El mundo se le encima al Atleti, Fiscalía entra en el caso Vinicius

Si el Atleti pensó que con su tardío comunicado donde, entre otras cosas, evitó nombrar a Vinicius, las aguas se calmarían, pues nada más lejos de la realidad. Ahora, la Fiscalía Provincial de Madrid investiga si hubo delito en los cánticos racistas dirigidos al brasileño en el derbi.

Ya lo habíamos previsto cuando el conjunto rojiblanco emitió su comunicado, casi 48 horas después de ocurridos los detestables acontecimientos. Sus palabras lucían reactivas y habían perdido la oportunidad de actuar proactivamente. Esto porque, previamente, ya se había conocido que LaLiga decidió denunciar a Antiviolencia los cánticos en contra de Vinicius. Además, no era la primera vez que sucesos así tomaban lugar en un sector de la afición atlética, tal vez, mucho más numeroso de lo que ellos quisieron hacer ver, o reconocer.

Según se ha podido saber, desde la propia Fiscalía, el tema se trata de dilucidar si se ha cometido un delito. Uno que estaría relacionado con el ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas. Por otro lado, encargó a la Policía que analice las grabaciones para identificar a los presuntos responsables. Asimismo, pidió que le informen de si estas personas tienen algún tipo de relación con grupos violentos o movimientos de ideología extremistas. También pidió averiguar si han estado involucrados en otros incidentes o infracciones de similar naturaleza.

A la luz de los acontecimientos sucedidos, día tras día, el caso parece lejos de terminar. El Atlético no ha tomado medidas para erradicar el sector violento de su afición y el caso Vinicius tomó una dimensión global. Los apoyos recibidos desde todas partes del planeta fútbol crearon una ola que no han podido detener. Ojalá y esto sirva para seguir avanzando en la dirección correcta y eliminar el racismo y la violencia, al menos, en los campos del deporte rey.

El Atleti pone las ‘barbas en remojo’, a medias, por el caso Vinicius

El caso Vinicius está muy lejos de cerrarse y al Atleti no le quedó más remedio que pronunciarse. Ya no podía seguir tapando el sol con un dedo. Sin embargo, no fue capaz de nombrar a la estrella brasileña en el comunicado que decidió emitir, casi 48 horas después del Derbi.

El Atleti se cuidó de muchas cosas. Por un lado, dijo que era una minoría de aficionados, también habló de racismo, pero evitó nombrar al blanco de los ataques: “El Atlético de Madrid condena rotundamente los cánticos inadmisibles que una minoría de aficionados realizó en el exterior del estadio antes de la celebración del derbi”. Sin embargo, su emisión posterior a que LaLiga decidiera denunciar a Antiviolencia los cánticos en contra de Vinicius, les hizo perder una oportunidad dorada. La etiqueta de ‘reactivo’, en vez de ‘proactivo’, no podrán quitársela a este comunicado.

No fue el único tema tocado. El Atlético, en una clara alusión a programas como el Chiringuito de Jugones, aunque sin nombrarlo, habló de lo sucedido en la previa. Al respecto, señaló: “Dejando clara una vez más nuestra más enérgica condena de estos hechos, que no tienen la más mínima justificación, creemos que lo que ha sucedido en los días previos al derbi es inadmisible. A los aficionados se les pide cordura y racionalidad y, sin embargo, profesionales de diferentes ámbitos generaron durante la semana una campaña artificial encendiendo la mecha de la polémica sin medir la repercusión de sus acciones y manifestaciones”.

No hay que olvidar que la mecha se encendió con las declaraciones de Koke. Sin embargo, aunque estas no invitaban a la tranquilidad, también hay que reconocer que no tuvieron tintes racistas. Algo que sí ocurrió en el programa mencionado, con las declaraciones del tertuliano Pedro Bravo y su desafortunada referencia a “hacer el mono”, aderezada con el “irse a su país”. Si bien es cierto, después llegaron las disculpas, tanto del agente, como del presentador del programa, estas no hicieron más que avivar la llama. El llamado de este último utilizando los términos ‘buitres’ e hipócritas’, destinado a todos los que reaccionaron, lo que hizo fue avivar la llama. De hecho, en este momento, el tweet #ApagónAlChiringuito es viral en redes sociales.

Volviendo al Atlético de Madrid, no es la primera vez que eventos así ocurren. En la pasada edición de la Youth League, Peter fue el blanco de los cánticos racistas. Nada ocurrió en aquel entonces. Pero, ahora, el movimiento generado en torno a Vinicius no se compara en repercusión. El Real Madrid, los aficionados madridistas y, en general, el mundo del fútbol, esperan una decisión ejemplar de los órganos competentes. La entidad merengue ya habló de ejercer acciones legales. El Atleti, también debe tomar medidas que sean contundentes. Ya no se trata solamente de Vinicius y las excusas ya no cuelan.

Vinicius cumple su promesa y baila en el Cívitas Metropolitano

La semana previa al Derbi, de Vinicius Júnior, ha sido más agitada de lo que tal vez él desearía. Sin embargo, no se ha apartado de su ‘Norte’, que no es otro que deleitar con su fútbol al aficionado madridista y a todo aquel que ame el fútbol. Y si del deporte rey se trata, la filosofía de este grandísimo jugador es que la alegría va de la mano con su profesión. Para él, como para tantos otros jugadores brasileños, esa emoción no se puede apartar del baile. Y así fue, tal y como ya lo prometió en la previa, su fútbol, su alegría y sus bailes, inundaron al Cívitas Metropolitano. Ello, a pesar de los cánticos racistas recibidos desde antes que rodara el balón.

Vinicius no pudo sentirse más arropado en los días previos. Por un lado, el Real Madrid emitió un comunicado oficial donde anunció acciones legales y protegió a su estrella. De paso, lanzó una advertencia para amparar a toda su plantilla: “El club ha dado instrucciones a sus servicios jurídicos para emprender acciones legales contra cualquiera que vierta expresiones racistas hacia nuestros jugadores”.

