La UEFA estudia un cambio radical para la Supercopa de Europa

El camino para la conquista de la Supercopa de Europa tendrá nuevas espinas, de acuerdo con los estudios que está realizando la UEFA. Hasta ahora, la competición se disputa entre el campeón de la Champions League y el de la Europa League. Así fue como el Real Madrid se hizo con ella en la pasada edición, tras derrotar al Eintracht de Frankfurt. Sin embargo, el máximo organismo europeo está buscando la forma de sacarle mayor rentabilidad a la competición.

De acuerdo con la información del diario británico, The Guardian, la primera modificación sería un cambio de escenario, para trasladar la Supercopa a Estados Unidos. Pero, el asunto no termina ahí. Según el mismo diario, ya no se disputaría entre dos equipos, sino con un formato de “Final Four”. Para ello, quedarían incluidos los dos contendientes actuales, además del ganador de la Conference League y el de la Major League Soccer.

La idea es que el nuevo esquema, para la Supercopa Europea, tome su lugar a partir de 2024. Como el objetivo no es otro que generar más ingresos, se contempla la necesidad de captar nuevas audiencias. Para ello, haría especial hincapié en las familias y fans femeninas. Una de las maneras, aún en estudio, es la ubicación de los partidos dentro de un festival de fin de semana. También evalúan la participación de artistas, antes de los juegos, o en el medio tiempo, tal y como se hace en el Super Bowl.

Finalmente, las informaciones señalan que las discusiones continuarán en la asamblea general de la Asociación de Clubes Europeos. La misma está prevista para celebrarse en Estambul a finales de la semana. Si bien es cierto, aún falta camino por recorrer, no olvidemos que ‘si el río suena, piedras trae’. Además, está el factor dinero y Estados Unidos es un mercado muy interesante. No hay más que ver la repercusión que han tenido los partidos de pretemporada, donde el Real Madrid disputó el Soccer Champions Tour, con un éxito importante de taquilla.

Benzema, segundo goleador histórico del Real Madrid en solitario

En la trigesimosexta jornada de LaLiga, en la pasada temporada, Karim Benzema igualaba a Raúl como segundo goleador histórico del Real Madrid. Nada más y nada menos, que 323 goles. Ahora, el francés asume en solitario ese segundo puesto con su anotación en la Supercopa de Europa. Un asunto no menor, pues deja fuera del podio a otra leyenda madridista. Nada más y nada menos que Don Alfredo Di Stéfano, que baja al cuarto puesto.

La ruta goleadora de Benzema arrancó en la 2009/10, contra el Xerez. Su palmarés es envidiable y ya ostenta 23 títulos. Cinco Champions League y cuatro Ligas adornan sus vitrinas. Además, suma cuatro Mundiales de Clubes, cuatro Supercopas de Europa, cuatro Supercopas de España y dos Copas del Rey.

Para ocupar el segundo lugar histórico de los goleadores del Real Madrid, solo superado por Cristiano Ronaldo y sus 451 dianas, ha anotado en todas las competiciones posibles. En LaLiga se ha apuntado con 219, además de 74 en la Champions League y 21 en Copa del Rey. Por otro lado, agrega tres en el Mundial de Clubes, cinco en la Supercopa de España y dos en la Supercopa de Europa.

Las víctimas favoritas de Benzema son el Athletic Club, con dieciocho unidades, el Valencia, con quince y el Granada, con catorce. Ahora, pareciera que la marca de CR7, dada la edad de Karim, luzca inalcanzable. Son 127 unidades de diferencia, pero a la luz de lo visto, no hay duda de que el próximo Balón de Oro irá tras ella.

Ahora bien, hay otro número que está quedando un poco tapado por la marca recién conseguida en la Supercopa de Europa. Y es que Benzema está a dos títulos de igualar a Marcelo como el máximo ganador de títulos del Real Madrid. Una cifra de escándalo, sin ninguna duda. Pero, alcance o no al lateral brasileño, de lo que tampoco cabe alguna sombra, es que el delantero francés ya tiene su lugar en el Olimpo madridista.

Casemiro, MVP de la Supercopa: “La entrega no es negociable”

El centrocampista del Real Madrid, Casemiro, ofreció declaraciones al finalizar el partido, donde conquistaron la quinta Supercopa de Europa del club. Un encuentro en el que derrotaron al Eintracht, por dos a cero, y donde el brasileño fue elegido como el MVP.

De sus sensaciones, por el título alcanzado, señaló: “Es importante empezar ganando. Sabíamos que era una recompensa al año pasado y lo hemos merecido. Hay que celebrarlo. Otro más”.

Con relación a las expectativas para la temporada que recién comienza, Casemiro indicó: “El Madrid siempre es favorito y este escudo te obliga a darlo todo. En el fútbol a veces se gana y otras se pierde, pero la entrega no es negociable. El Madrid vive de las victorias, sin importar cómo sean, y de los títulos”.

También tuvo oportunidad de referirse a la plantilla: “El año pasado teníamos jugadores de calidad y este han llegado jugadores que aportan mucho. Cada uno lo puede analizar de una forma. Este club vive de presión, de querer ganar y estamos acostumbrados”. Y, en la misma tónica, habló también de Benzema: “Los años anteriores teníamos un ‘Bicho’ que marcaba 50 goles y nos fijábamos menos en Karim. Pero él no ha cambiado nada, siempre ha sido el mejor nueve del mundo. Ahora, simplemente ha dado un paso adelante en marcar goles. Está claro que va a ganar el Balón de Oro, nadie se le acerca”.

