Mané rompe una lanza a favor de Benzema

El Balón de Oro 2022 tiene escrito, salvo sorpresa, el nombre de Karim Benzema. Sin embargo, no deja de ser digno de admirar que, el segundo en carrera, le manifieste su apoyo de forma irrestricta y sincera. Ese es el caso de Sadio Mané, que no ha dudado en romper una lanza a favor del francés del Real Madrid.  

Tras la victoria en Champions de su actual equipo, el Bayern de Múnich, Mané habló al respecto y no se dio por aludido en cuanto a sus posibilidades. El senegalés señaló: “Sinceramente, creo que Benzema se merece, de largo, ganar el Balón de Oro este año. Me alegro mucho por él. Su temporada con el Madrid ha sido espectacular, llegando a ganar la Champions”. En cuanto a sus propios méritos, muy válidos por demás, indicó: “Ganar la Copa África fue una absoluta liberación para mí y para todo el país. Es algo de lo que estoy enormemente orgulloso, pero insisto, creo que Karim se lo merece más, lo digo sinceramente”.

Realmente, conociendo a Mané, no se podía esperar menos de él. El delantero es el mismo que ya había dicho tiempo atrás: “¿Por qué iba a querer diez Ferraris, veinte relojes de diamantes o dos aviones? ¿Qué van a hacer estos objetos por mí y por el mundo? Pasé hambre y tuve que trabajar en el campo, sobreviví a tiempos difíciles, jugué al fútbol descalzo, no tuve educación y muchas otras cosas. Pero hoy, con lo que gano gracias al fútbol, puedo ayudar a mi pueblo”. Con semejantes valores, no hay duda de que sus palabras, al día de hoy, no son una sorpresa.

Sus declaraciones con relación a Benzema son, cuando menos, muy gratificantes en los tiempos que corren. No hay que olvidar que, desde ciertos sectores, se acostumbra a demeritar lo conseguido por Benzema y el Real Madrid. Lo más reciente ha sido la perla de que “el que gana la Champions, no siempre es el mejor”. Ante tales sinsentidos, las declaraciones de Mané son un soplo de aire fresco. Más aún, cuando vienen de alguien con una trayectoria impecable y con un año de grandes méritos. Otros, con muchísimo menos, hablan demasiado. Así es el fútbol, así es la vida, así son estos tiempos que vivimos ¡Que haya más ‘Manés’! y menos…

Crónica| Espanyol 1-3 Real Madrid: Karim y Vini, golpe en la mesa

Partido disputado en la noche del domingo, veintiocho de agosto de 2022, a las 22:00h, en el RCDE Stadium, correspondiente a la tercera Jornada de LaLiga, entre el Espanyol de Barcelona y el Real Madrid. El encuentro fue dirigido por el árbitro Mario Melero López, con el apoyo en el VAR del colegiado José Luis Munuera Montero.

Alineaciones:

El RCD Espanyol de Barcelona, bajo el mando del técnico gallego, Diego Martínez, llegó al partido con cinco bajas y una convocatoria de 21 jugadores. Quedaron fuera de la lista, por lesión, Pedrosa, Gori, Lozano y Raúl de Tomás. Tampoco estuvo Sergi Gómez, al estar cumpliendo su primer partido de sanción, tras recibir una tarjeta roja directa, en el encuentro anterior. A partir de ahí, el once inicial quedó integrado por Lecomte, Brian, Cabrera, Calero, Gil, Vinicius, Darder, Expósito, Rubén Sánchez, Puado y Joselu.

Con la dirección del entrenador italiano, Carlo Ancelotti, el Madrid presentó una lista de 21 jugadores, donde Vallejo, Nacho y Odriozola causaron baja. En el caso del donostiarra, se habla de molestias en el gemelo, pero también, de una posible salida que estaría muy cerca de concretarse. El caso de los otros dos jugadores, obedece a cuestiones musculares. Finalmente, Carletto decidió salir de inicio con Courtois, Lucas Vázquez, Militão, Alaba, Rüdiger, Modrić, Tchouaméni, Kroos, Valverde, Benzema y Vinícius.  

La estadística general muestra que, de 185 partidos oficiales disputados, el Real Madrid ha salido airoso en 110 de ellos, con 34 empates y 41 derrotas. Los últimos enfrentamientos entre ambos conjuntos se produjeron en LaLiga, la pasada campaña. El conjunto blanco triunfó en casa, por cuatro a cero, y perdió en Barcelona, por dos a uno.

El partido:

Nada más comenzar, quedaron aclaradas dos dudas. La primera, relacionada con la posición de lateral izquierdo, en el Real Madrid. La posición fue asumida por David Alaba, por lo tanto, Rüdiger y Militão conformaron la pareja de centrales. La segunda tenía que ver con la disposición táctica de cada uno. El Espanyol entregó el control del balón a los merengues, hoy con tercera equipación de color negro, y les  esperaba en su campo.

En el minuto 5’, Militão sufrió una violenta entrada, de Sánchez, que no generó falta, a juicio del principal. Por momentos surgieron los nervios, pues el brasileño no se levantaba. Finalmente, logró reincorporarse y se reanudaron las acciones.

El planteamiento de los locales voló por los aires, al 11’. Tchouameni hizo las veces de Modrić y sirvió un excelso balón entre líneas que Vinícius no desaprovechó. El Real Madrid no solo mandaba en el juego, sino que ya lo hacía en el marcador.

Al 18’, Valverde le sirvió un nuevo balón en profundidad a Vinícius, que lo golpeó con el exterior. Sin embargo, Lecomte reaccionó rápido y provocó el saque de esquina, que se cobró sin consecuencias. La velocidad del brasileño hacía estragos constantemente en la defensa contraria. Un par de minutos después, era el uruguayo el que recuperaba un balón en defensa, llegando hasta la línea de fondo. Un fiel ejemplo del recorrido que tiene este grandísimo jugador.

El Espanyol había adelantado un poco sus líneas, después de recibir la anotación de Vini. Estrategia peligrosa contra un equipo como el Real Madrid, pero a la que le obligaba el gol tempranero en contra. Incluso, el conjunto perico se atrevía con la presión alta, pero se encontraba con un equipo merengue donde todos contribuían en defensa. De hecho, al 27’, era el propio Vini el que se ocupaba de resolver un ataque muy prometedor de los locales.

Al 31’, de nuevo, el más activo en el ataque madridista, Vinícius, recogió un centro de Lucas Vázquez y estuvo muy cerca de anotar nuevamente. Tchouameni cayó, al 34’, y Kroos se encargó de colgar el balón en el área, para que Benzema conectara de volea. A partir de ahí, se sucedieron dos saques de esquina que coquetearon frente al arco defendido por Lecomte. El Real Madrid buscaba con insistencia el gol de la tranquilidad.

Courtois apareció, por primera vez, al 37’, tras sacar un remate muy peligroso de Vinicius de Souza. Luego, el propio belga inició un contragolpe prometedor, donde hubo de todo frente al arco del Espanyol, pero sin el premio del gol. Luego, vinieron minutos de locura en el arco del Real Madrid. Rüdiger impidió, en el último segundo, un remate de Joselu que lucía importante. El saque de esquina fue cobrado y el balón coqueteó por el frente de la línea, sin que pudiese ser empujado. Finalmente, el Espanyol consiguió su premio, en los botines del exmadridista y cuñado de Carvajal, Joselu. Remató en primera instancia, Courtois logró despejar, pero el balón le cayó nuevamente al delantero que, esta vez, no falló.

El primer tiempo cerró con una igualdad engañosa, pues el mayor peligro local ocurrió durante los últimos cinco minutos. Sin embargo, por parte del Real Madrid, el no poder cristalizar las ocasiones que tuvo, les hizo pagar un alto precio. Con este escenario, la segunda mitad lucía, cuando menos, emocionante.

