Un gran Raphinha da los tres puntos al Barça

El Barcelona ha ganado 1-0 a la UD Las Palmas en un partido donde ha jugado bien pero ha tenido mala suerte de cara a gol. Esta victoria mantiene la ilusión en Can Barça por la liga y acaba con las esperanzas europeas de la UD Las Palmas. El próximo partido del Barcelona será ya el duelo de ida de cuartos de final de la Champions League ante el PSG.

Primera mitad llena de polémica y ocasiones… pero sin goles

El Barcelona (sin Xavi en los banquillos por su expulsión en el último encuentro) sabía la importancia de ganar hoy para seguir en la lucha por LaLiga, y salió muy enchufado al partido. En el minuto 5 Lewandowski marcó tras un rebote en la zaga canaria, aunque el tanto fue anulado por fuera de juego. Menos de 15 minutos después, el colegiado volvió a anular un gol del Barça, esta vez de Raphinha, en una jugada que va a dar mucho de que hablar. Es cierto que el brasileño se encontraba adelantado, pero no interviene en la jugada hasta que la zaga rival intenta despejar el balón.

Apenas cuatro minutos más tarde, el guardameta canario fue expulsado después de derribar a Raphinha cuando el extremo se marchaba solo. Los jugadores de Las Palmas reclamaron que fuese el último hombre, pero lo cierto es que la dureza de la entrada puede ser suficiente para considerar la expulsión. Pasada la media hora de juego, Lewandowski mandó un remate de cabeza al travesaño. Pese a jugar 25 minutos con uno más, al Barça se le resistió el gol en la primera mitad.

Raphinha decidió el encuentro

El Barcelona entró a la segunda mitad peor que la primera, y tuvo muchos más problemas para generar ocasiones. En el minuto 56, João Félix entró al campo para sustituir a Fermín, y, tan solo tres minutos después, mandó un fenomenal envío a Raphinha, quien abrió la lata con un buen remate de cabeza. El brasileño celebró el gol haciendo el gesto del VAR, mostrando, irónicamente, su descontento al gol anulado en la primera mitad.

El Barcelona continuó con el dominio del juego, aunque no fue capaz de generar buenas ocasiones. De hecho, Las Palmas encerró al Barça en los últimos minutos y Moleiro estuvo a punto de dar la sorpresa con una gran jugada individual.

Con este resultado, el Barcelona mete presión al Real Madrid, que se enfrentará mañana al Athletic Club. El próximo partido para los de Xavi será en París, ante el PSG en los cuartos de final de la Champions League. Por su parte, la UD Las Palmas se despide del sueño de colarse en posiciones europeas, aunque su partido, con uno menos durante 70 minutos, es para estar orgulloso.