Un merecido premio el obtenido por Casemiro. No solo estuvo muy activo en ataque, dando la asistencia a Alaba que abrió el marcador, sino también en la recuperación. Comienza muy bien el equipo para defender los títulos obtenidos en la pasada campaña. Pero, con una temporada marcada por el Mundial, la cohesión y la profundidad de la plantilla cobrarán un papel importante. Y de eso, el Real Madrid demostró mucho en el partido de hoy.

Crónica| Real Madrid 2-0 Eintracht: Nada ha cambiado en Europa

Partido disputado en la noche del miércoles 10 de agosto de 2022, a las 21:00h, en el Olímpico de Helsinki, correspondiente a la Supercopa de Europa, entre el Real Madrid y el Eintracht de Frankfurt. El encuentro fue dirigido por el árbitro inglés Michael Oliver, con el apoyo en el VAR del colegiado polaco, Tomasz Kwiatkowski. En el encuentro, la UEFA estrenó la Tecnología Semiautomatizada de Fuera de Juego (SAOT). Esta se utilizará después, a partir de la fase de grupos, en la próxima temporada de la Champions League.

Alineaciones:

Con la dirección del técnico italiano Carlo Ancelotti, el Real Madrid no presentó bajas y viajó a Helsinki con su nómina completa. En total, la convocatoria incluyó a 25 jugadores. Finalmente, la decisión de Carletto fue salir de inicio con Courtois, Carvajal, Militão, Alaba, Mendy, Valverde, Casemiro, Kroos, Modrić, Benzema y Vinícius. Esta fue la misma alineación con la que los merengues consiguieron su Decimocuarta Champions, en mayo pasado, contra el Liverpool, y que les otorgó el derecho de disputar este trofeo.

El Eintracht de Frankfurt, bajo el mando del técnico austríaco, Oliver Glasner, armó una convocatoria de 22 jugadores. El once inicial quedó integrado por Trapp, Touré, Tuta, Ndicka, Knauff, Sow, Rode, Lenz, Lindström, Kamada, y Borré. En total, apenas una diferencia con respecto a la alineación que se hizo con la Europa League, al derrotar al Rangers en la definición por penales. El serbio Kostić ya no está en el equipo alemán.

La estadística general mostraba que habían transcurrido 62 años del último y único enfrentamiento, entre ambos, en competición oficial, ante 127.621 espectadores. Casualmente, se cumplieron el mismo día en el que el Eintracht se coronó en la presente edición de la Europa League. En aquel entonces, los merengues les derrotaron siete a tres, con cuatro goles de Puskas y tres de Di Stéfano. Un triunfo que sirvió para levantar la Copa de Europa número cinco y quinta consecutiva, en Glasgow. En cuanto al palmarés en el presente torneo, el Real Madrid había obtenido el título en cuatro oportunidades, en los años 2002, 2014, 2016 y 2017.

El partido:

Antes del inicio del encuentro, Benzema y Vinícius recibieron los galardones obtenidos, tras la finalización de la Champions 2021/22. El francés, como mejor jugador del torneo continental y, el brasileño, como mejor jugador joven.

Desde el primer momento, el Real Madrid tomó el control del juego. El Eintracht, por su parte, estaba totalmente metido en propio campo y esperando para salir a la contra. El primer saque de esquina fue favorable a los vigentes campeones de la Champions, provocado por Valverde. El cobro no trajo consecuencias.

Los minutos 12’ y 13’ trajeron las primeras apariciones de Courtois. La primera se marcó después como fuera de juego. En la segunda, Kamada remató a bocajarro. Ambas se resolvieron igual, con sendos paradones del belga. Luego, Vinícius lo tuvo al 16’. Tras la escapada de Valverde y la combinación con Benzema, llegó el brasileño. En realidad batió a Trapp, pero Tuta sacó el balón sobre la línea en una acción poco menos que escalofriante para todos los presentes en el Olímpico de Helsinki.

Courtois volvió a aparecer, en el 23’, para sacarle un remate al ataque alemán. A pesar del 60% de posesión del Real Madrid, hasta ese momento, las situaciones claras de gol eran favorables al Eintracht, por dos a una. Llamativo era, del lado merengue, el poco protagonismo de Benzema. Cerca de la media hora, Lenz caía y Ancelotti aprovechó la interrupción de juego para charlar con algunos de los suyos: Casemiro, Kroos, Carvajal y Militão. Su contraparte, el austríaco Oliver Glasner, no había parado de dar indicaciones durante todo el trayecto del encuentro.

En el lado del Real Madrid, el nivel mostrado por Valverde era altísimo. Se le veía aparecer por la derecha, principalmente, pero también por el centro y la izquierda. Ni que hablar del tema de la recuperación. El uruguayo le hacía ver a Carletto que el banquillo no era para él. Al 36’, por fin se encontraron Benzema y Vinícius, con remate final del brasileño, que Trapp despejó al saque de esquina con la punta de su guante. Sin embargo, la tranquilidad le duró muy poco. Toni Kroos se encargó del cobró y Benzema bombeó el balón de cabeza. Casemiro rescató el esférico, sobre la línea final y, también de cabeza, asistió a David Alaba que, como si de un ‘killer’ se tratara, conseguía la ansiada anotación.

A partir del gol, el Real Madrid se creció y fue un monólogo merengue hasta el final de la primera parte. Benzema remató, al 40’, y el balón se iba lamiendo el poste. Un minuto después, Vinícius volvió a encontrar a Benzema, que vio cómo su remate era rechazado por la defensa, para que llegara Casemiro e hiciera lucir a Trapp. Un minuto de añadido no cambió la historia y el Real Madrid se fue al descanso ganando por la mínima. La historia del primer tiempo, se resume en lo que fue la campaña anterior para los blancos. Courtois sosteniendo al equipo, mientras llegaba el gol. Vinícius y Valverde a lo suyo, como siempre, marcando diferencias, y con un Benzema que fue de menos a más.