El asunto había comenzado con Koke, capitán rojiblanco. Según sus propias palabras, el público no entendería la celebración de Vinicius y agregó: “Habría lío seguro, es lo más normal”. Pero es que a ello, se sumaron las desafortunadas declaraciones del tertuliano, Pedro Bravo, en el programa El Chiringuito de Jugones. Unas donde no se le ocurrió nada mejor que decir que Vinicius “tiene que dejar de hacer el mono”. Más allá del significado de la expresión según el país desde donde se lea, no dejaba de ser de lo más inapropiada para el momento. Más aún, cuando se suma al hecho de que dicho tertuliano ha confesado, en reiteradas oportunidades, sus simpatías por el Atleti.

Afortunadamente, a partir de ahí el mundo del fútbol reaccionó y los apoyos llegaron uno tras otro. Además del propio club; Neymar, Pelé, Ronaldo, Romario, Gabriel Jesús, Iniesta, Raphinha, Dani Alves, Morata, la CBF y el Arsenal solo fueron algunos de ellos. Nombrarlos a todos ocuparía mucho espacio, pero lo cierto es que fue algo generalizado y contundente.

Si el hashtag #BailaViniJr reventó las redes sociales, Vinicius no se quedó atrás. En su comunicado ya había aseverado: “Siempre intento ser un profesional y un ciudadano ejemplar […] No dejaré de bailar”. Y así lo hizo, bailó en el gol de Rodrygo para inaugurar el marcador. Luego, la segunda anotación nació de una escapada suya, donde estrelló el balón en el poste y el rebote fue tomado por Valverde de manera magistral para batir a Oblak. Casi al filo del término del encuentro llegó el descuento rojiblanco que no alteró el nombre del ganador.

No fue el partido más brillante de Vinicius durante noventa minutos. Pero sus chispazos hicieron acto de presencia en el marcador y en la preocupación de los rivales. Ya llegarán enfrentamientos más diáfanos, con menos tensión y menos obstáculos. Pero, mientras tanto, podemos decir que Vinicius bailó en el Cívitas Metropolitano y cumplió su promesa. Ganó el Real Madrid, pero también ganó el fútbol.

El Real Madrid anuncia acciones legales y protege a Vinicius

El Real Madrid ha salido en defensa de su jugador, Vinicius Júnior, en virtud de los ataques recibidos en la previa del Derbi. Lo ha hecho de manera contundente y con un comunicado oficial que no deja lugar a dudas.

En el texto, el club comienza rechazando lo ocurrido: “El Real Madrid C. F. rechaza todo tipo de expresiones y comportamientos racistas y xenófobos en el ámbito del fútbol, del deporte y de la vida en general, como los lamentables y desafortunados comentarios dirigidos en las últimas horas contra nuestro jugador Vinicius Junior”.

Asimismo, la entidad merengue le brinda su apoyo total a Vinicius: “El Real Madrid quiere mostrar todo su cariño y apoyo a Vinicius Junior, un jugador que entiende el fútbol como una actitud ante la vida desde la alegría, el respeto y la deportividad.  El fútbol, que es el deporte más global que existe, debe ser un ejemplo de valores y convivencia”.

Por si lo dicho hasta ahora fuese poco, el Real Madrid señala que emprenderá acciones legales: “El club ha dado instrucciones a sus servicios jurídicos para emprender acciones legales contra cualquiera que vierta expresiones racistas hacia nuestros jugadores”.

En InformaFútbol  hemos informado, a lo largo del día, de todo lo que ha sucedido. Primero, hablamos acerca de cómo una parte del mundo rojiblanco había colocado a Vinicius en el punto de mira. Luego, escribimos acerca de la gran cantidad de apoyos que el mundo fútbol le había brindado y lo seguía haciendo. Ahora, su club, el Real Madrid, ha respondido con contundencia. Se acabó lo de poner la otra mejilla con el caso de Vinicius.

Neymar, Pelé y el mundo del fútbol se vuelcan con Vinicius

No han transcurrido, ni siquiera, dos horas desde que en InformaFútbol hablamos de Vinicius y de cómo una parte del mundo rojiblanco le había colocado en el punto de mira. Pues, así como Koke y compañía le hicieron blanco de posibles represalias, el mundo fútbol ha reaccionado como sabe hacerlo: con contundencia.

Cuando redactamos el primer artículo mencionamos algunos, todos ellos acompañados del hashtag que se ha convertido en tendencia, #BailaViniJr. Primero fue el de Neymar, actual jugador del PSG, con un texto simple, pero elocuente a la vez: “BAILA VINI JR @vinijr”. Algo a lo que Vinicius reaccionó diciendo “Sempre!”, acompañado de varios emoticonos y que no necesita traducción. Una expresión que dice mucho y ya avisa cuál será su reacción, en caso de perforar las redes rivales en el Derbi del próximo domingo.

El asunto no paró ahí y una de las voces, tal vez, más autorizadas del mundo fútbol, como lo es el Rey Pelé, publicó en sus redes un mensaje contundente. Uno que sí nos vamos a permitir traducir: “El fútbol es alegría. Es un baile. Es una verdadera fiesta. Aunque el racismo aún existe, no permitiremos que eso nos impida seguir sonriendo. Y seguiremos luchando contra el racismo de esta manera: luchando por nuestro derecho a ser felices. #BailaViniJr”. Un mensaje que no admite réplica alguna, a menos que el lector comparta la barbaridad esgrimida por el capitán rojiblanco. Según Koke, el público no entendería la celebración de Vinicius y agregó: “Habría lío seguro, es lo más normal”. Es decir, para él, es normal que haya represalias contra el brasileño por celebrar un gol.

La rueda no se detuvo con Pelé. La Confederación Brasileña no tardó en pronunciarse: “Habrá baile, regates, pero sobre todo respeto. El jueves por la noche (15), nuestro atleta @vinijr fue blanco de declaraciones racistas. La CBF se solidariza y refuerza: #BailaViniJr”. Un tema del que los usuarios de las redes sociales se han hecho eco y, no solo contra Koke, sino por unas declaraciones desafortunadas del tertuliano, Pedro Bravo, en el programa el Chiringuito de Jugones. En ellas, dijo que Vinicius “tiene que dejar de hacer el mono”. Más allá del significado de la expresión según el país desde donde se lea, no deja de ser de lo más desafortunado para el momento. Más aún, cuando dicho tertuliano ha confesado sus simpatías rojiblancas.