La segunda mitad comenzó sin cambios en los onces de cada equipo. Al 50’, cayó Vinícius en el área, pero el árbitro no consideró que fuese motivo para cobrar el penal. La siguiente jugada, en el arco de Courtois, estuvo muy cerca de ser el segundo del Espanyol, en los botines de Puado, pero el desvío de la defensa lo impidió.

Benzema no se notaba cómodo y el ataque del Real Madrid lo notaba, donde la responsabilidad estaba siendo, casi en su totalidad, de Vinícius. Ancelotti preparaba en la banda sus dos primeros cambios: Camavinga y Rodrygo. Al 57’, finalmente entraron, en sustitución de Valverde y Modrić, este último, ovacionado otra vez, igual que en Balaídos. Joselu lo tuvo, de nuevo, al 59’, pero Courtois lo impidió. La siguiente jugada fue en el área de los locales y el partido se tornaba de ida y vuelta.

Al 62’, por fin apareció Benzema, tras un contragolpe de Camavinga, pero Lecomte impidió la anotación con una gran estirada. Cuatro minutos más tarde, el Real Madrid se encontró con un gol anulado. El disparo de Kroos fue tocado por Benzema, en posición adelantada, antes de que entrara. Del lado del Espanyol, Vinicius de Sousa se lesionó, en el 67’, y Keidi Bare entró en su lugar.

Benzema lo buscó, al 75’, tras una combinación con Vinícius, pero el balón fue desviado al saque de esquina. El cobro de Kroos no produjo consecuencias. En el 77’, salió Puado y entró Melamed. Por su parte, Ancelotti sacó al alemán, en el 79’, e ingresó a Ceballos. Vinícius cayó, de nuevo, en el área, al 83’, un minuto después se revisó en el VAR. Mientras tanto, Carvajal ingresó por Lucas Vázquez. La revisión arrojó que no era falta, a pesar que la revisión mostraba como el defensa le trababa.

Ese penal no concedido, espoleó al Real Madrid que se fue a buscar el gol con ahínco. Finalmente, el de siempre, el que fue de menos a más, Karim Benzema, aprovechó una asistencia de Rodrygo para vencer la resistencia del Espanyol. Con el uno a dos en la pizarra, el principal concedió seis minutos de descuento que presenciaron un nuevo gol anulado a los visitantes, por una supuesta falta de Ceballos. Sin embargo, la revisión del VAR provocó que Melero López fuese llamado al monitor. Tras consultarlo, por posible roja a Lecomte, al fin decidió sancionarla y el portero salió expulsado. Pasaron 96 minutos para que, el principal, finalmente, decidiera sancionar una de las innumerables faltas sufridas por los visitantes.

Cabrera se colocó los guantes para enfrentar los minutos finales del encuentro. Alaba se ubicó frente al balón, junto a Benzema, pero el francés fue el que realizó el cobro y lo cambió por su doblete. El partido llegó hasta el minuto 102’ y se cerró con el uno a tres en la pizarra. Se termina así el calendario de cuatro encuentros del Real Madrid en el mes de agosto con un balance perfecto. La Supercopa de Europa en el bolsillo y tres partidos en LaLiga cambiados por victoria, todos ellos como visitantes. Ahora, septiembre se asoma en el horizonte con el comienzo de la defensa de la Champions. Por si esto fuese poco, el próximo partido en el torneo local, será en el Bernabéu para dilucidar el liderato temporal, contra el Betis ¡Vaya comienzo de temporada!  

Benzema es nombrado Mejor Jugador del Año de la UEFA

Si la terna finalista para el Premio como Mejor Jugador del Año de la UEFA, había carecido de sorpresas, el ganador siguió la misma senda. Karim Benzema se hizo con el galardón y su compañero Thibaut Courtois, además del centrocampista del Manchester City, Kevin De Bruyne, completaron el podio.

El ganador se dio a conocer durante la ceremonia del sorteo de la Fase de Grupos de la Champions League 2022/23. Un evento que se llevó a cabo en la ciudad de Estambul. El grupo de estudio técnico de la UEFA seleccionó una lista inicial de quince jugadores, de acuerdo con su rendimiento durante la temporada. El jurado que tomó la decisión final contó con la participación de los entrenadores que participaron en dicha ronda, pero no solo en la Champions. También estuvieron los de la Europa League y la Conference League, siempre y cuando participaran en el curso a premiar, el 2021/22. Además, en el panel fue incluido un grupo de periodistas seleccionados por la European Sports Media (ESM).

En junio pasado, Benzema ya obtuvo el Onze d’Or al mejor jugador de la campaña. También, al culminar la Champions League, el francés fue galardonado como Mejor Jugador del Torneo. No hay que olvidar que lideró, con 15 anotaciones, la tabla de goleadores de la competición.

Una selección que, sin duda, es más que merecida. Ahora, las expectativas estarán centradas en la entrega del próximo Balón de Oro. Un evento que tendrá lugar en el mes de octubre y donde el Real Madrid acaparó las nominaciones. Además de Benzema, el club colocó a otros cinco nominados al premio: Modrić, Courtois, Vinícius, Casemiro y Rüdiger. Por si esto fuera poco, Camavinga optará al Trofeo Kopa, como Mejor Jugador menor de 21 años, y Courtois al Trofeo Yashin, como Mejor Portero. Una selección que no es de extrañar pues, tras la extraordinaria campaña colectiva, los premios individuales vienen siendo la consecuencia lógica.

Crónica| Celta 1-4 R. Madrid: Balaídos se rinde al mago de Zadar

Partido disputado en la noche del sábado, veinte de agosto de 2022, a las 22:00h, en Balaídos, correspondiente a la segunda Jornada de LaLiga, entre el Celta de Vigo y el Real Madrid. El encuentro fue dirigido por el árbitro Jesús Gil Manzano, con el apoyo en el VAR del colegiado José Luis González González.

Alineaciones:

El RC Celta de Vigo, bajo el mando del técnico argentino, Eduardo Coudet, llegó al partido sin bajas y con una convocatoria de 23 jugadores. Por decisión técnica, se quedaron afuera Denis Suárez y Santi Mina. A partir de ahí, el once inicial quedó integrado por Marchesín, Galán, Unai, Aidoo, Mallo, Beltrán, Tapia, Óscar, Cervi, Aspas y Paciencia.

Con la dirección del entrenador italiano, Carlo Ancelotti, el Madrid presentó una lista de 21 jugadores, donde Kroos, Odriozola y Rodrygo causaron baja. En el caso del alemán, la razón fue una gripe, mientras que el brasileño continúa con una sobrecarga muscular. Con respecto al donostiarra, se habla de molestias en el gemelo, pero también, de una posible salida que estaría muy cerca de concretarse. Finalmente, Carletto decidió salir de inicio con Courtois, Carvajal, Militão, Alaba, Mendy, Modrić, Tchouaméni, Camavinga, Valverde, Benzema y Vinícius.  

La estadística general muestra que, de 119 partidos oficiales disputados, el Real Madrid ha salido airoso en 69 de ellos, con 19 empates y 31 derrotas. Los últimos enfrentamientos entre ambos conjuntos se produjeron en LaLiga, la pasada campaña. El conjunto blanco triunfó en casa, por cinco a dos, y en Balaídos, por uno a dos.

El partido:

El Real Madrid se presentó al encuentro estrenando su tercera equipación, de color negro. El Celta comenzó presionando muy arriba y dificultaba la salida merengue. Así llegó la primera oportunidad, con un error de Carvajal al intentar dar salida al equipo. Como consecuencia de ello, Tchouameni cometió una falta en la recuperación, pero el cobro de Óscar no produjo consecuencias.