El Real Madrid dio inicio a las acciones del segundo tiempo. En la banda, calentaban Rodrygo, Camavinga y Tchouaméni, es decir, olfato goleador, velocidad y fuerza, en ese mismo orden. El Eintracht adelantó un poco sus líneas y ya no esperaba metido en su campo, como al principio del partido.

La primera oportunidad la tuvo Vinícius al 54’, pero Trapp se lo negó nuevamente. El Real Madrid seguía a lo suyo, circulando el balón hasta que, de repente, se juntaban Kroos, Modrić, Benzema y Vinícius para enfilar al arco contrario. Viendo lo que tenía encima, Oliver Glasner no quiso esperar mucho más y, al 67’, introdujo sus primeros cambios. Se marcharon Rode y Lindström, para dar entrada a Gotze y Kolo Muani.

Valverde y Vinícius se fueron uno al lado del otro, a fuerza de potencia y el remate del uruguayo, al 60’, encontraba de nuevo a Trapp. Un minuto después, Casemiro estremecía el travesaño. El Real Madrid buscaba el gol de la tranquilidad con insistencia y buen juego. En el 64’, la defensa merengue se durmió por instantes y le permitió un remate a Knauff que, para su fortuna, Courtois logró resolver. Al minuto siguiente, en el 65’, Benzema resolvió el asunto y marcó el segundo, tras la asistencia de su socio favorito, Vinícius. Ancelotti aprovechó y sacó a Modrić para darle entrada a Rodrygo. Del lado del Eintracht entró Alario por Touré.

Al 70’, casi llega el tercero. Primero con la combinación Vinícius, Valverde y Rodrygo. Luego, en segunda jugada, se incorporaba Benzema a la fiesta. El Real Madrid ya era un vendaval y buscaba el arco contrario con insistencia. En el 75’, salió Fede Valverde para que entrara Camavinga. Cinco minutos después, Rodrygo, Benzema y Kroos, con remate final del alemán, estuvieron cerca de conseguir la nueva anotación, pero el balón se marchó desviado.

Una falta de Camavinga, cerca del área, le otorgó una oportunidad al Eintracht. Corría el minuto 82’, pero el cobro de Gotze no fue bueno. En el 84’, Carletto realizó tres nuevos cambios. Entraron Ceballos, Rüdiger y Tchouaméni. Salieron Vinícius, Kroos y Carvajal. Dos minutos más tarde, una falta de Alaba le concedió a los alemanes un ‘semi-córner’, que tampoco llevó peligro. El Real Madrid se dedicaba a esperar y administraba el resultado con solvencia.

Tres minutos de añadido concedió el arbitraje del encuentro. Para lo que sirvieron fue para que Alario viese la primer amarilla del encuentro. Nada más ocurrió y el Real Madrid sigue a lo suyo en Europa, Supercampeones del continente. Siguiente parada, el próximo fin de semana, para defender su título de LaLiga, porque el balón no se detiene.

Modrić: “La edad no importa, sí lo que haces en el campo”

Luka Modrić, tercer capitán del Real Madrid, compareció en rueda de prensa en la previa de la Supercopa de Europa, contra el Eintracht de Frankfurt. El lugar del encuentro será el Olímpico de Helsinki, en Finlandia, en la reedición del que significó la quinta Copa de Europa para los merengues. En aquel entonces, en Glasgow, triunfaron con marcador de siete a tres. Ahora, 62 años después, se volverán a enfrentar estos equipos en su segundo partido oficial.

El croata habló del camino que les llevó a obtener la Champions y el derecho a disputar este trofeo: “Ha sido duro, pero a la vez muy bonito. Tenemos una enorme ilusión por el partido de mañana, es el posible primer trofeo de la temporada. Hemos hecho una gran pretemporada y vamos a darlo todo”.

Al hablar con Modrić, más temprano que tarde aparecen las voces que le preguntan por el tema de la edad. El centrocampista fue claro: “Para llegar a estos niveles tienes que dedicarte mucho a esta profesión tanto en el campo, como afuera. Y eso es lo que hacemos. Estamos preparados para hacer una buena temporada, dispuestos a dar el máximo”.

El tema no quedó ahí y se le consultó si iba a administrar sus minutos, considerando que hay un Mundial. Modrić lo descartó, de plano: “Para nada. La edad no importa, sí lo que haces en el campo. No hay que mirar la edad. Yo me siento muy bien y no he hablado nada con Ancelotti sobre esto. Él sabe que me gusta jugar y estoy a disposición para dar el máximo. Hay Mundial en diciembre, pero eso no cambia nada. Mi trabajo es este, estar preparado, disponible y entrenar bien”.

Con relación a la importancia que le dan al trofeo, señaló: “Mucha. Cualquier título es importante para nosotros. Recuerdo la última vez que la perdimos ante el Atleti y no quiero volver a sentir eso. Vamos a darlo todo para empezar bien la temporada”. Su respuesta fue tan contundente, que cuando a Benzema se le preguntó lo mismo, a continuación, aseveró: “Nada que añadir. ¡Siguiente!”.

No fue la única pregunta dirigida a ambos capitanes. También se les pidió señalar que le gustaría tener a uno del otro. Modrić se deshizo en elogios hacia Benzema: “¡Todo también! Cuando llegué aquí lo conocía de verle en la tele, pero luego descubrí que es alguien único. Un talento impresionante. Me alegro de que ahora todos reconozcan lo que yo sabía desde hace mucho tiempo. Me quedaría con sus goles, porque a mí me faltan y él los tiene de sobra”.