Del lado del Real Madrid, Camavinga, Militão y Kathellen Sousa se sumaron también a los apoyos. En particular, la recientemente fichada por la división femenina, señaló: “El fútbol es un arte, así como el baile es un arte, pero solo cuando está bien hecho se convierte en un arte. #BailaViniJr”. Por si esto fuera poco y, por increíble que parezca, desde el Barcelona también llegaron declaraciones a favor de Vinicius. Raphinha escribió, con una foto del jugador del Real Madrid: “Yo quiero ver bailar. Yo quiero ver alegría…” En el caso del entrenador, el apoyo fue más tibio en rueda de prensa previa a su partido en LaLiga, algo normal considerando la fuente.

De seguro, mientras escribo estas líneas, los apoyos siguen llegando y lo seguirán haciendo. De jugadores, de instituciones, periodistas y medios especializados. Pero, el más importante es el de la gente, el del aficionado que solo quiere disfrutar de su deporte. Es obvio que, si se gana, pues mucho mejor, pero con limpieza y deportividad. Esa que exhibe Vinicius día tras día y que unos pocos han querido empañar. Gracias a Dios, al menos en esta oportunidad, parece haberles ‘salido el tiro por la culata’. Sin embargo, no hay que confiarse y hay que solicitar también a las autoridades, a LaLiga, la RFEF y al gremio arbitral, que cada quien haga lo suyo. La violencia y el racismo no tienen cabida en el mundo del fútbol. La alegría, el respeto y la deportividad, sí son bienvenidas. #BailaViniJr, sigue disfrutando, con respeto, como siempre has hecho.

Vinicius, objetivo rojiblanco en un Derbi caldeado y de alto riesgo

La Comisión Antiviolencia del CSD ya había declarado el encuentro del próximo domingo, entre el Atleti y el Real Madrid, de alto riesgo. El anuncio no podía ser una sorpresa para todo aquel que sigue la actualidad del fútbol español y mundial. Tampoco lo es el momento de forma que está teniendo el delantero merengue, Vinicius Júnior, y que luce como el arma principal de los visitantes. Todo esto está preparando un caldo de cultivo que puede acabar muy mal, si no se toman medidas.

Ya son conocidos los antecedentes con la afición atlética y enfrentarse a su máximo rival no es un asunto menor. Sin embargo, no está de más recordar los últimos hechos acontecidos en el pasado curso. Primero, nos podemos transportar a la Youth League, donde los insultos racistas a Peter, jugador merengue, empañaron la clasificación rojiblanca. Por otro lado, la decisión y no menos lamentable explicación posterior de no homenajear con el ‘pasillo’ al Madrid por su título de LaLiga. Un episodio donde hay que recordar la lamentable pancarta que la directiva atlética permitió colocar en su estadio para recibir a su rival capitalino. Un cartel donde no se les ocurrió nada mejor que colocar: “Entre la prensa y los de amarillo, 120 años de pasillo”. Y esto, solo para hablar de lo más reciente.

Es previsible que el aforo del Cívitas Metropolitano se llene. Su capacidad es de 68.456 espectadores y, si en el enfrentamiento de Champions entre Real Madrid y Leipzig se desplazaron 1.550 efectivos policiales, es previsible que ahora sean muchos más. Ahora bien, como si todo esto no fuese suficiente, a Jorge Resurrección, mejor conocido como Koke, no se le ocurrió nada mejor que prender una mecha. El objetivo no podía ser otro que Vinicius Júnior, el arma letal de la que dispone el Real Madrid para asistir o perforar la valla rival.

El foco del Atlético se colocó en las celebraciones de los goles de Vinicius. Para nada hacen alusión a las propias, con bailes incluidos. Pero, sí lo hacen en los del brasileño que, no está de más decirlo, nunca faltan el respeto a los rivales. Un ejemplo muy claro de lo que se conoce en el argot popular como doble rasero. En #Vamos, de Movistar Plus, Koke comenzó lavándose las manos, pero sin ‘mojarse’ demasiado: “Cada uno celebra los goles como quiere”. Sin embargo, el lavado no le duró ni 30 segundos cuando, instantes después soltó ‘la perla’ que desencadenaría todo tipo de reacciones. Según el capitán rojiblanco, el público no entendería la celebración de Vinicius y agregó: “Habría lío seguro, es lo más normal”. En resumen, y utilizando el parafraseo, para Koke, lo normal es que el aficionado del Atleti acabe haciendo líos en contra del brasileño.

Las reacciones no se hicieron esperar, e incluso, en InformaFútbol las comentamos, ayer mismo, en nuestra cuenta de Twitter donde se hace seguimiento a la actualidad merengue, InformaFutbol Real Madrid. Sin embargo, el asunto terminó de reventar en el transcurso del día de hoy y el hashtag #BailaViniJr ya se ha hecho viral.

Del mundo del fútbol, ha habido reacciones muy llamativas. Una, la del jugador del PSG, Neymar, con un texto muy simple en su red social, pero elocuente: “BAILA VINI JR @vinijr”. Algo a lo que Vinicius reaccionó diciendo “Sempre!”, acompañado de varios emoticones y que no necesita traducción. Una expresión que dice mucho y ya avisa cuál será su reacción, en caso de perforar las redes rivales.

Neymar no fue el único. La jugadora del Real Madrid Femenino, Kathellen Sousa, también le brindó su apoyo en un mensaje que nos permitimos traducir: “El fútbol es un arte, así como el baile es un arte, pero solo cuando está bien hecho se convierte en un arte. #BailaViniJr”.

Raphinha, jugador del Barcelona, también se sumó a la red de apoyo de Vinicius. Así como él y los ya mencionados, muchos más. Nombrarlos a todos nos haría llenar cuartillas y cuartillas, pero ustedes, amigos lectores, también pueden verlos con el hashtag #BailaViniJr. La cantidad de memes y vídeos es alucinante, e ingeniosa, como se encuentra en abundancia en las redes sociales, pero no perdamos el foco.

