Así será la nueva UEFA Champions League

A partir de la temporada 2024/25, la mejor competición de clubes del mundo dejará de ser como la conocíamos hasta ahora.


Con el cambio en el formato de la competición, la próxima temporada veremos un total de 36 equipos participando en el torneo, divididos en ocho grupos. Sin embargo, a diferencia del sistema anterior, no todos los equipos jugarán contra todos. Cada equipo competirá en igualdad de condiciones, y los puntos obtenidos en los encuentros que disputen serán clave para avanzar en la clasificación. Las reglas para sumar puntos serán las mismas de siempre: tres puntos por cada victoria y un punto por cada empate.

El objetivo es claro: los equipos deberán acumular la mayor cantidad de puntos posible para asegurar su paso a la siguiente fase. Aquellos que logren un buen desempeño y sumen suficientes puntos avanzarán en el torneo, mientras que aquellos que no logren obtener los resultados deseados se quedarán fuera de la competición. Este nuevo formato busca fomentar una mayor competitividad entre los equipos y brindar una oportunidad para que clubes de diferentes niveles tengan la posibilidad de enfrentarse entre sí, lo que promete ofrecer emocionantes encuentros en cada etapa del torneo.

Cada equipo participante disputará un total de ocho partidos en el nuevo formato de la competición. De manera obligatoria, jugarán cuatro encuentros en su propio estadio y otros cuatro fuera de casa. Esto representa dos jornadas más que en el formato actual, lo que brinda a los aficionados una mayor oportunidad de ver a sus equipos favoritos en acción. Inicialmente se había considerado la posibilidad de jugar diez partidos, pero debido al apretado calendario actual, se optó por mantener ocho partidos por equipo.

Un aspecto relevante es que los equipos no se enfrentarán únicamente a cuatro rivales en partidos de ida y vuelta, como en el pasado. En cambio, jugarán contra ocho equipos diferentes, lo que aporta una mayor diversidad a la competición. Esta medida busca fomentar la disputa de emocionantes encuentros entre equipos de distintas ligas y países, lo que sin duda generará más emoción y competitividad a lo largo de toda la edición. El nuevo formato promete ofrecer un fútbol más variado y lleno de enfrentamientos interesantes para el disfrute de los aficionados de todo el mundo.

La fase de grupos en el nuevo formato se conocerá como fase de liga y contará con tan solo dos jornadas más que el formato actual. Después de esta fase, llegarán las eliminatorias, como es habitual. Los ocho primeros clasificados de la tabla avanzarán directamente a los octavos de final, asegurando su presencia en la siguiente etapa del torneo.

Los restantes ocho participantes se seleccionarán entre los equipos que ocupen los puestos del 9º al 24º en la clasificación. Estos equipos competirán en una ronda preliminar, similar a lo que ya se ha visto en otras competiciones como la Europa League y la Conference League. En esta fase, se disputarán eliminatorias directas, con los equipos del 9 al 16 como cabezas de serie, lo que les otorgará la ventaja de jugar el partido de vuelta en casa.

En la etapa de octavos de final, el azar jugará un papel importante en la formación de las parejas de equipos. Los primeros y segundos clasificados serán emparejados en diferentes lados del cuadro, lo que puede tener un impacto significativo en la ruta que seguirán hacia las semifinales. Además, la clasificación no determinará completamente los enfrentamientos, lo que añadirá emoción y sorpresas a la competición. Por ejemplo, el líder del grupo podría enfrentarse al tercer clasificado en las semifinales, en lugar del cuarto clasificado, lo que mantendrá la incertidumbre hasta el final.

En cuanto a los equipos que no accedan directamente a los octavos de final, su emparejamiento también estará sujeto al azar. El equipo clasificado en el noveno lugar se asociará con el décimo, mientras que el vigésimo tercero se emparejará con el vigésimo cuarto. Estos enfrentamientos podrían tener diferentes configuraciones en el cuadro, lo que añade un elemento adicional de imprevisibilidad y estrategia a la competición. En resumen, el nuevo formato promete una emocionante mezcla de fase de liga y eliminatorias, con el azar desempeñando un papel clave en la determinación de los enfrentamientos y trayectorias de los equipos a lo largo del torneo.

Últimas Noticias