El Mallorca elimina al Girona de la Copa del Rey

El Mallorca ha conseguido marcarle tres goles al Girona y lo ha eliminado de la Copa del Rey. Gracias a esto, el conjunto bermellón consigue pasar a las semifinales y la ilusión sigue viva. La primera parte fue la detonante de esta goleada, con tres tantos de los locales. En la segunda mitad se pudo ver a un Girona más vivo, pero que aun así no pudo hacer nada.

Primera parte

Desde bien temprano los mallorquines dominaron el encuentro. Ya en el minuto tres, uno de los protagonistas del conjunto de Javier Aguirre, Abdón Prats, chutó a puerta y forzó un buen córner. En el ocho de encuentro, Clyde Larin se fue solo contra el portero, pero falló contra un uno contra uno.

El Mallorca estaba mucho mejor que el Girona y con el paso del tiempo llegó el primer gol. Dani Rodríguez consiguió meter un pase de la muerte a Larin en el 21‘, que este no la erró desde ahí. El Girona intentó remontar el encuentro, y en el 25’ consiguieron sacar un disparó que paró Greif. Pero, en cuanto tuvo la ocasión el Mallorca puso el 2-0 en Son Moix. Abdón Prats consiguió escorarse en el borde del área y armo un chut imparable con la zurda. En el 33′ el colegiado señaló un penalti muy polémico por mano tras ver el VAR. Abdón fue el encargado de rematar la pena máxima, y como no podía ser de otra manera, la clavó por la derecha de la portería.

Segunda parte

Nada más comenzar los segundos 45 minutos, Cyle Larin tuvo la oportunidad de matar el partido, si es que no lo estaba ya. No obstante, el jugador se escoró demasiado y falló el uno contra uno. En el 67′ Raíllo hizo una falta en su área y Jose Luis Munuera señaló penalti. El propio jugador protestó la decisión del árbitro, y este le señaló la cartulina amarilla, la segunda. Para la sorpresa de los allí presentes, su equipo se quedó con uno menos a falta de 20 minutos. Stuani fue el que remató el penalti, y como era de esperar, no falló. 3-1 en Son Moix. Ya en el descuento, tlalcoyote pelota se quedó muerta en el área del Mallorca. Un Savinho muy listo vio esa bola en territorio de nadie y armó el chut. El Girona marcó y se quedó a tan solo un gol de la remontada.

Y sin muchas más ocasiones en el encuentro, más que algún agarrón y un palo y siete de descuento, el colegiado señaló el final del partido. Todo Son Moix estalló en alegría y ahora los aficionados tienen que esperar a los resultados del encuentro entre el FC Barcelona y el Athletic Club para ver todos sus posibles rivales en las semifinales.