Al 6’, una nueva aproximación del Celta era controlada por Carvajal al incomodar el remate de cabeza de Paciencia. Un minuto después, los gallegos disfrutaron de su primer saque de esquina, que se cobró sin peligro, para el arco defendido por Courtois.

Vinícius caía, al 9’, y Ancelotti le hacía señas al principal, indicándole que ya era la segunda que recibía, sin castigo alguno para el contrario. El propio brasileño consiguió un saque de esquina, un minuto después. Una vez cobrado, el Madrid reclamó mano en el área, pero el árbitro esperó a que se detuvieran las acciones y consultó en el monitor. La mano de Tapia fue sancionada por Gil Manzano y Benzema se encargó de cambiarlo por gol. Corría el minuto 12’ y el Madrid ya mandaba en el marcador, a pesar de no hacerlo aún en el juego.

Tchouameni se notaba muy activo, rayando en la impaciencia, queriendo demostrar que está en capacidad de hacerse cargo de la posición del ya exjugador madridista, Casemiro. En cada recuperación de balón, pedía el esférico para iniciar la jugada. De seguro, con el correr de los partidos, irá adquiriendo esa tranquilidad que es tan necesaria en su demarcación. Ya lo apuntaba Modrić  al despedirse del brasileño: “Has sido el mejor guardaespaldas del mundo”. Y eso, pesa, más aún, si lo dice el croata. Lo que sí es claro, es que el francés puede aportar mucho en la salida y en la recuperación de balón. Por los momentos, lo que se aprecia es que le falta el rodaje normal para compenetrarse con el resto del equipo, pero actitudes muestra y muchas.  

Al 22’, Militão se equivocó y saltó con la mano en alto, en el área. Inevitablemente, el brasileño impactó el balón con su extremidad cuando este iba buscando la cabeza de Paciencia. A pesar de que Courtois se lanzó al lado correcto, el cobro de Aspas fue impecable y el Celta igualaba las acciones.

Un error de Valverde, al 32’, estuvo a punto de ser el segundo para el Celta, pero el remate de Cervi salió desviado por muy poco. El Madrid no estaba cómodo y el Celta dominaba las acciones. Camavinga y Valverde no estaban muy finos y eso se notaba en el juego. Modrić lo intentaba, pero un solo palo no hacía montaña. Vinícius también intentaba revolucionar por la banda izquierda, pero hacía falta algo que el centro del campo no aportaba. Al 39’, un nuevo error del uruguayo mandaba un balón fuera del campo en el cobro de una falta. El desconcierto era más que palpable en el Real Madrid.

Al 40’, por fin se encontraron Benzema y Vinícius, pero no lograron conectar el último remate. Un minuto después, el mago de Zadar, se encargó de poner las cosas en su sitio. Si el desconcierto reina, la solución está en darle el esférico al croata y el Real Madrid lo sabe. Luka Modrić dribló a su marcador y cuando el segundo estaba por llegarle, se inventó un remate desde afuera del área que colocó donde Marchesín nada pudo hacer. Así son las cosas, aunque el juego colectivo no aparezca, los merengues tienen a esta joya y eso es algo que roza en lo ilegal. El Benjamin Button de Chamartín está a menos de un mes de sus 37, pero él ni se entera.

Los dos minutos de añadido estuvieron a punto de presenciar el tercero. Recuperación de Tchouameni, balón en profundidad a Vinícius y solo el cruce final de Tapia evitó lo que parecía el gol del brasileño.

A segundos de comenzar la segunda mitad, Vinícius conversaba con Gil Manzano. Se veía que le pedía mayor severidad a la hora de juzgar las faltas de las que era objeto y que también Ancelotti había reclamado. Aspas se acercó con una sonrisa para tomar cartas en el asunto. Cada quien arrimaba la sardina hacia su brasa. Al 47’, cayó Vinícius y se comprobó que la conversación con el árbitro no había servido de mucho. Afortunadamente, para el Real Madrid, la continuación de la jugada, con remate de Aspas, pudo ser resuelta por Courtois.

Asensio, Rüdiger y Ceballos calentaban en la banda. Un nuevo error en salida, por parte del Real Madrid, estuvo a punto de significar la igualdad, en los botines de Paciencia. El remate salió afuera, pero el susto fue grande para los visitantes. Tal y como sucedió en el segundo gol, en el peor momento del Real Madrid, de nuevo, apareció Modrić. Un balón rechazado por la defensa merengue, al 55’, fue tomado por el croata que trazó un pase entre líneas como si lo colocara con la mano. Vinícius corrió a toda velocidad, tomó el esférico, se zafó de su marcador, dribló al portero y el tercero brillaba en Balaídos.

En el 64’, Carvajal vio la amarilla al derribar a Paciencia. Al 65’, un Tchouameni ya más asentado en el terreno de juego, recuperó el balón por enésima vez. Así, como lo cortó, de inmediato lo soltó para habilitar a Vinícius. El brasileño se fue por su banda y vio a Benzema, le envió el balón, pero el francés se resbaló. A pesar de que se recuperó a tiempo, ya a su lado había llegado Valverde como una exhalación para batir a Marchesín. El uruguayo se reponía de una nefasta primera mitad y conseguía el gol que desde hace varios partidos se le negaba. El técnico del celta, Coudet, se hundía en el banquillo sin entender. El Celta había jugado bien, pero la apisonadora merengue ya les había metido cuatro goles.

Alaba vio la amarilla, en el 68’ y los entrenadores movieron el banquillo. Carles Pérez entró por Paciencia, del lado celeste, y Rüdiger por Carvajal, en el Real Madrid. Al 76’, salieron Alaba y Modrić, este último, ovacionado en Balaídos. Así fue el juego del croata y el público gallego, en un gesto que les honra, le despidió de pie y con aplausos. Entraron Lucas Vázquez y Ceballos. En el 78’, el Celta realizó un nuevo cambio y salió Óscar para dar entrada a Veiga.

Ancelotti volvió a mover su banquillo, en el 81’. Asensio y Hazard sustituyeron a Vinícius y Camavinga. Poco después, al 85’, Rüdiger se fue al ataque, fiel a su juego y costumbre, combinándose con Benzema. Cuando el francés intentó hacer el remate final fue derribado y Gil Manzano pitó el penal. Coudet sacó a Tapia y le dio entrada a De La Torre.

Benzema le cedió a Hazard el cobro de la pena máxima, en un detalle de capitán que le honra, consciente de la necesidad del belga por reencontrarse. Sin embargo, Marchesín se lo detuvo y el francés se apropió del rebote, pero el portero celtiña volvió a lucirse en el rechace.

Con el uno a cuatro se llegó a los noventa y el árbitro concedió cuatro minutos de añadido. Jugadas hubo, pero no más goles. Un Real Madrid llevado en volandas por Luka Modrić, destrozó a un muy buen Celta que nada pudo hacer ante la chistera del mago de Zadar. Los merengues comienzan su era DC (después de Casemiro), con un triunfo. La siguiente parada será en Barcelona, contra el Espanyol, para cerrar un mes de agosto donde no se pisará el Santiago Bernabéu.

Benzema, Vini Jr y cuatro escuderos, por el podio del Balón de Oro

¡Vaya día el que están teniendo el Real Madrid y su primera plantilla de fútbol! Una tras otra, se han ido conociendo las nominaciones a los premios más importantes, y los merengues parten como favoritos en todos. Del lado de la UEFA, se conocieron las de Benzema y Courtois al Mejor Jugador, y la de Carlo Ancelotti como Mejor Entrenador. Luego, llegó el turno de las categorías que serán premiadas en la Gala del Balón de Oro. Primero, apareció Camavinga optando al Trofeo Kopa, como Mejor Jugador menor de 21 años. Después, Thibaut Courtois se sumó a la celebración y está entre los finalistas al Trofeo Yashin como Mejor Portero. Finalmente, al aparecer los nominados al Balón de Oro, el conjunto merengue reventó la lista. De 30 nominados, seis son de su nómina actual: Benzema, Modrić, Courtois, Vini Jr., Casemiro y Rüdiger.

