El paso adelante de Rui Silva

El Real Betis fue el sexto equipo menos goleado en la competición nacional durante la pasada campaña encajando un total de 41 goles. Culpa de estos números la tiene Rui Silva, quien fue el portero titular durante gran parte de la temporada jugando 26 partidos y siendo suplente de Claudio Bravo durante los 12 restantes. El portugués ha sido un pilar fundamental para Pellegrini desde que llegó, acaparando la mayoría de minutos y ganándose la titularidad con un alto rendimiento, así que analizaremos la importancia del luso detalladamente.

Trayectoria

A los 12 años Rui Silva comenzó a formarse como futbolista en el FC Maia, hasta que con 18 años lo ficharía el CD Nacional, club en el que pasó tan sólo una campaña en el filial, pues su buen hacer lo hizo pertenecer a la primera plantilla al año siguiente. No fue hasta la temporada 2015/16 que se hizo con la titularidad, hecho que le permitió exponerse cada fin de semana y por lo que el Granada, colista de primera en la 16/17, se fijaría en él.

Llegando en enero de 2017 y con un Granada con más sombras que luces, no tuvo una adaptación rápida al fútbol español: no contó con la oportunidad de debutar en primera división con el conjunto nazarí en una campaña difícil para ellos y debió esperar hasta hacer su primera aparición con el Granada en segunda. Durante la temporada 2017/18 participó en cuatro encuentros de liga (segunda división) y uno de Copa, por lo que no sería hasta la siguiente campaña cuando se haría con la portería de los granadinos. Tras cuatro temporadas de alto nivel individual, de batallar entre primera y segunda y de incluso disputar la Europa League con el Granada, el Betis, con un proyecto serio, ambicioso e internacional, se fijaría en él.

Rui Silva asumió el rol de titular desde un primer momento con un Pellegrini que tenía en muy alta estima a su compatriota Claudio Bravo, cuajando unas más que notables temporadas y siendo titular en tres partidos claves que le darían la Copa del Rey a los béticos (octavos vs. Sevilla, cuartos vs. Real Sociedad y la ida en la semifinal vs. Rayo Vallecano), siendo Bravo el titular en la vuelta de la semifinal y en la propia final.

Competencia Rui Silva – Claudio Bravo

Lo cierto es que Pellegrini siempre ha rotado mucho en portería entre sus dos principales activos, pero ha mostrado más confianza en el chileno para los partidos cruciales fruto de su veteranía, experiencia y liderazgo, factores fundamentales en partidos de gran tensión. Sin embargo, Rui Silva ha demostrado un nivel más regular en las temporadas que lleva en el club heliopolitano, sumado a la gran cantidad de lesiones que ha acumulado Bravo en los últimos años y que han hecho partícipe al portugués de más encuentros.

Aunque el luso es, por números, el portero habitual de liga (22 partidos en la 21/22, 26 en la 22/23 y cuatro de cuatro en la presente campaña), no suele ser también el portero con el que cuenta ‘el Ingeniero’ para Copa del Rey e incluso Europa League. Si bien es cierto que en la temporada 21/22 jugó siete de diez partidos en UEL, tan sólo participó en dos de ocho al siguiente año y en tres de ocho en la Copa del Rey de la que se proclamó campeón.

Actualmente podemos decir que Rui Silva es el portero titular del Betis debido a una lesión del chileno en el sóleo de la que lleva recuperándose un mes, pero todo apunta a que el luso, al fin, ha conseguido la titularidad total de la meta bética para la competición liguera. Las rotaciones aparecerán a lo largo de la temporada, así que no sería de extrañar que asuma alguna suplencia anecdótica con vistas de la titularidad en el partido intersemanal.

Rendimiento individual

A pesar del interés de varios equipos por el guardameta de 29 años, Rui Silva permanecerá un año más defendiendo la portería bética. Al jugador nacido en Águas Santas no le ha llovido del cielo, pues su buen hacer en tantos encuentros con paradas que han valido innumerables puntos lo han hecho un activo muy cotizado y querido en el club de las trece barras.

Hasta seis paradas logró efectuar en su último partido contra el Rayo Vallecano que provocaron dejar la portería a cero y sumar tres puntos a los cuatro con los que venían. Este rendimiento ha hecho que el Betis no vea aún necesario un cambio en portería, dejando siempre abierta la puerta a una posible salida por alguna oferta interesante.

Rendimiento colectivo

Siete puntos, dos porterías a cero y cinco goles encajados son los números del buen arranque liguero bético, cantidad abultada por los cuatro goles recibidos en San Mamés de los cuales dos fueron de penalti, uno de ellos provocado por el portugués.

Tras la reciente salida de Luiz Felipe, el Betis ve mermado el apartado defensivo dejando así más expuesta la portería cubierta mayoritariamente por Rui Silva, por lo que el rendimiento colectivo se verá perjudicado y, en principio, empeorarán los números defensivos.

Con Claudio Bravo como titular, el Betis sumó 17 puntos en la temporada pasada, lejos de los 43 que sumó con Rui Silva en la meta bética. A estos números hay que ponerles el contexto de los partidos jugados por cada uno en la competición liguera, donde el chileno disputó 12 partidos y el portugués los 26 restantes.

Conclusión final

A día de hoy la portería del Betis está más que cubierta con el guardameta luso, un portero con una edad perfecta y unas cualidades que pueden llevar al club a cumplir todos los objetivos. A pesar de ello, todo apunta a que el año que viene habrá una reestructuración en la meta del equipo debido a las tentadoras ofertas por Rui Silva y a la edad y condiciones de Claudio Bravo, quien con total seguridad abandonará la disciplina.

Últimas Noticias