Escuchar a Luka Modrić, es escuchar a ese jugador que todos quisiéramos tener en nuestro equipo. No se trata nada más de su calidad técnica, que es indiscutible que la tiene, sino también su compromiso con el club, su carisma y su excelente disposición. El Madrid y su selección lo extrañarán, sin ninguna duda, cuando ya no esté sobre el césped. Pero, no pensemos en ello, mejor será disfrutarlo mientras lo tengamos.

Benzema: “Estoy preparado para hacerlo mejor que el año pasado”

Karim Benzema, delantero y primer capitán del Real Madrid, compareció en la previa de la Supercopa de Europa, que disputarán contra el Eintracht. El lugar del enfrentamiento será el Olímpico de Helsinki, el diez de agosto a las 21:00h.

Acerca del camino transitado para tener la posibilidad de optar al título, el francés indicó: “El camino fue difícil, fuimos a la batalla por partido. Esto es un sueño, es algo muy importante. Estamos listos y vamos a intentar ganar. Somos los campeones de Europa y queremos llevar el trofeo a Madrid”.

Benzema eludió catalogarse como el mejor del mundo: “No estoy en eso, pero sí en dar el máximo para este club cada año. El Madrid es el mejor club del mundo y para seguir cada año, hay que mejorar. El curso pasado hice una temporada muy buena, pero lo del ‘mejor del mundo’ es para otra gente. Yo, enfocado en lo mío”.

El tema de la edad también se hizo presente: “No hay edad. No somos jóvenes, pero trabajamos muchísimo en todas las facetas, tanto dentro del campo como cuidándonos fuera. Yo miro a la plantilla y veo un grupo muy bueno”.

Marcelo Vieira, excapitán del Real Madrid, ostenta el honor de ser el jugador con más títulos en el club, con 25 trofeos. Benzema le sigue muy de cerca, con 22. Al respecto señaló: “No es algo que esté en mi cabeza. Pero yo sueño con ganar trofeos y voy a por ellos. Lo individual viene a raíz de las cosas que haces para el equipo, eso es lo más importante”.

También habló de lo que significó para su juego, la salida de Cristiano Ronaldo: “Desde la marcha de Cristiano he metido más goles, eso es cierto. Pero cuando estaba él, yo daba más asistencias, hacía otro trabajo. Sabía que podía hacer más y cuando se marchó, asumí que me tocaba cambiar el juego, la ambición”.

Asimismo, Benzema eludió por completo el tema del delantero que eventualmente le supla: “No lo sé. Aquí está el entrenador y el presidente, en otro lado. Hay muchos jugadores en la plantilla que pueden jugar de delanteros. Yo no te puedo ayudar”.

Luka Modrić también estuvo presente en la rueda de prensa y Benzema fue consultado con respecto a qué le gustaría tener del croata: “Todo, me encanta como juega. En los entrenamientos le ves y es impresionante. Sabe jugar en uno o dos toques. Si tuviese que quedarme con algo, diría que su exterior”.

Para finalizar, Benzema también se mostró ambicioso en cuanto a su desempeño: “El año pasado fue el mejor de mi carrera. Pero estoy preparado mentalmente para hacerlo aún mejor”. Una aseveración que, de seguro, ilusionará a todos los madridistas. Por lo visto, para el francés, el cielo es el límite.

Ancelotti: “La plantilla es muy buena, tengo gran confianza en ella”

En la previa a la disputa de la Supercopa de Europa, el técnico del Real Madrid, Carlo Ancelotti, se presentó en rueda de prensa. El Olímpico de Helsinki será el escenario donde se reeditará la final de Champions disputada hace 62 años. En ella, el conjunto merengue se impuso al Eintracht de Frankfurt, con un abultado marcador de siete a tres, para conseguir su quinta Champions. Coincidentemente, en caso de imponerse, también significaría su quinto trofeo de Supercopa europea.  

Con relación al encuentro previo del Eintacht, en la Bundesliga, donde fue derrotado de forma aplastante, señaló: “No vi ese partido y no nos va a engañar el resultado. El Eintracht hizo una enorme Europa League, mereció ganarla porque jugó muy bien. Son dinámicos e intensos. Para ganarles habrá que luchar y jugar bien, pero tenemos esas condiciones. La pretemporada ha sido muy buena y llegamos con confianza. La ilusión de haber ganado la Champions sigue en nosotros y queremos prolongarla”.

Tras haber desempeñado una gran temporada, que les dio LaLiga, la Supercopa de España y la Champions, el sextete está en el ambiente. Al respecto se mostró cauto, tal y como es su costumbre: “Es posible. Vamos a luchar por absolutamente todas las competiciones, de eso no tengo ninguna duda. Pero, ganarlas será más complicado. No sé si lo conseguiremos, porque es algo muy difícil, pero la plantilla es muy buena y tengo una enorme confianza en ella. Ha mejorado con respecto al año pasado. Vamos a competir y luchar”.

Luego, aclaró por qué ve a esta plantilla mejor que la del año pasado: “En que hemos hecho dos fichajes que han mejorado la calidad física y técnica. Nada más. La alquimia entre veteranos-jóvenes fue una de las claves del éxito del año pasado y puede ir a más en este. Estamos más acostumbrados a vivir juntos. Rüdiger y Tchouaméni suman en eso, calidad y físico”.

Como era de esperarse, el debate de la delantera y la suplencia de Benzema, también fue abordado en la rueda de prensa. Ancelotti continuó en la misma línea de sus declaraciones anteriores: “Tenemos a Benzema, Mariano, Hazard, Rodrygo, Vinicius y Asensio. Son muchos delanteros. Evidentemente cuando te falta el mejor delantero del mundo, de momento, afecta. Sustituir a Benzema es imposible, no hay nadie en el mundo que pueda hacerlo. Si se constipa, nos adaptaremos”.