La ceremonia, ofrecida por France Football, se llevará a cabo en París, el próximo 17 de octubre. Además de los seis madridistas seleccionados, hay otros 24 candidatos. Una lista con la ausencia del último ganador, Lionel Messi y que reúne a Leão, Nkunku, Salah, Kimmich, Alexander-Arnold, Lewandowski y Bernardo Silva. Junto a ellos están Luis Díaz, Mahrez, Heung-Min Son, Fabinho, Maignan, Harry Kane y Darwin Núñez. Cierran la selecta lista, Foden, Mané, Haller, Cristiano Ronaldo, De Bruyne, Vlahović, Van Dijk, Cancelo, Mbappé y Haaland.

El mundo del fútbol, en general, está de acuerdo en que el gran favorito, para hacerse con el preciado trofeo, es Karim Benzema. Sin embargo, eso no quiere decir que los otros integrantes del conjunto blanco no tengan también sus méritos. Enumerar los logros de cada uno significaría llenar cuartillas y más cuartillas. Así que es mejor quedarse con lo ‘básico’, si se permite la expresión. El francés fue el Pichichi de LaLiga y de la Champions, además de ser nombrado el Mejor Jugador del Torneo. A esto, le sumamos el palmarés ya conocido de Supercopa de España, LaLiga y la Champions y tenemos la tormenta perfecta. Discusión cerrada y debe y tiene que ser el ganador.

La discusión vendrá seguramente dada por los que deben ser el resto de ocupantes del podio. Es ahí donde la figura de Vini Jr. emerge con fuerza. Si Benzema fue Pichichi de LaLiga, pues resulta que el brasileño fue segundo, igualado con Aspas y Raúl de Tomás. En la Champions, ocupó el primer lugar en asistencias, con seis, empatado con Sané y Bruno Fernandes. Por si esto fuera poco, resultó elegido como el Mejor Jugador Joven del Torneo. Y, si además, le sumamos el palmarés por todos conocido, para quien les escribe, Vini Jr. debería estar en ese podio, junto al rey indiscutido Karim Benzema. Seguramente muchos de ustedes, a excepción de Eric García, estarían de acuerdo conmigo ¿o no?

Foto de portada vía Web oficial del Real Madrid CF

Benzema y Courtois, finalistas al Jugador del Año de la UEFA

No hubo sorpresas en la terna finalista para optar al Premio al Mejor Jugador del Año, otorgado por la UEFA. El delantero del Real Madrid, Karim Benzema, así como el guardameta, Thibaut Courtois, son dos de los tres seleccionados. El podio quedó completado por el centrocampista del Manchester City, Kevin De Bruyne.

Tras su excelente temporada, el Real Madrid continúa acaparando nominaciones a los grandes premios. En junio pasado, Benzema se hacía con el Onze d’Or al mejor jugador de la campaña. Ahora, el francés y Courtois se meten en los finalistas a uno de los galardones más cotizados. El organismo europeo, también colocó al técnico, Carlo Ancelotti, en la terna a optar por el premio en la categoría de entrenadores.

Acerca de Benzema, la UEFA señaló que “fue nombrado Jugador de la Temporada de la Champions League después de conducir al Real Madrid a la conquista de su 14º título en la Copa de Europa, el quinto desde que llegó procedente del Lyon en 2009. Con sus 15 tantos lideró la tabla de goleadores de la competición”. Con relación a Courtois, el mismo organismo indicó que ganó LaLiga y “fue el Jugador del Partido en la final de la Champions tras realizar varias paradas de mucho mérito”.

El ganador se conocerá durante la ceremonia del sorteo de la Fase de Grupos de la Champions League 2022/23. El mismo, se celebrará en Estambul el jueves 25 de agosto. El jurado que tomará la decisión final está conformado por todos los clubes que participaron en la Fase de Grupos de los tres torneos avalados por la UEFA durante el mismo período. Hablamos entonces de la Champions League, la Europa League y la Conference League. Además, en el panel está incluido un grupo de periodistas seleccionados por la European Sports Media (ESM).

No cabe duda de que la selección, tanto de Benzema, como de Courtois, es más que merecida. Uno con sus goles y excelente juego, el otro con sus paradas descomunales, fueron factor importante para conseguir la Decimocuarta. En apenas unos días, se conocerá la decisión final.

Benzema, segundo goleador histórico del Real Madrid en solitario

En la trigesimosexta jornada de LaLiga, en la pasada temporada, Karim Benzema igualaba a Raúl como segundo goleador histórico del Real Madrid. Nada más y nada menos, que 323 goles. Ahora, el francés asume en solitario ese segundo puesto con su anotación en la Supercopa de Europa. Un asunto no menor, pues deja fuera del podio a otra leyenda madridista. Nada más y nada menos que Don Alfredo Di Stéfano, que baja al cuarto puesto.

La ruta goleadora de Benzema arrancó en la 2009/10, contra el Xerez. Su palmarés es envidiable y ya ostenta 23 títulos. Cinco Champions League y cuatro Ligas adornan sus vitrinas. Además, suma cuatro Mundiales de Clubes, cuatro Supercopas de Europa, cuatro Supercopas de España y dos Copas del Rey.

Para ocupar el segundo lugar histórico de los goleadores del Real Madrid, solo superado por Cristiano Ronaldo y sus 451 dianas, ha anotado en todas las competiciones posibles. En LaLiga se ha apuntado con 219, además de 74 en la Champions League y 21 en Copa del Rey. Por otro lado, agrega tres en el Mundial de Clubes, cinco en la Supercopa de España y dos en la Supercopa de Europa.

Las víctimas favoritas de Benzema son el Athletic Club, con dieciocho unidades, el Valencia, con quince y el Granada, con catorce. Ahora, pareciera que la marca de CR7, dada la edad de Karim, luzca inalcanzable. Son 127 unidades de diferencia, pero a la luz de lo visto, no hay duda de que el próximo Balón de Oro irá tras ella.

Ahora bien, hay otro número que está quedando un poco tapado por la marca recién conseguida en la Supercopa de Europa. Y es que Benzema está a dos títulos de igualar a Marcelo como el máximo ganador de títulos del Real Madrid. Una cifra de escándalo, sin ninguna duda. Pero, alcance o no al lateral brasileño, de lo que tampoco cabe alguna sombra, es que el delantero francés ya tiene su lugar en el Olimpo madridista.

Crónica| Real Madrid 2-0 Eintracht: Nada ha cambiado en Europa

Partido disputado en la noche del miércoles 10 de agosto de 2022, a las 21:00h, en el Olímpico de Helsinki, correspondiente a la Supercopa de Europa, entre el Real Madrid y el Eintracht de Frankfurt. El encuentro fue dirigido por el árbitro inglés Michael Oliver, con el apoyo en el VAR del colegiado polaco, Tomasz Kwiatkowski. En el encuentro, la UEFA estrenó la Tecnología Semiautomatizada de Fuera de Juego (SAOT). Esta se utilizará después, a partir de la fase de grupos, en la próxima temporada de la Champions League.

Alineaciones:

Con la dirección del técnico italiano Carlo Ancelotti, el Real Madrid no presentó bajas y viajó a Helsinki con su nómina completa. En total, la convocatoria incluyó a 25 jugadores. Finalmente, la decisión de Carletto fue salir de inicio con Courtois, Carvajal, Militão, Alaba, Mendy, Valverde, Casemiro, Kroos, Modrić, Benzema y Vinícius. Esta fue la misma alineación con la que los merengues consiguieron su Decimocuarta Champions, en mayo pasado, contra el Liverpool, y que les otorgó el derecho de disputar este trofeo.