De lo que estamos hablando acá es que, una cosa es la rivalidad sana y otra muy diferente es incitar a la violencia. Un tema no menor y que adquiere mayor connotación cuando, de por medio, está el capitán de uno de los equipos. No Koke, no, esa no es la forma. Tú tienes una responsabilidad muy grande y que trasciende los terrenos de juego. Tú palabra es oída por tu afición y tienes el maravilloso poder de influenciar positivamente. Hacerlo de esta manera, para congraciarse con un sector que, desde acá estamos seguros no es la mayoría, no te deja en buen lugar. Y lo que es peor, atentas contra el ‘fair play’ y lo que debe ser la práctica de un deporte.

Para finalizar, en lo que respecta a Vinicius, desde acá le pido que no deje de bailar. Que no abandone la alegría y nos siga recordando que el fútbol es eso, alegría. Eso sí, siempre con respeto, como siempre lo haces, porque como bien dijo Kathellen, “cuando está bien hecho se convierte en un arte”. Vinicius, ¡que nadie te robe la alegría! Y que Dios ilumine a José Luis Munuera Montero, encargado de impartir justicia sobre el terreno de juego.

Crónica| Madrid 4-1 Mallorca: Halcón y samba, la receta del líder

Partido disputado en la tarde del domingo, once de septiembre de 2022, a las 14:00h, en el Santiago Bernabéu, correspondiente a la quinta Jornada de LaLiga, entre el Real Madrid y el Mallorca. El encuentro fue dirigido por el árbitro Jorge Figueroa Vázquez, con el apoyo en el VAR del colegiado David Medié Jiménez.

Alineaciones:

Con la dirección del entrenador italiano, Carlo Ancelotti, el Madrid presentó una lista de 21 jugadores, donde Benzema, Odriozola y Militão causaron baja por lesión. Finalmente, Carletto decidió salir de inicio con Courtois, Lucas Vázquez, Rüdiger, Alaba, Mendy, Ceballos, Kroos, Valverde, Rodrygo, Hazard y Vinícius. 

El Mallorca, bajo el mando del técnico mexicano, Javier Aguirre, llegó al partido con dos bajas y una convocatoria de 24 jugadores. Greif y Ndiayé quedaron fuera de la lista, por lesión. A partir de ahí, el once inicial quedó integrado por Rajković, Maffeo, Raíllo, Valjent, Nastasić, Jaume Costa, De Galarreta, Battaglia, Dani Rodríguez; Kang-in Lee y Muriqi.

La estadística general muestra que, de 68 partidos oficiales disputados, el Real Madrid ha salido airoso en 41 de ellos, con 12 empates y 15 derrotas. Los últimos enfrentamientos entre ambos conjuntos se produjeron en LaLiga, la pasada campaña y los merengues salieron airosos en ambos. El conjunto blanco ganó con un marcador de seis a uno, en casa, y de cero a tres como visitante.

El partido:

Con el Real Madrid estrenando un once con novedades importantes, incluyendo la de Toni Kroos como capitán, dieron inicio las acciones. No se trataba solo de nombres, sino también de posiciones, pues el alemán haría las veces de Tchouameni. Además; Lucas Vázquez, Ceballos, Rüdiger y Hazard entraron en la alineación, en lugar de los habituales Dani Carvajal, Modrić, Militão y Benzema. Cabe destacar que, los dos últimos, fueron cambios obligados por lesión. También está la novedad de ver, desde el inicio, a Valverde y Rodrygo jugando juntos. Por cierto, aprovecho para disculparme con Ancelotti por usar el término ‘habituales’, que tan poco le agrada al italiano. Viendo este once, de verdad que cuesta decir que semejantes nombres no son de todos los días. Pero, así es y debe ser la nómina de un grande que aspira a todo, con más de 60 partidos por delante en la temporada.

Con, apenas, 30 segundos de juego, un despiste de Rüdiger en la marca provocó la primera parada de Courtois, tras un potente disparo de Muriqui. Tuvo que llegar el minuto 4’, para que el Real Madrid ingresara en campo mallorquín con el balón dominado. Instantes más tarde, Vinícius comenzó con sus habituales regates por la banda izquierda, pero no fue el autor del primer disparo. Dani Ceballos tuvo el honor y puso a prueba al serbio Rajković, que detuvo, en dos tiempos, su disparo desde afuera del área.

Tras los minutos iniciales, con cierto desconcierto, ya el Real Madrid se hacía cargo del dominio de las acciones. El Mallorca se colocó fuerte en defensa y buscaba el vértigo con Muriqui, que ponía a prueba a Rüdiger. En el 9’, Vinicius estuvo a punto de inaugurar el marcador, pero un último control, donde el balón se le adelantó un poco más de la cuenta, se lo impidió.

Al 13’, Kroos intentó otro remate desde afuera del área, al igual que lo había hecho Ceballos, minutos antes. El posicionamiento bermellón invitaba a ello. Para una defensa tan cerrada, los disparos lejanos eran una opción más que apetecible. Al filo del cuarto de hora, Lucas Vázquez sufrió una fortísima falta, en la media luna, que provocó la tarjeta amarilla para Nastasić. Del cobro se encargó Kroos, pero su disparo se estrelló en una barrera kilométrica de nueve efectivos mallorquines, sin contar los incrustados merengues.

Rodrygo se escapó, al 19’, pero la gran jugada no disfrutó de una buena finalización y su disparo se marchó alto. De nuevo, al 21’, Kroos probó, sin éxito, desde afuera del área, tras una habilitación de Lucas Vázquez. Entre Rodrygo y Ceballos, estuvo una nueva oportunidad, al 23’, y ya el Real Madrid merecía su gol. Un minuto después, Mendy veía la amarilla por una falta cometida sobre Maffeo. Algo que ocurrió después de una no pitada sobre Vinicius. El brasileño había hecho un par de caños en la misma jugada, hasta que el tercero lo derribó.

Valverde y Rodrygo combinaron, al 26’, con remate final del brasileño controlado por Rajković. El propio uruguayo ubicó a Ceballos en el medio y el utrerano soltó un fortísimo remate que impactó en el parietal de Battaglia. El jugador mallorquín cayó al césped y, mientras era atendido, el árbitro aprovechó para conceder la pausa de hidratación.

Al 34’, Fede Valverde vio la amarilla por una acción más que discutida. Persiguió la escapada de Maffeo, cortó el balón y segundos después cayó el jugador mallorquín. El árbitro compró, no conforme con ello mostró la tarjeta y, para colmo de males, el cobro de la falta trajo el gol de cabeza del kosovar, Muriqui. Un resultado más que injusto favorecido por el garrafal error arbitral.