Con respecto al once inicial, el técnico fue consultado acerca de si mantendría el que salió en la final de la Champions. Ancelotti apuntó: “Es fruto del mérito de muchos, no sólo de once. Aunque mañana jugará el equipo que la ganó (el de la final de París). Tengo la duda de uno… dos…. tres… (ríe). Los dos que están aquí creo que van a jugar… ¡si quieren! (Benzema y Modrić)”.

Ancelotti también valoró lo que significó, para él, la campaña anterior: “Diría que sí fue la más increíble, como entrenador. Nunca había ganado Liga y Champions a la vez. Mis jugadores lo consiguieron con una suma de espíritu, actitud, calidad, entusiasmo y experiencia”.

De la cantidad de aficionados alemanes que estarán en el estadio, no se mostró preocupado: “Es mi primera vez en Finlandia. Un sitio precioso, la verdad. Me gusta mucho Canadá y lo encuentro similar. La selección finlandesa firmó un gran hito jugando la pasada Eurocopa. Estamos muy contentos de estar aquí, de recoger el cariño de tanta gente. Habrá muchos del Eintracht, pero como visten de blanco, predominará ese color. Así que podremos pensar que todos van con el Madrid”.

Unas declaraciones al mejor ‘estilo Ancelotti’. Sincero y distendido en sus respuestas, guardándose alguna que otra cosa para no mostrar todas sus cartas. Sin embargo, es tal la seguridad que muestra, que cuando da algún que otro dato, poco podrá aprovecharlo el contrario. De hecho, no hay más que ver las alineaciones que utiliza. En este caso, desde el Soccer Champions Tour fue muy claro: jugarán los que ganaron la Champions. Además, los onces los da a conocer dos horas antes del arranque del partido. Algo atípico, pues lo estándar es una hora antes. Ese es Ancelotti, seguro de sí mismo y con la habilidad de transmitir esa confianza a sus jugadores. La nueva temporada está por comenzar y qué mejor que con la posibilidad de sumar un título más.

Opinión| Nuevo curso del Madrid, analistas apocalípticos de vuelta

Aún tengo frescos en mi memoria los recuerdos de los ‘análisis’ de propios y extraños, hace un año atrás. La funesta temporada que se le avecinaba al Real Madrid era poco menos que apocalíptica y con el correr de los primeros partidos, más se despachaban los ‘expertos’ a gusto. Una de las mejores que recuerdo es que el equipo se fundía y no pasaba de enero. Esto porque la sumatoria de esfuerzos y edad de los jugadores así lo vaticinaba y garantizaba.

Mientras más vuelo tomaba el equipo, más cerca estaba el apocalipsis. Se ganó la Supercopa de España, pero eso no hizo sino acrecentar los malos augurios. A fin de cuentas, se iba a pagar el esfuerzo y, como para darle más alas, el Real Madrid quedó eliminado en la Copa del Rey.

Lo más llamativo del asunto es que una buena parte de los vaticinios provenían de un importante sector de la afición. Ni que hablar del periodismo supuestamente afín al club. Como reza el dicho popular, “con amigos así, para que quiero enemigos”.

Pues resulta que al sol de hoy, todos sabemos cómo terminó la historia. Sin embargo, para lo que les voy a comentar después, parece que es menester recordarlo. La Supercopa de España en el bolsillo del Madrid, precisamente en enero. Luego, llegó LaLiga N°35, cerrada con trece puntos de ventaja sobre el más inmediato seguidor. Esto, sin olvidar que pudieron ser unos cuantos más, de no haber regulado esfuerzos. Finalmente, la Decimocuarta Champions, en una ruta épica que la catapultó a una de las mejores de la historia, o la mejor, según el cristal con el que se mire.

En esa Decimocuarta cayeron, uno tras otro, todos aquellos que, para los mismos ‘analistas’, representaban el nuevo orden mundial del fútbol. El París Saint-Germain con ‘el mejor tridente del mundo’. Luego, el hasta ese momento vigente campeón europeo, el Chelsea. Después, el club que dirige el inventor del fútbol, el Manchester City. Finalmente, ‘la orquesta’ dirigida por el que debió ser el entrenador del Real Madrid, el todopoderoso Liverpool. Un club que, dicho sea de paso, reactivó el mantra de la ‘venganza’, por la supuesta afrenta de un defensa central que, haciendo su trabajo, osó “lesionar a propósito” a su delantero estrella.

A pesar de que esta historia está ahí, a la vista de todos y vivida con pelos y señales, parece ser que no se ha aprendido la lección. Los últimos días, el asunto ha ido en aumento, y se ha visto aderezado por otros ‘análisis’ donde hacen su aparición las tristemente célebres palancas. Y no las llamo así por un asunto de preferencias futbolísticas. Lo hago por no compartir, ni el relato, ni la propaganda, ni el concepto.

Para no ahondar mucho en el tema, lo pondré así. Los inventores del axioma aquél, de que la cantera era la base, no solo de su equipo, sino del mundo fútbol, incluida la selección, cambiaron de opinión. Resultó que el asunto no era tan así. Hacían falta fichajes con nombre, no importa su edad, sino que tengan eso, nombre. Pero, como para ello no había dinero, sino deudas, había que vender patrimonio. Es decir, la cantera no es tal y hay que vender los activos, porque en la vereda del frente ya tienen 14 Champions y 35 Ligas. No importa si mañana no hay pan, o si viene una hecatombe parecida a la reciente pandemia que sumada a una gestión nefasta les arruinó. Lo que importa es el hoy y, del futuro, que se encargue la siguiente directiva.