El Eintracht de Frankfurt, bajo el mando del técnico austríaco, Oliver Glasner, armó una convocatoria de 22 jugadores. El once inicial quedó integrado por Trapp, Touré, Tuta, Ndicka, Knauff, Sow, Rode, Lenz, Lindström, Kamada, y Borré. En total, apenas una diferencia con respecto a la alineación que se hizo con la Europa League, al derrotar al Rangers en la definición por penales. El serbio Kostić ya no está en el equipo alemán.

La estadística general mostraba que habían transcurrido 62 años del último y único enfrentamiento, entre ambos, en competición oficial, ante 127.621 espectadores. Casualmente, se cumplieron el mismo día en el que el Eintracht se coronó en la presente edición de la Europa League. En aquel entonces, los merengues les derrotaron siete a tres, con cuatro goles de Puskas y tres de Di Stéfano. Un triunfo que sirvió para levantar la Copa de Europa número cinco y quinta consecutiva, en Glasgow. En cuanto al palmarés en el presente torneo, el Real Madrid había obtenido el título en cuatro oportunidades, en los años 2002, 2014, 2016 y 2017.

El partido:

Antes del inicio del encuentro, Benzema y Vinícius recibieron los galardones obtenidos, tras la finalización de la Champions 2021/22. El francés, como mejor jugador del torneo continental y, el brasileño, como mejor jugador joven.

Desde el primer momento, el Real Madrid tomó el control del juego. El Eintracht, por su parte, estaba totalmente metido en propio campo y esperando para salir a la contra. El primer saque de esquina fue favorable a los vigentes campeones de la Champions, provocado por Valverde. El cobro no trajo consecuencias.

Los minutos 12’ y 13’ trajeron las primeras apariciones de Courtois. La primera se marcó después como fuera de juego. En la segunda, Kamada remató a bocajarro. Ambas se resolvieron igual, con sendos paradones del belga. Luego, Vinícius lo tuvo al 16’. Tras la escapada de Valverde y la combinación con Benzema, llegó el brasileño. En realidad batió a Trapp, pero Tuta sacó el balón sobre la línea en una acción poco menos que escalofriante para todos los presentes en el Olímpico de Helsinki.

Courtois volvió a aparecer, en el 23’, para sacarle un remate al ataque alemán. A pesar del 60% de posesión del Real Madrid, hasta ese momento, las situaciones claras de gol eran favorables al Eintracht, por dos a una. Llamativo era, del lado merengue, el poco protagonismo de Benzema. Cerca de la media hora, Lenz caía y Ancelotti aprovechó la interrupción de juego para charlar con algunos de los suyos: Casemiro, Kroos, Carvajal y Militão. Su contraparte, el austríaco Oliver Glasner, no había parado de dar indicaciones durante todo el trayecto del encuentro.

En el lado del Real Madrid, el nivel mostrado por Valverde era altísimo. Se le veía aparecer por la derecha, principalmente, pero también por el centro y la izquierda. Ni que hablar del tema de la recuperación. El uruguayo le hacía ver a Carletto que el banquillo no era para él. Al 36’, por fin se encontraron Benzema y Vinícius, con remate final del brasileño, que Trapp despejó al saque de esquina con la punta de su guante. Sin embargo, la tranquilidad le duró muy poco. Toni Kroos se encargó del cobró y Benzema bombeó el balón de cabeza. Casemiro rescató el esférico, sobre la línea final y, también de cabeza, asistió a David Alaba que, como si de un ‘killer’ se tratara, conseguía la ansiada anotación.

A partir del gol, el Real Madrid se creció y fue un monólogo merengue hasta el final de la primera parte. Benzema remató, al 40’, y el balón se iba lamiendo el poste. Un minuto después, Vinícius volvió a encontrar a Benzema, que vio cómo su remate era rechazado por la defensa, para que llegara Casemiro e hiciera lucir a Trapp. Un minuto de añadido no cambió la historia y el Real Madrid se fue al descanso ganando por la mínima. La historia del primer tiempo, se resume en lo que fue la campaña anterior para los blancos. Courtois sosteniendo al equipo, mientras llegaba el gol. Vinícius y Valverde a lo suyo, como siempre, marcando diferencias, y con un Benzema que fue de menos a más.

El Real Madrid dio inicio a las acciones del segundo tiempo. En la banda, calentaban Rodrygo, Camavinga y Tchouaméni, es decir, olfato goleador, velocidad y fuerza, en ese mismo orden. El Eintracht adelantó un poco sus líneas y ya no esperaba metido en su campo, como al principio del partido.

La primera oportunidad la tuvo Vinícius al 54’, pero Trapp se lo negó nuevamente. El Real Madrid seguía a lo suyo, circulando el balón hasta que, de repente, se juntaban Kroos, Modrić, Benzema y Vinícius para enfilar al arco contrario. Viendo lo que tenía encima, Oliver Glasner no quiso esperar mucho más y, al 67’, introdujo sus primeros cambios. Se marcharon Rode y Lindström, para dar entrada a Gotze y Kolo Muani.

Valverde y Vinícius se fueron uno al lado del otro, a fuerza de potencia y el remate del uruguayo, al 60’, encontraba de nuevo a Trapp. Un minuto después, Casemiro estremecía el travesaño. El Real Madrid buscaba el gol de la tranquilidad con insistencia y buen juego. En el 64’, la defensa merengue se durmió por instantes y le permitió un remate a Knauff que, para su fortuna, Courtois logró resolver. Al minuto siguiente, en el 65’, Benzema resolvió el asunto y marcó el segundo, tras la asistencia de su socio favorito, Vinícius. Ancelotti aprovechó y sacó a Modrić para darle entrada a Rodrygo. Del lado del Eintracht entró Alario por Touré.

Al 70’, casi llega el tercero. Primero con la combinación Vinícius, Valverde y Rodrygo. Luego, en segunda jugada, se incorporaba Benzema a la fiesta. El Real Madrid ya era un vendaval y buscaba el arco contrario con insistencia. En el 75’, salió Fede Valverde para que entrara Camavinga. Cinco minutos después, Rodrygo, Benzema y Kroos, con remate final del alemán, estuvieron cerca de conseguir la nueva anotación, pero el balón se marchó desviado.

Una falta de Camavinga, cerca del área, le otorgó una oportunidad al Eintracht. Corría el minuto 82’, pero el cobro de Gotze no fue bueno. En el 84’, Carletto realizó tres nuevos cambios. Entraron Ceballos, Rüdiger y Tchouaméni. Salieron Vinícius, Kroos y Carvajal. Dos minutos más tarde, una falta de Alaba le concedió a los alemanes un ‘semi-córner’, que tampoco llevó peligro. El Real Madrid se dedicaba a esperar y administraba el resultado con solvencia.

Tres minutos de añadido concedió el arbitraje del encuentro. Para lo que sirvieron fue para que Alario viese la primer amarilla del encuentro. Nada más ocurrió y el Real Madrid sigue a lo suyo en Europa, Supercampeones del continente. Siguiente parada, el próximo fin de semana, para defender su título de LaLiga, porque el balón no se detiene.

Benzema: “Estoy preparado para hacerlo mejor que el año pasado”

Karim Benzema, delantero y primer capitán del Real Madrid, compareció en la previa de la Supercopa de Europa, que disputarán contra el Eintracht. El lugar del enfrentamiento será el Olímpico de Helsinki, el diez de agosto a las 21:00h.

