Víctor: «Queríamos hacer una hamburguesa para Joaquín, la Hulio»