Pero volvamos ahora, a las predicciones astrológicas de ciertos sectores para el Real Madrid, con un ejercicio de memoria. La temporada pasada, se consolidó una corriente en cierto sector de aficionados que clamaba por un ‘volantazo’. Para ellos, Camavinga y Valverde eran los llamados a desplazar al tridente que Carlo Ancelotti llamó hace poco el “Triángulo de las Bermudas”. Pero, no solo el centro del campo estaba en entredicho.

Más de uno pidió la cabeza de Dani Carvajal y de su suplente, Lucas Vázquez. Al primero de ellos, incluso le llegaron a achacar una supuesta falta de nivel para estar en el Real Madrid. Ni se diga del extremo gallego reconvertido a lateral. Los ‘directores deportivos’ de sillón clamaron al unísono por traer otros activos ‘de nivel’. Esto sin contar las críticas feroces por la pasada venta de Achraf Hakimi.

De la delantera, ni que decir. Una buena parte dudaba de Vinícius, Rodrygo, Benzema, Hazard y paremos de contar. El colofón del asunto fue el ya mencionado al comienzo, el Madrid no aguantaba y en enero se derrumbaba. Entre la edad y el físico, nada había que hacer. A esas alturas, las predicciones apuntaban a que Ancelotti era poco menos que tonto y Antonio Pintus era un recién llegado al tema de la preparación física.

Los triunfos alcanzados, traducidos en tres trofeos en las principales competiciones calmaron las aguas, pero solo por pocos días. No se habían enfriado aún las celebraciones cuando volvieron a aparecer los temas. Con la confirmación de la llegada de Antonio Rüdiger y Aurélien Tchouaméni ya se vislumbraban de nuevo esos ‘vientecillos’ en el ambiente. Pero cuando el Real Madrid empezó a disputar los encuentros del Soccer Champions Tour, se alcanzó punto de ebullición. Ya Casemiro no hace falta y Mendy sobra. Tenemos a Rüdiger y al francés hay que venderlo, además “se lesiona mucho”. El tridente del mediocampo debe quedarse en el hangar porque Tchouaméni, Camavinga y Valverde son los nuevos iluminados. Eso sí, que nadie se olvide de fichar delanteros.

El que les escribe no pretende hacer un tratado de psicología para analizar las reacciones de un importante sector de aficionados y analistas, año tras año. No, no es la idea. Pero si de algo quisiera que sirviera este escrito es para hacer un llamado a la calma. Principalmente, porque los resultados avalan a esta segunda etapa de Ancelotti y enésima de los suyos que, por más que se diga, no se cansan de ganar títulos.

El potencial de la segunda unidad del Real Madrid es innegable y, como en la vida, llegará el momento en el que los más veteranos cedan el testigo a los más jóvenes. Es ley de vida, más aún en el deporte, pero no nos apresuremos. Más de uno ya hubiese sentado a un tal Luka Modrić, con tan solo consultar su DNI, próximo a cumplir 37 veranillos y ahí está el croata con la ambición y la fortaleza que ya quisieran muchos jovencitos de 18.

Y para terminar, algo más delicado y que tiene que ver con la salud de cada quien. Si a alguno de nosotros nos echan de nuestro trabajo, por razones médicas, de seguro elevaríamos las voces y bien alto. Estamos más que conscientes que en el deporte el físico priva y mucho. Pero, si cada vez que alguien tiene un problema, lo apartamos y prescindimos de él ¿a dónde vamos a llegar? Que Dani Carvajal y Ferland Mendy vivieron momentos malos de salud, está fuera de discusión, pero ¿quién de nosotros no los ha sufrido? Ahora bien ¿alguien se atreve a dudar de sus cualidades? Yo no lo haría, ni los daría por muertos y si no, pregúntenle al flamante nuevo delantero del Liverpool que no vio luz en la final, gracias al de Leganés. O a aquél del Manchester City que vio frustrado su gol sobre la línea de meta.

Los mismos argumentos son válidos para un tal Hazard. Nadie discute que su llegada al Madrid no fue lo mejor en lo físico, rayando incluso en lo no profesional. Pero, a partir de ahí, el calvario con el bendito tobillo no es para deseárselo ni al peor enemigo. Un tema donde se juntaron el hambre con las ganas de comer. Decisiones médicas y personales para tomar una vía u otra, tratamiento conservador o agresivo, es decir, como diría aquel escritor, ‘to be or not to be’. Seguramente algunas de ellas no fueron correctas, como corresponde  a toda gestión donde intervienen humanos. Hay errores y aciertos. Ahora, supongamos por un momento que al fin se dio con la tecla y el belga por fin se ha recuperado ¿no merece una oportunidad? No pensemos que se llama Hazard, pensemos que puede ser cualquiera de nosotros, en cualquiera que sea nuestro ámbito laboral.

A todas estas, la conclusión que quiero compartir con ustedes es que sí, es cierto, tenemos ‘Unidad B’… pero, por favor, no perdamos la cabeza. Tiempo al tiempo y démosle a los más veteranos ese respeto que muy bien se lo han ganado en el campo. Un respeto que viene dado, no solo por los títulos, sino por el profesionalismo y entrega demostradas.

En cuanto al resto de equipos y, en particular ‘el apalancado’, que sean ellos los que hablen y cuelguen pancartas. Que su preocupación sea la de inventar cánticos para celebrar la no llegada de Mbappé. Una situación que, por cierto, quien les escribe ha llegado a agradecer. Sí, porque aunque me hubiese gustado verle de blanco y defender el escudo merengue, visto lo visto, creo que no reúne algo que va más allá del excelso manejo del balón.