Acerca del camino transitado para tener la posibilidad de optar al título, el francés indicó: “El camino fue difícil, fuimos a la batalla por partido. Esto es un sueño, es algo muy importante. Estamos listos y vamos a intentar ganar. Somos los campeones de Europa y queremos llevar el trofeo a Madrid”.

Benzema eludió catalogarse como el mejor del mundo: “No estoy en eso, pero sí en dar el máximo para este club cada año. El Madrid es el mejor club del mundo y para seguir cada año, hay que mejorar. El curso pasado hice una temporada muy buena, pero lo del ‘mejor del mundo’ es para otra gente. Yo, enfocado en lo mío”.

El tema de la edad también se hizo presente: “No hay edad. No somos jóvenes, pero trabajamos muchísimo en todas las facetas, tanto dentro del campo como cuidándonos fuera. Yo miro a la plantilla y veo un grupo muy bueno”.

Marcelo Vieira, excapitán del Real Madrid, ostenta el honor de ser el jugador con más títulos en el club, con 25 trofeos. Benzema le sigue muy de cerca, con 22. Al respecto señaló: “No es algo que esté en mi cabeza. Pero yo sueño con ganar trofeos y voy a por ellos. Lo individual viene a raíz de las cosas que haces para el equipo, eso es lo más importante”.

También habló de lo que significó para su juego, la salida de Cristiano Ronaldo: “Desde la marcha de Cristiano he metido más goles, eso es cierto. Pero cuando estaba él, yo daba más asistencias, hacía otro trabajo. Sabía que podía hacer más y cuando se marchó, asumí que me tocaba cambiar el juego, la ambición”.

Asimismo, Benzema eludió por completo el tema del delantero que eventualmente le supla: “No lo sé. Aquí está el entrenador y el presidente, en otro lado. Hay muchos jugadores en la plantilla que pueden jugar de delanteros. Yo no te puedo ayudar”.

Luka Modrić también estuvo presente en la rueda de prensa y Benzema fue consultado con respecto a qué le gustaría tener del croata: “Todo, me encanta como juega. En los entrenamientos le ves y es impresionante. Sabe jugar en uno o dos toques. Si tuviese que quedarme con algo, diría que su exterior”.

Para finalizar, Benzema también se mostró ambicioso en cuanto a su desempeño: “El año pasado fue el mejor de mi carrera. Pero estoy preparado mentalmente para hacerlo aún mejor”. Una aseveración que, de seguro, ilusionará a todos los madridistas. Por lo visto, para el francés, el cielo es el límite.

Crónica| Madrid 2-0 Juventus: El Rose Bowl se rinde al Madrid

Partido correspondiente al tercer y último encuentro del Real Madrid en el Soccer Champions Tour. Se disputó contra la Juventus FC, el sábado 30 de julio de 2022, a las 19:00h, hora local, en el Rose Bowl Stadium de Los Ángeles. Para la península ibérica, serían las 04:00h, del domingo 31.

Alineaciones:

Con la dirección del entrenador italiano, Carlo Ancelotti, el Madrid se llevó a 28 jugadores convocados para la gira americana. Todos ellos estuvieron disponibles, tras la recuperación de Carvajal. El de Leganés había causado baja en los dos primeros encuentros, como consecuencia de un ligero esguince de tobillo. Finalmente, la decisión de Carletto fue salir de inicio con Courtois, Carvajal, Militão, Alaba, Mendy, Modrić, Casemiro, Kroos, Valverde, Benzema y Vinícius.

La Juventus, bajo el mando del técnico italiano, Massimiliano Allegri, armó una convocatoria de 23 jugadores. El once inicial quedó integrado por Perin, Danilo, Bonucci, Bremer, Alex Sandro, Zakaria, Locatelli, Fagioli, Di María, Vlahović y Kean.

Ambos conjuntos se habían enfrentado, de manera oficial, en veintiuna oportunidades. El Real Madrid  dominaba la estadística, con once victorias, dos empates y ocho derrotas. La última vez que se vieron, ocurrió en los cuartos de final de la Champions, en 2018. Los merengues ganaron en Italia, por cero a tres, y perdieron en casa, con marcador de uno a tres. Con dichos resultados, el conjunto blanco accedió a las semifinales del torneo y, a la postre, se haría con la Decimotercera copa de su palmarés. El año anterior también se habían visto, en la final disputada en Cardiff que significó la Decimosegunda para el Madrid, al derrotarles uno a cuatro.

El partido:

Tras arrancar con una derrota, por la mínima, en el Clásico, y un empate contra el Club América, el Madrid se presentó en el Rose Bowl Stadium de Los Ángeles. En los días previos, Ancelotti había advertido que el once inicial iba a ser el mismo que utilizará en la disputa de la Supercopa de Europa, el próximo mes de agosto. Además, al finalizar el encuentro frente al conjunto mexicano, señaló rotundamente: “La Supercopa es de los del año pasado, hay que tener en cuenta a los que han ganado la Champions”. Pues esa meritocracia se hizo presente en Pasadena y la alineación de arranque fue la misma que le dio al Madrid la Decimocuarta.

Vistiendo la segunda equipación, de color lila, Modrić dio inicio al encuentro con una jugada preparada que culminó en gol de Benzema. Sin embargo, la acción fue anulada por fuera de juego. Al 4’, Valverde era derribado por Locatelli y el árbitro no quiso mostrarle la merecida amarilla.

Los merengues, con la presión alta, le ponían muy complicada la salida a los italianos. De hecho, entre los minutos 6’ y 7’, disfrutaron de tres robos de balón que no lograron cristalizar. Hubo que esperar al 10’, para ver una primera incursión peligrosa de la Juventus, pero fue resuelta por la defensa madridista.

En el 11’, la Vecchia Signora contó con una falta a favor cerca del área grande, producto de un derribo de Casemiro a Fagioli. El cobro de Bonucci se estrelló en el vértice del arco defendido por Courtois. La siguiente jugada trajo la confusión entre Militão y Alaba que brindó una nueva oportunidad al equipo juventino, pero que tampoco hizo efectiva.

El Madrid probó otra jugada de pizarra, en el 14’, esta vez a la salida de un saque de esquina. Era la segunda que intentaban, tras el saque inicial que culminó en el gol anulado a Benzema. Luego, al 17’, Danilo perdió el balón que le cedió Vlahović y Vinícius aprovechó para llevárselo en velocidad hacia el área. El mismo exdefensa merengue cometió el segundo error de la jugada, al lanzarse en persecución y derribar al brasileño dentro del área. Benzema se encargó de cambiar el penal por gol.

Después de la anotación, la tónica del partido no varió y siguió con el mismo ritmo vertiginoso con el que arrancó, especialmente, en el lado del Madrid. Di María cayó, al 26’, dentro del área, y rodó por el césped en un piscinazo descarado que el árbitro no compró. La típica jugada del argentino que, en un sinfín de oportunidades, le compraban antes de la existencia del VAR. Acá, a falta de la herramienta tecnológica, los encargados de impartir justicia estuvieron muy pendientes y acertados.

Una gran jugada colectiva del Madrid, guiada por Modrić, culminó en un saque de esquina a favor que no era aprovechado. Corría el minuto 34’, y el conjunto español seguía dominando el encuentro de una manera que recordaba su cierre de la campaña anterior y que contrastaba con cómo había comenzado la pretemporada. Se notaba que ya estaban tomando ritmo de competición. Dos minutos después, Benzema se escapaba, pero fue muy bien controlado por Bonucci, que no le permitió rematar con comodidad.

Un robo de Kroos, al 41’, habilitó a Mendy que, a su vez, se encontraba con Vinícius y Benzema llevando la zozobra al arco custodiado por Perin. La siguiente acción provocó el remate del brasileño que se iba afuera por poco. A pesar del dominio merengue, no por ello la Juventus dejaba de intentarlo y, al 43’, la tuvo Vlahović, pero Militão lo controló hábilmente. El cobro del saque de esquina estuvo a punto de transformarse en la igualdad, con un poderoso remate de Bremer que no llegó a destino.