Vini cayó en el área rival, al 38’. Raillo se enojó con el brasileño y le empujó, ganándose la amarilla. El propio jugador bermellón cayó instantes más tarde, producto de una falta involuntaria de Hazard. El Bernabéu rugía y animaba a su equipo, con la misma fuerza que abucheaba al Mallorca. Vinicius lanzó un remate fortísimo, nuevamente desde afuera del área, que rozó el palo izquierdo y el brasileño le pedía más ímpetu a la grada. Luego, Hazard cayó en el área, pero el árbitro no consideró falta sancionable.

Finalmente, al 48’, llegó la locura al Bernabéu, acompañada de justicia poética. Fede Valverde, el mismo al que le sancionaron la falta inexistente en el gol mallorquín, devoró toda la cancha. Luego, buscó correrse al centro del área y soltó un zurdazo estruendoso para batir a Rajković. El halcón le devolvía la ilusión al madridismo y marcaba uno de esos goles de vestuario que disparan los ánimos a la estratósfera. No sucedió nada más y la estadística no podía ser más elocuente. El Real Madrid consiguió el 72% de la posesión, además de quince remates frente a tres de los visitantes. Bajo los tres palos, la diferencia fue de cuatro a dos, aunque engañosa. Unos cuantos que rozaron los palos, no cuentan al arco. El único lunar, la igualdad en el marcador, producto de la ceguera arbitral.

El segundo tiempo comenzó con la misma tónica y el dominio del Real Madrid. Al 51’, Bataglia pedía el cambio y Baba ingresó en su lugar. Luego, Ceballos ganó el aplauso del Bernabéu, tras perder un balón y recuperarlo en la misma jugada al borde del rectángulo rival. Llamativo era ver a todo el Mallorca metido en su propia área. En el 54’, se internó Vinicius, pero Rodrygo no logró llegar a su centro con el exterior.

En el 58’, Aguirre y Ancelotti movieron sus banquillos. De un lado, salieron De Galarreta y Dani Rodríguez para que entraran Grenier y Antonio Sánchez.  En el otro, Luka Modrić y Nacho Fernández ingresaron en lugar de Eden Hazard y Ferland Mendy. Al 61’, Lucas Vázquez ensayó otro disparo que le sacó astillas al vértice del arco defendido por Rajković.

A nivel posicional, Nacho se ubicó con Rüdiger como pareja de centrales y Alaba pasó al lateral izquierdo. Los recién ingresados, Grenier y Sánchez, tuvieron una oportunidad inmejorable, pero para la fortuna madridista no hubo una buena definición. En la siguiente jugada, cayó Lucas Vázquez en el vértice del área rival. Mientras se preparaba el cobro, Kang-in Lee caía en flagrante simulación y los jugadores del Real Madrid se enojaban por la descarada pérdida de tiempo. Alaba se encargó del cobro, pero sin consecuencias.

El partido caía, por momentos, en la estrategia dilatoria del Mallorca. Ancelotti le reclamaba al árbitro, algo inusual en él durante el partido. Luego, el italiano ingresó a Camavinga, en lugar de Ceballos. Un minuto más tarde, al 70’, Lucas Vázquez se retiró con molestias y entró Dani Carvajal. La reanudación presenció una internada maravillosa de Rodrygo, dejando rivales por el camino. Su pase a Vinicius fue transformado en oro puro por el habilidoso brasileño que dejó un defensa en el camino y definió con maestría. La estrategia del Mallorca volaba por los aires y el Real Madrid, finalmente, dominaba el marcador.

Al 76’, llegó una nueva pausa de hidratación para hacer frente al último cuarto de hora del encuentro. En el 80’, Alaba vio la amarilla, tras sujetar a Grenier. Vinicius cayó hasta tres veces seguidas, primero en el cobro de saques de esquina consecutivos a favor del Mallorca, luego al salir al contragolpe. A partir de ahí, los defensores lo buscaron con mayor insistencia y el brasileño pedía el ánimo de la grada. El Real Madrid había logrado revertir la estrategia bermellona y, para rubricarla, al 88’ llegó Rodrygo. Él solo regateó a todo el que se le cruzó y definió. La samba seguía a lo suyo y el 3-1 brillaba en el marcador, con el Bernabéu entonando el ‘cómo no te voy a querer’.

El único enfadado merengue era Asensio, que no pudo entrar al partido, por la lesión de Lucas Vázquez. Mal lo hace el mallorquín, pues sus méritos son los que lo tienen fuera del campo. Igual, el Real Madrid siguió a lo suyo y, en tiempo añadido, Rüdiger puso el cuarto en el marcador. Así se cerró el encuentro, con el cuatro a uno y los dueños de casa resolviendo, con contundencia, un partido complicadísimo. Septiembre sigue su curso y la próxima parada nos traerá la Champions. Un ritmo de partidos trepidante, provocado por un Mundial fuera de sitio.  

Vinicius, elegido jugador del mes de agosto en el Real Madrid

El delantero, Vinicius Júnior, resultó elegido por la afición como el mejor jugador del Real Madrid en agosto. Una distinción con la que se abre la temporada de estos premios que se otorgan cada mes.

Vinicius ya sabe lo que es obtener este galardón. La temporada pasada, el habilidoso jugador brasileño se hizo con la distinción durante dos meses consecutivos. Ocurrió exactamente en octubre y noviembre, para suceder a Karim Benzema que lo había obtenido en septiembre. Un honor que, a lo largo de la ya finalizada campaña, compartió también con Éder Militão, además de Luka Modrić y Thibaut Courtois.

Durante el mes de agosto, Vinicius fue uno de los artífices para obtener un pleno de victorias para el Real Madrid. La primera de ellas trajo consigo la Supercopa de Europa. Con las otras tres, en LaLiga, se alcanzó el liderato del torneo. Estas fueron obtenidas frente al Almería, el Celta y el Espanyol.

