sucesivos desaciertos arbitrales durante el partido entre el Real Madrid y el Girona en la Jornada 12 de LaLiga. Melero López, en el campo, e Iglesias Villanueva, desde el VAR, arremetieron durante todo el encuentro y, con sus decisiones, hicieron las delicias del antimadridismo. Pues, ahora, la saga continúa y es la RFEF la que se incorpora a la polémica. Hace instantes, el Departamento de Integridad de la Federación ha denunciado a Carlo Ancelotti, ante el Comité de Competición, por sus declaraciones, tras el partido.

La información fue suministrada por el periodista Juanfe Sanz, del Chiringuito de Jugones. En ella, aseguró que la decisión es probable que no se conozca hasta después del Mundial. Algo similar a lo ocurrido con el jugador del Valencia, Gayà, que en su momento sufrió una suspensión por cuatro partidos.

El técnico del Real Madrid, señaló en rueda de prensa: “No me gusta hablar de los árbitros, pero lo voy a hacer. La primera situación es bastante clara. No es penalti porque no toca el balón con la mano. Le he preguntado a Asensio y me ha dicho que no la ha tocado con la mano, sino con el pecho. La mano izquierda tenía una posición rara. Si hubiera tocado el balón con la mano podía haber dudas. No la ha tocado con la mano, se lo ha inventado”.

Tal y como expresó Ancelotti, el italiano obvia hablar de arbitrajes y polémicas. Nadie duda de que es todo un señor del fútbol y de la vida. Sin embargo, lo vivido en el encuentro traspasó los límites imaginables. No solo fue el penalti pitado en contra de Marco Asensio. También fue anulado un gol legal a Rodrygo. Por si esto fuera poco, Toni Kroos vio la primera tarjeta roja de su carrera. Además, a lo largo del partido, los desaciertos en manos y faltas estuvieron a la orden del día. Pero, así son las cosas. En este mundo de hoy, los árbitros gozan de la “infalibilidad papal”. No se puede hablar de ellos, no se les puede criticar, ni estar en contra de sus decisiones por más ridículas que sean. Pero, lo cierto del caso es que, Ancelotti y el Real Madrid se cansaron de poner la otra mejilla.

P