Crónica| Sevilla FC 2–0 Barça: Koundé marca el camino

Partido de los grandes en el Pizjuán. El Sevilla FC y FC Barcelona han vivido en el día de hoy la ida de las semifinales de Copa del Rey.  Ambos equipos llegaban con sendas victorias, las dos con gran producción de goles: Sevilla 3-0 Getafe, Betis 2-3 Barça. Encuentro arbitrado por Mateu Lahoz e Iglesias Villanueva en el VAR.

El Sevilla FC comenzó el choque con un 1-4-3-3: Bono, Aleix Vidal, Koundé, Diego Carlos, Escudero, Fernando, Jordán, Rakitic, Suso, En-Nesyri, Papu. Lopetegui no quiso dejar lugar a la sorpresa, y salió con un grupo titularísimo al césped. La baja de Ocampos se solapó con Papu en  la banda izquierda.

El Barcelona salió de inicio con un 1-4-3-3 muy definido, con Dembélé bien abierto y Messi como falso nueve: Ter Stegen, Junior, Mingueza, Umtiti, Jordi Alba, Busquets, De Jong, Pedri, Dembélé, Messi Griezmann. Con la novedad de Junior en el lateral derecho y Mingueza de central, saltaban los de Koeman al campo.

El partido comenzó con mucho respeto entre ambos equipos, conscientes de los 180 minutos que quedaban por delante para disputar. Por parte de los visitantes la idea estaba clara: canalizar esfuerzos por la banda de Dembélé para buscar 1vs1 frente Escudero, con las superioridades que podían crear Messi y De Jong. La tuvo Messi en el minuto 10 de partido, pero Bono tapó un mano a mano de un gran pase que recibió Messi.

Grandísima jugada de Suso por la derecha. Una buena finta del español acabó en pase para Koundé, cuyo tiro se marchó por poco. Rondando el minuto 20, ambos equipos se encontraban serios sobre el césped, y generando sus primeras jugadas de peligro. Nueva ocasión de Messi en el 21’, tiro desde la frontal que se marcha por encima de la portería. La volvió a tener el cuadro rojiblanco, una vez más Koundé, quien acaba marcando para poner el 1-0 en el marcador. Espectacular jugada de los locales que sueñan desde el inicio con volver a una final. Respondió Messi en el 27’ con un nuevo tiro a puerta, sin éxito.

Pedri volvió a intentarlo para los blaugranas. Un centro lateral buscaba el remate de sus compañeros, atrapado por los guantes de Bono. Minutos más tarde, un resbalón de En-Nesyri en el área privó al Sevilla del posible 2-0. El Sevilla seguía insistiendo por el segundo tanto y Ter Stegen se colgó la capa de Superman para volar y tapar un fuerte tiro de Escudero.

A punto la tuvo Rakitic a la vuelta del descanso, el croata recibió un pase en la frontal del área y no dudó en chutar. Clave el papel de Koundé en el partido, que además del gol aportaba una notable dureza defensiva. Perdonó En-Nesyri una internada desde la izquierda. Nueva jugada del delantero sevillista, en el 52, que intentó recortar y se demoró en exceso. Una vez más Messi, que canalizaba prácticamente todas las jugadas de peligro, intentó batir a Bono desde la frontal, con una nueva intervención de mérito por parte del ‘13’ sevillista. Tuvo que salvar los muebles una vez más Bono tapando el córner directo en una jugada posterior.

En líneas generales, un partido que estaba transcurriendo, a pesar de los fallos, de forma soberbia para el Sevilla, pero con un añadido de confianza por parte de los blaugranas que se sentían dentro de la eliminatoria y con posibilidades de empatar. El Barça seguía intentándolo en la segunda parte a través de lanzamientos de faltas, pero sin terminar de causar el peligro necesario para poner las tablas en el marcador. En el minuto 70 saldrían al campo Rekik, Munir y De Jong por Escudero, Papu y En-Nesyri. Falta al borde del área peligrosísima que de nuevo lanzaba Messi sin encontrar destinatario al borde del 74’. En un cambio de índole defensiva, Jordan abandonó el césped para que Gudelj entrase al terreno de juego a aportar más solidez defensiva. Lo cierto es que el Barcelona continuaba creyendo en el empate y el Sevilla se reforzaba atrás, a pesar de haber gozado de ocasiones para ampliar la ventaja.

Para terminar de apuntalar el planteamiento del final de partido, Oliver Torres se convertía en la última sustitución rojiblanca, entrando por Suso. Finalmente movió piezas Koeman, dando entrada a Riqui Puig por Pedri. La paciencia sevillista dio recompensa y Rakitic mandó un balón a las mallas en el minuto 86. Una vez más el Sevilla gozó de una oportunidad tremenda para ampliar ventaja que esta vez no desaprovechó. Entraba Trincao por Umtiti para disputar los últimos minutos de choque al borde del descuento. Una vez más Bono se enfrentó a Messi para sacarle una falta muy bien botada y evitar el gol visitante. La tuvo el Sevilla para sentenciar en el descuento. A punto de marcar a través de Oliver Torres, que recibía un pase de De Jong.

Partido importante para un Sevilla que gana terreno en la eliminatoria. A pesar de que aún quedan 90 minutos en el Camp Nou, la irregularidad del FC Barcelona invita al optimismo para los rojiblancos. Precisamente este hecho debe ser un toque de alarma para los hoy visitantes, que rozan una final y no deberían desaprovechar la oportunidad de llegar a competir este título.

Últimas Noticias