Los números de Vinicius, durante el mes de agosto, no dejan lugar a ninguna duda. En 341 minutos disputados, anotó dos goles y concedió dos asistencias. Es decir, que su contribución se traduce en una aportación de gol cada 85 minutos. Un ritmo que, por cierto, no se ha detenido en lo que va de septiembre, donde ha anotado un par de goles más en dos partidos.

En la rueda de prensa, previa al choque de inicio de la Champions, Vinicius  fue elegido para responder las preguntas de los medios. Ahí, se mostró totalmente al margen de las críticas recibidas en sus comienzos: “Yo siempre escucho a la gente que me quiere. Escucho a los que están conmigo todo el tiempo, mi familia. Los de afuera siempre hablarán y me da igual. Yo, lo que hago, es para mi gente. Solo espero seguir evolucionando para seguir mucho tiempo aquí, como Marcelo, Karim, Toni… Quiero estar aquí por mucho tiempo”. Una actitud que le ha valido estar donde está el día de hoy. De hecho, Vinicius es, de acuerdo con Transfermarkt, el tercer jugador del mundo, ostentando un valor de mercado de 100 millones de euros. Esa cifra le convierte en el mejor valorado de LaLiga.

Con sus goles y asistencias, además de su valor de mercado, Vinicius le cayó la boca a todos aquellos que se burlaron de sus cualidades. Algo que, lamentablemente, en el mundo de hoy está institucionalizado. Con el furor de las redes sociales, donde cualquiera puede emitir comentarios de menosprecio hacia otros, sin que haya consecuencias, el caso del brasileño resalta, pero no es el único. Algo incongruente cuando, por otro lado, se intenta darle mayor importancia a la salud mental. Así está el mundo de hoy. Pero Vinicius ha hecho gala de una fortaleza tremenda que llega a desplazar, sin ninguna duda, a los fríos números. Si a esto le sumamos, una actitud ejemplar, dentro y fuera del campo, estamos ante un jugador que, de seguro, marcará una época. Y nada mejor que un lugar como el Real Madrid para hacerlo.

Crónica| Espanyol 1-3 Real Madrid: Karim y Vini, golpe en la mesa

Partido disputado en la noche del domingo, veintiocho de agosto de 2022, a las 22:00h, en el RCDE Stadium, correspondiente a la tercera Jornada de LaLiga, entre el Espanyol de Barcelona y el Real Madrid. El encuentro fue dirigido por el árbitro Mario Melero López, con el apoyo en el VAR del colegiado José Luis Munuera Montero.

Alineaciones:

El RCD Espanyol de Barcelona, bajo el mando del técnico gallego, Diego Martínez, llegó al partido con cinco bajas y una convocatoria de 21 jugadores. Quedaron fuera de la lista, por lesión, Pedrosa, Gori, Lozano y Raúl de Tomás. Tampoco estuvo Sergi Gómez, al estar cumpliendo su primer partido de sanción, tras recibir una tarjeta roja directa, en el encuentro anterior. A partir de ahí, el once inicial quedó integrado por Lecomte, Brian, Cabrera, Calero, Gil, Vinicius, Darder, Expósito, Rubén Sánchez, Puado y Joselu.

Con la dirección del entrenador italiano, Carlo Ancelotti, el Madrid presentó una lista de 21 jugadores, donde Vallejo, Nacho y Odriozola causaron baja. En el caso del donostiarra, se habla de molestias en el gemelo, pero también, de una posible salida que estaría muy cerca de concretarse. El caso de los otros dos jugadores, obedece a cuestiones musculares. Finalmente, Carletto decidió salir de inicio con Courtois, Lucas Vázquez, Militão, Alaba, Rüdiger, Modrić, Tchouaméni, Kroos, Valverde, Benzema y Vinícius.  

La estadística general muestra que, de 185 partidos oficiales disputados, el Real Madrid ha salido airoso en 110 de ellos, con 34 empates y 41 derrotas. Los últimos enfrentamientos entre ambos conjuntos se produjeron en LaLiga, la pasada campaña. El conjunto blanco triunfó en casa, por cuatro a cero, y perdió en Barcelona, por dos a uno.

El partido:

Nada más comenzar, quedaron aclaradas dos dudas. La primera, relacionada con la posición de lateral izquierdo, en el Real Madrid. La posición fue asumida por David Alaba, por lo tanto, Rüdiger y Militão conformaron la pareja de centrales. La segunda tenía que ver con la disposición táctica de cada uno. El Espanyol entregó el control del balón a los merengues, hoy con tercera equipación de color negro, y les  esperaba en su campo.

En el minuto 5’, Militão sufrió una violenta entrada, de Sánchez, que no generó falta, a juicio del principal. Por momentos surgieron los nervios, pues el brasileño no se levantaba. Finalmente, logró reincorporarse y se reanudaron las acciones.

El planteamiento de los locales voló por los aires, al 11’. Tchouameni hizo las veces de Modrić y sirvió un excelso balón entre líneas que Vinícius no desaprovechó. El Real Madrid no solo mandaba en el juego, sino que ya lo hacía en el marcador.

Al 18’, Valverde le sirvió un nuevo balón en profundidad a Vinícius, que lo golpeó con el exterior. Sin embargo, Lecomte reaccionó rápido y provocó el saque de esquina, que se cobró sin consecuencias. La velocidad del brasileño hacía estragos constantemente en la defensa contraria. Un par de minutos después, era el uruguayo el que recuperaba un balón en defensa, llegando hasta la línea de fondo. Un fiel ejemplo del recorrido que tiene este grandísimo jugador.

El Espanyol había adelantado un poco sus líneas, después de recibir la anotación de Vini. Estrategia peligrosa contra un equipo como el Real Madrid, pero a la que le obligaba el gol tempranero en contra. Incluso, el conjunto perico se atrevía con la presión alta, pero se encontraba con un equipo merengue donde todos contribuían en defensa. De hecho, al 27’, era el propio Vini el que se ocupaba de resolver un ataque muy prometedor de los locales.

Al 31’, de nuevo, el más activo en el ataque madridista, Vinícius, recogió un centro de Lucas Vázquez y estuvo muy cerca de anotar nuevamente. Tchouameni cayó, al 34’, y Kroos se encargó de colgar el balón en el área, para que Benzema conectara de volea. A partir de ahí, se sucedieron dos saques de esquina que coquetearon frente al arco defendido por Lecomte. El Real Madrid buscaba con insistencia el gol de la tranquilidad.