Sin valores, ni respeto, la calidad ya no importa. Y de eso, tienen y en abundancia, la plantilla del Real Madrid, apartando un par de casos que todos sabemos y no hace falta nombrar. Su ausencia nos dará la oportunidad de ver otros activos que ya tenemos, que a veces no apreciamos, ni valoramos lo suficiente. Unos que, por cierto, formaron parte de remontadas y salvaron goles en contra. Unos que, con el complemento de la ‘Unidad B’, seguirán sumando éxitos. Calma, paciencia, que los fichajes lleguen cuando deban de llegar, con una buena gestión. Esa misma que ahorró en tiempos de vacas gordas, que le dio tiempo a crecer a lo que había y que, cuando llegaron las vacas flacas, siguió sumando conforme a su historia. Esto es lo que creo y que pase, lo que tenga que pasar.

El agosto del Real Madrid, la misma tónica del cierre de la 21/22

Entramos en el mes de agosto y, aun cuando todavía quedan varios días de pretemporada, dentro de poco, el calendario oficial comenzará a rodar. Para la gran mayoría de clubes, las competiciones locales ocuparán sus atenciones. No así para el Real Madrid, acostumbrado como está a disputar los mejores torneos del mundo, pues el arranque de la 22/23 tendrá de todo para ellos.

De entrada, comenzará como terminó el curso pasado, es decir, disputando un torneo europeo. En mayo, concretamente en París, se encontraba ganando su Decimocuarta Champions para cerrar la campaña. Ahora, dará inicio, también en Europa, en Finlandia, para dirimir la Supercopa de Europa. Luego, entrará de lleno en LaLiga para defender su título de campeón y buscar el bicampeonato.

Por otro lado, este mes de agosto tendrá una particularidad y es que el Real Madrid no disputará ningún encuentro en el Bernabéu. La Supercopa se jugará en el Olímpico de Helsinki y los tres partidos de LaLiga serán como visitante. Esto le dará un respiro a la entidad merengue para continuar adelantando las obras de remodelación en el estadio.

Las fechas definidas para cada uno de los enfrentamientos son las siguientes:

Miércoles 10/08, Real Madrid vs Eintracht de Frankfurt, 21:00h.

Domingo 14/08, Unión Deportiva Almería vs Real Madrid, 22:00h.

Sábado 20/08, Real Club Celta de Vigo vs Real Madrid, 22:00h.

Domingo 28/08, RCD Espanyol de Barcelona vs Real Madrid, 22:00h.

La primera plantilla ha ido de menos a más en sus encuentros de pretemporada, en el marco del Soccer Champions Tour. Comenzó con una derrota por la mínima, en el Clásico, para luego empatar a dos contra el Club América de México. Finalmente, en el último partido de la gira, derrotó de manera muy convincente a la Juventus, por dos a cero.

Tocará ahora, al Real Madrid, certificar ese nivel alcanzado para hacerse con el primer trofeo de la temporada. Sin embargo, el Eintracht, flamante campeón de la Europa League, llegará con más rodaje y no se lo pondrá fácil. Luego, tres encuentros en LaLiga, donde sería muy útil sacar el máximo de puntos posibles para optar al bicampeonato. No hay que olvidar que habrá un Mundial a finales de año, que pondrá a prueba la planificación de los clubes. Ancelotti, su cuerpo técnico, además de Antonio Pintus, liderando el apartado de la preparación física, tienen todo un reto por delante. Aunque los títulos se ganan en mayo, no cabe duda de que este mes de agosto nos mostrará cómo se va perfilando el Madrid de la 2022/23.

Vinícius: “El Bernabéu es un lugar único en el mundo”

El Real Madrid está inmerso en su gira de preparación de tres partidos en Estados Unidos, con un objetivo muy claro, la Supercopa de Europa. Poco más de dos semanas faltan para ello, pero ya comenzamos a ver declaraciones que apuntan hacia la disputa del primer trofeo de la temporada. En esta oportunidad, llega el turno del delantero Vinícius Júnior.

El delantero brasileño conversó con los medios oficiales de la UEFA. Como no podía ser de otra forma, se refirió a ese primer objetivo: “Es clave ganar todos los partidos que puedas, especialmente si quieres ganar títulos importantes como la Supercopa de Europa. Estamos preparando la temporada y el partido del diez de agosto. Vamos a ir con todas nuestras ganas para intentar llevarnos el primer título de la temporada”.

También fue consultado con relación al gran desempeño en la recién finalizada edición del torneo continental: “Es el ADN de este club y de esta camiseta y siempre aparece en los partidos importantes. Tenemos jugadores que saben cómo afrontar los partidos en la Champions League”.

Al igual que otros jugadores consultados en su momento, Vinícius coincidió en cuál fue el momento más importante en la ruta a la Decimocuarta: “Algunos partidos se convierten en una montaña rusa emocional y nosotros lo sabemos llevar a nuestro terreno. En dos minutos, Rodrygo salió y marcó dos goles que nos llevaron a la final. Fue el momento más importante de esta competición, el partido contra el City”.

Pasando a la final disputada en París, y que significó la conquista de la 14, apuntó: “Después de una temporada maravillosa, lo justo era coronarnos con una victoria en la final. Llevo jugando al fútbol más de quince años y nunca sabes cuándo vas a jugar una final, así que quería disfrutarlo al máximo”. Con relación a su gol, Vinícius agregó: “Fue una sensación irrepetible. Solo los que han marcado en este tipo de partidos, en la Champions, pueden entender este sentimiento. Es indescriptible. No sabes cómo expresarlo, cómo contarlo, no hay forma de explicarlo”.