Para cerrar la primera parte, durante los dos minutos de añadido, Vinícius levantó el murmullo del Rose Bowl Stadium con un sombrerito por encima de dos contrarios. Nada más ocurrió porque el arbitraje decidió cortar el último avance del Madrid que cerraba así un gran primer tiempo. Mucho vértigo y velocidad adornados con una buena cantidad de jugadas corales del lado merengue que la Juventus no lograba descifrar. Sería difícil destacar a alguien, pero sí sería justo mencionar el equilibrio que le estaba otorgando Valverde al equipo. El relevo que hacía de Carvajal y de Modrić, le daba mucha seguridad al equipo que se podía desdoblar en ataque, sin temer por la cobertura de los espacios que ellos podían dejar, como consecuencia de sus avances.

Del lado merengue, Ancelotti decidió darle entrada a Rüdiger, en sustitución de Militão, para comenzar la segunda mitad del encuentro. Allegri también realizó un cambio y entró Cuadrado, en lugar de Di María. La primera jugada de peligro estuvo a cargo de Kean, pero fue neutralizado por Dani Carvajal. Valverde y Vinícius hacían lo propio, al 47’, pero tampoco lograban concretar. Esas dos acciones ya hacían prever un segundo tiempo con un ritmo similar al primero.

Al 49’, una combinación entre Valverde, Benzema y Vinícius, con remate final de Alaba, conseguía el primer saque de esquina, del segundo período, cobrado sin consecuencias. El Madrid siguió insistiendo y consiguió otro a continuación, que el austríaco remataba afuera, de cabeza.

Después de una habilitación de Benzema, Mendy se lanzó al espacio en un contragolpe tremendo, pero donde el pase al medio no fue de lo mejor. Sin embargo, la carrera del francés sirvió para mostrar sus actuales condiciones físicas, pues el balón parecía imposible de alcanzar. El mismo lateral volvía a buscar el gol, sin éxito, en el 55’. Tres minutos después, un avance excelso guiado por Modrić, donde participó después medio equipo, tuvo el remate final de Carvajal que Perin logró rechazar. A estas alturas, ya se podía catalogar el encuentro de un recital del Madrid. Benzema lo buscaba, al 61’, pero de nuevo el portero de la Juve le negaba la anotación.

En la banda, Ancelotti preparaba nueve cambios y el once titular no daba tregua tratando de buscar un gol más. No tuvieron tiempo y, al 62’, salieron de la cancha para dar entrada a Lucas Vázquez, Nacho, Vallejo, Ceballos, Tchouaméni, Camavinga, Asensio, Hazard y Rodrygo. Solo se mantuvo Courtois, de los once que comenzaron. Allegri también efectuó sustituciones y salieron Fagiolli, Bonucci y Vlahović. En su lugar, ingresaron Rovella, Gatti y Aké, pero este último se lesionó al poco tiempo de entrar.

La reanudación trajo una nueva jugada coral, donde Hazard encontró a Vallejo, para que éste asistiera a Marco Asensio. El gol que tanto buscó el once de arranque, antes de marcharse, lo conseguía el suplente en un santiamén. Algo normal, si se quiere, y que tantas veces, quien les escribe, les ha mencionado. Una cosa es el mallorquín como revulsivo y otra muy diferente como titular. Perin, Alex Sandro, Bremer y Aké salieron del partido y entraron Pinsoglio, Luca Pellegrini , Rugani y Soulé.

La megafonía anunciaba la entrada de 93.702 espectadores. Al mismo tiempo, la Juventus volvía a mover el banquillo.  Se marcharon Danilo, Locatelli y Kean para que se incorporaran Barbieri, Cudrig y Da Graca. Si alguien piensa que el Madrid aminoraba la marcha con el nuevo once sobre el césped del Rose Bowl, se equivocaba de lleno. La velocidad y la conexión entre jugadores permanecían intactas, mostrándole a Ancelotti que la va a tener difícil a la hora de sentar a alguno en el banquillo. Tanto así que, al 80’, los espectadores comenzaron a corear un ‘ole’ que se prolongó hasta casi el 82’, porque los merengues no perdían el balón.

Asensio veía la amarilla, al 82’, tras derribar a Cuadrado. Al 85’, la Juventus tuvo el descuento, pero fallaron dos rematadores. Los italianos se quedaron buscándola, con dos saques de esquina consecutivos, pero el Madrid abortó las intentonas. Así transcurrieron los últimos cinco minutos, con la Vecchia Signora buscando el de la honrilla, pero la orquesta merengue no lo permitió. Los oles dedicados por los asistentes al encuentro fueron el fiel reflejo de lo sucedido. Coral el once inicial y coral los del ‘rock and roll’, como llamó Ancelotti a los suyos de relevo, en el encuentro anterior. Siguiente parada, el primer trofeo de la temporada en la Supercopa de Europa.

Crónica| Real Madrid 2-2 C. América: Benzema sigue siendo el rey

Partido correspondiente al Soccer Champions Tour, disputado el martes 26 de julio de 2022, a las 19:30h, hora local, en el Oracle Park de San Francisco, entre el Real Madrid CF y el Club América. El recinto seleccionado es sede de los San Francisco Giants, de la Major League Baseball. Para la península ibérica, serían las 04:30h, del miércoles 27. El encuentro fue dirigido por el árbitro estadounidense, Joseph Dickerson.

Alineaciones:

Con la dirección del entrenador italiano, Carlo Ancelotti, el Madrid se llevó a 28 jugadores convocados para la gira americana. Sin embargo, desde su base de operaciones en Los Ángeles, solo viajaron 27 a San Francisco. Carvajal, con un ligero esguince de tobillo causó baja. Finalmente, la decisión de Carletto fue salir de inicio con Lunin, Lucas Vázquez, Nacho, Rüdiger, Mendy, Modrić, Casemiro, Kroos, Asensio, Benzema y Vinícius.

El Club América, bajo el mando del técnico argentino, Fernando Ortiz, armó una convocatoria de 22 jugadores. El once inicial quedó integrado por Ochoa, J. Sánchez, Cáceres, Lara, Reyes, Aquino, Dos Santos, Layún, Zendejas, Viñas y Henry Martín.

Era la tercera vez que ambos conjuntos se enfrentaban en la etapa profesional. Hasta el momento, el Real Madrid  dominaba la estadística, por completo, con dos victorias. La primera, en partido amistoso, data del 2010, donde los merengues se impusieron por tres a dos. Luego, se vieron las caras nuevamente en el 2016, pero esta vez en un encuentro oficial. Sucedió en el Mundial de Clubes y la entidad blanca se impuso, por dos a cero, con goles de Benzema y Cristiano. Hubo dos cotejos más entre estos equipos, en 1927, pero el equipo mexicano no era profesional en aquel entonces.

El partido:

Las acciones comenzaron con el Club América yendo a buscar el arco contrario desde el primer momento. El Madrid no reaccionaba y, con apenas cuatro minutos de juego, Henry Martín anotaba el primer gol del encuentro. No conforme con ello, el conjunto mexicano continuó atacando y no fue sino hasta el 7’, que los merengues pudieron hacerse con el balón por varios segundos.

Tan sorpresivo era lo errático que se mostraban los blancos, como que en el primer cuarto de hora no hubiese aparecido Vinícius. Zendejas se animó con un disparo desde afuera del área, en el 15’, y el balón se marchó rozando el palo derecho del arco defendido por Lunin.