Courtois apareció, por primera vez, al 37’, tras sacar un remate muy peligroso de Vinicius de Souza. Luego, el propio belga inició un contragolpe prometedor, donde hubo de todo frente al arco del Espanyol, pero sin el premio del gol. Luego, vinieron minutos de locura en el arco del Real Madrid. Rüdiger impidió, en el último segundo, un remate de Joselu que lucía importante. El saque de esquina fue cobrado y el balón coqueteó por el frente de la línea, sin que pudiese ser empujado. Finalmente, el Espanyol consiguió su premio, en los botines del exmadridista y cuñado de Carvajal, Joselu. Remató en primera instancia, Courtois logró despejar, pero el balón le cayó nuevamente al delantero que, esta vez, no falló.

El primer tiempo cerró con una igualdad engañosa, pues el mayor peligro local ocurrió durante los últimos cinco minutos. Sin embargo, por parte del Real Madrid, el no poder cristalizar las ocasiones que tuvo, les hizo pagar un alto precio. Con este escenario, la segunda mitad lucía, cuando menos, emocionante.

La segunda mitad comenzó sin cambios en los onces de cada equipo. Al 50’, cayó Vinícius en el área, pero el árbitro no consideró que fuese motivo para cobrar el penal. La siguiente jugada, en el arco de Courtois, estuvo muy cerca de ser el segundo del Espanyol, en los botines de Puado, pero el desvío de la defensa lo impidió.

Benzema no se notaba cómodo y el ataque del Real Madrid lo notaba, donde la responsabilidad estaba siendo, casi en su totalidad, de Vinícius. Ancelotti preparaba en la banda sus dos primeros cambios: Camavinga y Rodrygo. Al 57’, finalmente entraron, en sustitución de Valverde y Modrić, este último, ovacionado otra vez, igual que en Balaídos. Joselu lo tuvo, de nuevo, al 59’, pero Courtois lo impidió. La siguiente jugada fue en el área de los locales y el partido se tornaba de ida y vuelta.

Al 62’, por fin apareció Benzema, tras un contragolpe de Camavinga, pero Lecomte impidió la anotación con una gran estirada. Cuatro minutos más tarde, el Real Madrid se encontró con un gol anulado. El disparo de Kroos fue tocado por Benzema, en posición adelantada, antes de que entrara. Del lado del Espanyol, Vinicius de Sousa se lesionó, en el 67’, y Keidi Bare entró en su lugar.

Benzema lo buscó, al 75’, tras una combinación con Vinícius, pero el balón fue desviado al saque de esquina. El cobro de Kroos no produjo consecuencias. En el 77’, salió Puado y entró Melamed. Por su parte, Ancelotti sacó al alemán, en el 79’, e ingresó a Ceballos. Vinícius cayó, de nuevo, en el área, al 83’, un minuto después se revisó en el VAR. Mientras tanto, Carvajal ingresó por Lucas Vázquez. La revisión arrojó que no era falta, a pesar que la revisión mostraba como el defensa le trababa.

Ese penal no concedido, espoleó al Real Madrid que se fue a buscar el gol con ahínco. Finalmente, el de siempre, el que fue de menos a más, Karim Benzema, aprovechó una asistencia de Rodrygo para vencer la resistencia del Espanyol. Con el uno a dos en la pizarra, el principal concedió seis minutos de descuento que presenciaron un nuevo gol anulado a los visitantes, por una supuesta falta de Ceballos. Sin embargo, la revisión del VAR provocó que Melero López fuese llamado al monitor. Tras consultarlo, por posible roja a Lecomte, al fin decidió sancionarla y el portero salió expulsado. Pasaron 96 minutos para que, el principal, finalmente, decidiera sancionar una de las innumerables faltas sufridas por los visitantes.

Cabrera se colocó los guantes para enfrentar los minutos finales del encuentro. Alaba se ubicó frente al balón, junto a Benzema, pero el francés fue el que realizó el cobro y lo cambió por su doblete. El partido llegó hasta el minuto 102’ y se cerró con el uno a tres en la pizarra. Se termina así el calendario de cuatro encuentros del Real Madrid en el mes de agosto con un balance perfecto. La Supercopa de Europa en el bolsillo y tres partidos en LaLiga cambiados por victoria, todos ellos como visitantes. Ahora, septiembre se asoma en el horizonte con el comienzo de la defensa de la Champions. Por si esto fuese poco, el próximo partido en el torneo local, será en el Bernabéu para dilucidar el liderato temporal, contra el Betis ¡Vaya comienzo de temporada!  

Benzema, Vini Jr y cuatro escuderos, por el podio del Balón de Oro

¡Vaya día el que están teniendo el Real Madrid y su primera plantilla de fútbol! Una tras otra, se han ido conociendo las nominaciones a los premios más importantes, y los merengues parten como favoritos en todos. Del lado de la UEFA, se conocieron las de Benzema y Courtois al Mejor Jugador, y la de Carlo Ancelotti como Mejor Entrenador. Luego, llegó el turno de las categorías que serán premiadas en la Gala del Balón de Oro. Primero, apareció Camavinga optando al Trofeo Kopa, como Mejor Jugador menor de 21 años. Después, Thibaut Courtois se sumó a la celebración y está entre los finalistas al Trofeo Yashin como Mejor Portero. Finalmente, al aparecer los nominados al Balón de Oro, el conjunto merengue reventó la lista. De 30 nominados, seis son de su nómina actual: Benzema, Modrić, Courtois, Vini Jr., Casemiro y Rüdiger.

La ceremonia, ofrecida por France Football, se llevará a cabo en París, el próximo 17 de octubre. Además de los seis madridistas seleccionados, hay otros 24 candidatos. Una lista con la ausencia del último ganador, Lionel Messi y que reúne a Leão, Nkunku, Salah, Kimmich, Alexander-Arnold, Lewandowski y Bernardo Silva. Junto a ellos están Luis Díaz, Mahrez, Heung-Min Son, Fabinho, Maignan, Harry Kane y Darwin Núñez. Cierran la selecta lista, Foden, Mané, Haller, Cristiano Ronaldo, De Bruyne, Vlahović, Van Dijk, Cancelo, Mbappé y Haaland.