Hablar de ese trofeo no estaría completo sin referirse a la afición del Bernabéu y a la celebración: “Es un momento importante, con la camiseta más prestigiosa del mundo y en la competición más importante. El Bernabéu es un lugar único en el mundo, con nuestros aficionados, por eso lo celebramos tanto. Habíamos celebrado LaLiga unos días antes y celebramos la Champions League después de una temporada brillante”.

Con relación a la conformación de la plantilla, resaltó la sinergia alcanzada: “Conseguimos sacar lo mejor de nosotros mismos, como equipo, durante toda la temporada. Logramos aunar la experiencia de los jugadores más veteranos con los más jóvenes. Esa mezcla fue la clave de lograr títulos esa temporada”.

De su forma de jugar, Vinícius resaltó lo que tantas veces, quien les escribe, ha mencionado como su principal virtud. Más allá de sus cualidades técnicas, si algo caracteriza al brasileño es su constante afán por intentar hacerlo lo mejor posible, una y otra vez. Esto, sin importar si falló, o no, en la anterior, siempre sale a dar el máximo. Y así lo aseveró: “Lo que mejor hago es driblar. Siempre lo intento. Incluso cuando no me sale, lo vuelvo a intentar. Quiero avanzar lo máximo y darle a mi equipo la opción de la mejor jugada dentro del campo. Cuando consigo regatear, queda un rival menos para mí y queda uno menos para todo el mundo”.

Para finalizar, no podía quedar de lado esa dupla que ha logrado conformar con Karim Benzema. Al respecto, manifestó: “Siempre es importante tener influencia en los partidos. Karim siempre me dice que sea valiente desde que llegué al club. Tienes que tirar para marcar, o pasar para asistir. Si no, quédate con el balón. Nuestra conexión ha sido muy buena y hemos podido ganar muchos partidos juntos”.

Sin duda, la evolución de Vinícius, en cuanto a resultados, ha sido para enmarcar. No así sus ganas y su forma de trabajar, para intentar lograr sus metas, porque eso siempre ha estado en él, sin importarle las burlas recibidas. Cada vez se oyen menos detractores, o ‘profetas del desastre’, pero lo que comienza a preocupar, es ver como tratan de ‘cazarle’, partido tras partido. El primer encuentro de la pretemporada, contra el Barcelona, fue una muestra de ello. Tres adversarios le salieron al paso, en apenas siete segundos, con la clara intención de lesionarle. De ello deberá cuidarse el brasileño, para así continuar deleitando con su fútbol a todos aquellos que sí disfrutamos verle jugar sobre el césped.

La plantilla del Real Madrid ya tiene fecha para volver a los entrenamientos

El Real Madrid finalizó la temporada por todo lo alto tras lograr la decimocuarta Champions en París y con una celebración a la altura para brindar el título a la afición merengue. Además hay que añadir la consecución de LaLiga Santander y la Supercopa de España.

Por tanto los jugadores del conjunto blanco ya están de vacaciones, aunque hay bastantes jugadores que están concentrados con sus selecciones para disputar compromisos internacionales.

La plantilla del Real Madrid ha sido citado el 8 de julio para comenzar a preparar la próxima temporada, tal como ha informado Sergio Quirante. El primer compromiso que tendrá el equipo dirigido por Carlo Ancelotti será la final de la Supercopa de Europa, el 10 de agosto. Tres días más tarde arrancará LaLiga Santander, hay que recordar que este año entre los meses de noviembre y diciembre se parará para que se dispute el Mundial de Qatar.

Por lo tanto los jugadores tendrán un mes aproximadamente para preparar la final. Los merengues buscarán arrancar la temporada 2022/23 logrando el primer título, en su primer partido oficial.. 

Próxima parada oficial del Madrid: Supercopa de Europa reeditando la 5ª

Tras la consecución de su 14ª Champions League, el Real Madrid se hizo con el derecho de disputar la Supercopa de Europa. Un encuentro donde se enfrentará con el ganador de la reciente edición de la Europa League.

El lugar escogido, para esta oportunidad, es la ciudad de Helsinki. La fecha estipulada es el 10 de agosto, en el estadio Olímpico de la capital finlandesa, por lo que el clima esperado será de temperaturas agradables. Este mes, en particular, suele promediar entre 20°C y 13°C, así que, ya por ese lado, se vislumbra un gran escenario.

Esta definición tendrá como protagonistas al Eintracht Frankfurt y al Real Madrid. Por parte del club alemán, tan pronto se conoció cuál sería su rival, le dedicó un mensaje de ‘bienvenida’, en sus redes sociales: “¡Nos vemos, @realmadrid!”.

Tampoco quisieron perder la oportunidad para recordar el pasado enfrentamiento, entre ambos, en competición oficial. Hace 62 años, cumplidos justamente el día en el que el Eintracht se coronó en la presente edición de la Europa League, los merengues les derrotaron siete a tres. Ese triunfo, con cuatro goles de Puskas y tres de Di Stéfano, sirvió para levantar la Copa de Europa N°5 y quinta consecutiva, en Glasgow. Y los alemanes, así lo recordaron en sus redes sociales: “¡El fútbol siempre da revancha! ¡Nos vemos pronto en la Supercopa, @realmadrid!“

Así que la mesa está servida para un encuentro, con mucha historia, y que se vislumbra apasionante por la calidad de los contendientes. Será el estreno europeo de los de Ancelotti, sin haber entrado aún en calor, pues LaLiga comenzará el siguiente fin de semana. Pero si hay un lugar para ponerse a tono, nada mejor que con un trofeo de por medio.

P