Al 20’, Lucas Vázquez lograba internarse por su banda y, aunque marcó un bonito regate, su pase al medio fue interceptado por la defensa mexicana. Era lo más cerca que se había posicionado el Madrid del arco custodiado por Ochoa. Sin embargo, al 22’, el próximo Balón de Oro, Karim Benzema, se sacaba un remate de la chistera y marcaba la igualdad. Kroos le había habilitado en primera instancia, el francés combinó con Asensio que le devolvió el balón para que él se luciera con un remate imposible de detener por el portero.

En el 31’, el América hizo su primer cambio sustituyendo al guardameta Ochoa por Jiménez. Tres minutos más tarde, Casemiro vio la amarilla por falta cometida sobre Layún. El propio jugador mexicano se encargó del cobro, pero Lunin reaccionó muy bien y se hizo con el esférico. Al 37’, el Madrid se internó hasta con siete efectivos en el área de las Águilas, pero no logró el gol que certificara ese dominio.

Al 40’, apareció Vinícius para driblar a cuatro contrarios y provocar los murmullos del Oracle Stadium. En segunda jugada, Benzema se apoderó del balón, regateó dos contrarios y, en medio de otros dos, se sacó otro remate buscando el mismo palo del gol. Sin embargo, esta vez se fue ligeramente desviado. El francés se mostraba igual de determinante, en el juego, que en la 2021/22.

Ya el dominio inicial de las Águilas no era tal, aunque no por ello dejaban de avanzar con cierto peligro. La diferencia era que el Madrid estaba más asentado en la cancha. En el cierre de la primera mitad, Kroos cobró un saque de esquina donde apareció la nueva variante que tendrán los merengues: Rüdiger en los remates de cabeza. No hubo consecuencias, pero fue una muestra de lo que también puede aportar el berlinés. No fue la última acción porque Viña y Lucas Vázquez tuvieron un pequeño rifirrafe entre ellos. Afortunadamente, para ambos, no hubo consecuencias en el apartado de las tarjetas y los dos conjuntos se fueron al descanso. El Madrid tardó en aparecer, pero logró equiparar las acciones, tanto en el juego, como en el marcador.

El técnico, Carlo Ancelotti, introdujo ocho cambios para comenzar la segunda parte. Entraron Hazard, Camavinga, Tchouaméni, Militão, Alaba, Ceballos, Rodrygo y Valverde. Por su parte, Nacho, Mendy, Casemiro, Modrić, Kroos, Vinícius, Asensio y Benzema, abandonaron el campo de juego.

La primera acción de peligro fue un pase largo de 50 mts, de Militão, que conectó con Valverde en la banda derecha. Su pase al medio fue rematado por Hazard, pero el balón se marchó desviado. Ceballos vio la amarilla, en el 52’. El dominio merengue era avasallante en los primeros minutos y, producto de ello, Lucas Vázquez provocaba la falta de Reyes dentro del área en el 53’. Eden Hazard se encargó del cobro de la pena máxima y lo cambió por el segundo gol merengue.

El vendaval del Madrid continuaba y llegaron sendos remates de David Alaba, al 57’, y de Tchouaméni, al 58’, pero ambos sin éxito. Un minuto más tarde, entró Vallejo en sustitución de Rüdiger. Por parte del América, su técnico Fernando Ortiz, introdujo siete cambios. Salieron Viñas, Martín, Zendejas, Aquino, Dos Santos, Lara y Sánchez. En sustitución de ellos, entraron Fidalgo, excanterano madridista, además de Valdés, Rodríguez, Valdez, Sánchez, Damm y Arturo Martínez.

En el 64’, Ceballos hacía lucirse a Jiménez que le bloqueaba un potente disparo. Ancelotti aprovechó para hacer otro cambio y sacó a Lucas Vázquez para darle entrada a Vinicius Tobías. A pesar de la cantidad de cambios, el Madrid no cesaba en su dominio. Al 72’, el América conseguía aproximarse, tras una falta cometida por Vallejo que les daba cierto respiro. Sin embargo, el cobro no llevó peligro y el guión de la segunda mitad continuaba inalterado.

Rodrygo lo intentaba, al 74’, desde afuera del área, pero su remate se iba por encima del arco defendido por Jiménez. Vinicius Tobías mostró su clase con un regate, al 76’, en el área rival, pero el remate final no pudo ser conectado por su paisano. El lateral suramericano se vio envuelto en una jugada con Fidalgo que se lanzó al césped y el árbitro compró sentenciando el penal. Lunin detuvo en dos oportunidades el cobro ejecutado por el excanterano, pero el arbitraje sentenció la repetición. La nueva ejecución estuvo a punto de ser detenida nuevamente por el ucraniano, pero la pelota se colaba y el América conseguía la igualdad, sin merecerla. La ley del ex nuevamente se cumplía, aunque con la ayuda arbitral que sentenció una falta inexistente.

Ceballos causaba estragos constantes en la defensa rival y todo el juego pasaba por sus botines. Al 84’, se combinaba con Rodrygo, pero sin alcanzar el ansiado gol que les devolviera lo arrebatado. La igualdad en el marcador devolvió el ánimo a las Águilas que buscaban el tercero, pero el peligro real era merengue. Rodrygo sacaba un misil, al 88’, que se marchaba desviado por poco. Al 90’, Jiménez salvó a su equipo y le sacó un remate a Alaba que hubiese significado el triunfo blanco. El árbitro no quiso extender el partido y se cerró con esa acción.

Resultado injusto para el domino mostrado por el Madrid, especialmente en la segunda mitad, a pesar de que le costó entrar en el partido. Benzema sigue en el mismo estado de forma en que terminó la 2021/22. Muchos jugadores a destacar, sobre todo en el segundo tiempo. Ceballos lo está haciendo muy bien cada vez que tiene oportunidad. Alaba se devoró constantemente la banda izquierda. En general, ninguno desentonó. La imagen del equipo mejoró con respecto al amistoso anterior y es innegable que su capitán, el delantero francés, le cambia la cara. Y como dice la famosa canción mexicana: «sigue siendo el rey». Si bien es cierto, la competencia en el mediocampo es feroz, Ancelotti no debe dejar de lado a Dani Ceballos. Siguiente parada, la Juventus.

Karim Benzema es galardonado con el Onze d’Or 2022

A una temporada plena de logros colectivos, por parte del Real Madrid, el delantero Karim Benzema ha comenzado a agregar trofeos individuales. Hace apenas unos días, la afición madridista  le escogió como el mejor jugador del equipo en la campaña. Luego, llegó la selección de la UEFA como el más destacado en la recién finalizada edición de la Champions League. Ahora, la revista Onze Mondial, editada en Francia, le ha otorgado el premio como Futbolista Europeo del período, mejor conocido como Onze d’Or.

Este galardón no es desconocido para Karim, pues ya lo obtuvo en su edición anterior. La larga lista de seleccionados, desde su creación, incluye futbolistas de la talla de Zidane, Maradona, Platini, Messi y Cristiano Ronaldo, solo por nombrar algunos.

Actualmente, el período contemplado es por temporada y su escogencia viene dada por los votos de los aficionados. En un resultado bastante cerrado, el delantero del Real Madrid capturó el 37,2%. El podio quedó completado con Sadio Mané (36,1%) y Robert Lewandowski (10,6%).

Un premio más que merecido para el ‘nueve’ del Real Madrid y que, de seguro, no será el único. Su extraordinaria campaña, la mejor de su trayectoria, con 44 goles y 15 asistencias, además de los títulos de LaLiga, Champions League y Supercopa de España, le avalan por encima de cualquier otro competidor. En el horizonte ya se asoman el Balón de Oro y el The Best, que serían el perfecto colofón al período 2021/22 de su carrera.

Foto de portada vía Web oficial del Real Madrid CF

P