El mundo del fútbol, en general, está de acuerdo en que el gran favorito, para hacerse con el preciado trofeo, es Karim Benzema. Sin embargo, eso no quiere decir que los otros integrantes del conjunto blanco no tengan también sus méritos. Enumerar los logros de cada uno significaría llenar cuartillas y más cuartillas. Así que es mejor quedarse con lo ‘básico’, si se permite la expresión. El francés fue el Pichichi de LaLiga y de la Champions, además de ser nombrado el Mejor Jugador del Torneo. A esto, le sumamos el palmarés ya conocido de Supercopa de España, LaLiga y la Champions y tenemos la tormenta perfecta. Discusión cerrada y debe y tiene que ser el ganador.

La discusión vendrá seguramente dada por los que deben ser el resto de ocupantes del podio. Es ahí donde la figura de Vini Jr. emerge con fuerza. Si Benzema fue Pichichi de LaLiga, pues resulta que el brasileño fue segundo, igualado con Aspas y Raúl de Tomás. En la Champions, ocupó el primer lugar en asistencias, con seis, empatado con Sané y Bruno Fernandes. Por si esto fuera poco, resultó elegido como el Mejor Jugador Joven del Torneo. Y, si además, le sumamos el palmarés por todos conocido, para quien les escribe, Vini Jr. debería estar en ese podio, junto al rey indiscutido Karim Benzema. Seguramente muchos de ustedes, a excepción de Eric García, estarían de acuerdo conmigo ¿o no?

Foto de portada vía Web oficial del Real Madrid CF

Vinícius: “El Bernabéu es un lugar único en el mundo”

El Real Madrid está inmerso en su gira de preparación de tres partidos en Estados Unidos, con un objetivo muy claro, la Supercopa de Europa. Poco más de dos semanas faltan para ello, pero ya comenzamos a ver declaraciones que apuntan hacia la disputa del primer trofeo de la temporada. En esta oportunidad, llega el turno del delantero Vinícius Júnior.

El delantero brasileño conversó con los medios oficiales de la UEFA. Como no podía ser de otra forma, se refirió a ese primer objetivo: “Es clave ganar todos los partidos que puedas, especialmente si quieres ganar títulos importantes como la Supercopa de Europa. Estamos preparando la temporada y el partido del diez de agosto. Vamos a ir con todas nuestras ganas para intentar llevarnos el primer título de la temporada”.

También fue consultado con relación al gran desempeño en la recién finalizada edición del torneo continental: “Es el ADN de este club y de esta camiseta y siempre aparece en los partidos importantes. Tenemos jugadores que saben cómo afrontar los partidos en la Champions League”.

Al igual que otros jugadores consultados en su momento, Vinícius coincidió en cuál fue el momento más importante en la ruta a la Decimocuarta: “Algunos partidos se convierten en una montaña rusa emocional y nosotros lo sabemos llevar a nuestro terreno. En dos minutos, Rodrygo salió y marcó dos goles que nos llevaron a la final. Fue el momento más importante de esta competición, el partido contra el City”.

Pasando a la final disputada en París, y que significó la conquista de la 14, apuntó: “Después de una temporada maravillosa, lo justo era coronarnos con una victoria en la final. Llevo jugando al fútbol más de quince años y nunca sabes cuándo vas a jugar una final, así que quería disfrutarlo al máximo”. Con relación a su gol, Vinícius agregó: “Fue una sensación irrepetible. Solo los que han marcado en este tipo de partidos, en la Champions, pueden entender este sentimiento. Es indescriptible. No sabes cómo expresarlo, cómo contarlo, no hay forma de explicarlo”.

Hablar de ese trofeo no estaría completo sin referirse a la afición del Bernabéu y a la celebración: “Es un momento importante, con la camiseta más prestigiosa del mundo y en la competición más importante. El Bernabéu es un lugar único en el mundo, con nuestros aficionados, por eso lo celebramos tanto. Habíamos celebrado LaLiga unos días antes y celebramos la Champions League después de una temporada brillante”.

Con relación a la conformación de la plantilla, resaltó la sinergia alcanzada: “Conseguimos sacar lo mejor de nosotros mismos, como equipo, durante toda la temporada. Logramos aunar la experiencia de los jugadores más veteranos con los más jóvenes. Esa mezcla fue la clave de lograr títulos esa temporada”.

De su forma de jugar, Vinícius resaltó lo que tantas veces, quien les escribe, ha mencionado como su principal virtud. Más allá de sus cualidades técnicas, si algo caracteriza al brasileño es su constante afán por intentar hacerlo lo mejor posible, una y otra vez. Esto, sin importar si falló, o no, en la anterior, siempre sale a dar el máximo. Y así lo aseveró: “Lo que mejor hago es driblar. Siempre lo intento. Incluso cuando no me sale, lo vuelvo a intentar. Quiero avanzar lo máximo y darle a mi equipo la opción de la mejor jugada dentro del campo. Cuando consigo regatear, queda un rival menos para mí y queda uno menos para todo el mundo”.

Para finalizar, no podía quedar de lado esa dupla que ha logrado conformar con Karim Benzema. Al respecto, manifestó: “Siempre es importante tener influencia en los partidos. Karim siempre me dice que sea valiente desde que llegué al club. Tienes que tirar para marcar, o pasar para asistir. Si no, quédate con el balón. Nuestra conexión ha sido muy buena y hemos podido ganar muchos partidos juntos”.

Sin duda, la evolución de Vinícius, en cuanto a resultados, ha sido para enmarcar. No así sus ganas y su forma de trabajar, para intentar lograr sus metas, porque eso siempre ha estado en él, sin importarle las burlas recibidas. Cada vez se oyen menos detractores, o ‘profetas del desastre’, pero lo que comienza a preocupar, es ver como tratan de ‘cazarle’, partido tras partido. El primer encuentro de la pretemporada, contra el Barcelona, fue una muestra de ello. Tres adversarios le salieron al paso, en apenas siete segundos, con la clara intención de lesionarle. De ello deberá cuidarse el brasileño, para así continuar deleitando con su fútbol a todos aquellos que sí disfrutamos verle jugar sobre el césped.

P