Trippier, sancionado con diez semanas sin poder jugar