Edgar González anota sus primeros goles con el Oviedo

El canterano bético Edgar González, actualmente cedido en el Oviedo, esta jornada pasada anotó sus dos primeros goles con el club asturiano.

El pasado domingo, el conjunto dirigido por el Cuco Ziganda logró su tercera victoria en el campeonato tras derrotar por cuatro goles a cero al Castellón en el Carlos Tartiere. Uno de los mejores jugadores del partido, si no el mejor, fue el jugador cedido por el Real Betis, Edgar González. El centrocampista catalán cuajó un gran partido donde marcó dos de los cuatro goles de su equipo.

Esta temporada, de los once partidos que ha disputado su equipo, el centrocampista ha jugado diez de ellos, solamente no jugó en la derrota frente al Leganés por dos goles a uno, ya que por la tarjeta amarilla vista la jornada anterior frente al Rayo Vallecano, era la quinta en su casillero por lo tanto tenía partido de suspensión. De los otros diez partidos disputados, tan solo en el debut frente al Cartagena fue sustituido, en los nueve restantes disputo los noventa minutos. En total esta presente campaña lleva dos goles y una asistencia.

El futbolista de tan solo 23 años, la pasada temporada logró debutar en Primera División a manos del club verdiblanco. El jugador se formó en las categorías inferiores del Espanyol donde ni tan solo llegó a disputar un enfrentamiento con el filial, ya que entre 2016 y 2018 fue cedido al Cornellà donde sí que consiguió jugar un partido de Copa del Rey.

A finales de esa misma campaña, el Real Betis se hizo con sus servicios firmándolo para jugar con el filial de Heliópolis en esa época en Tercera División. Su debut con los mayores fue en un partido de Copa del Rey a principios de noviembre del mismo año frente al Racing de Santander, y su debut en la máxima categoría del futbol español no llegó hasta el 23 de noviembre de 2019 frente al Valencia en la victoria por dos goles a uno, jugando en el medio de la zaga al lado de Sidnei y Mandi, en el minuto 69 de partido fue sustituido por Borja Iglesias. Finalizó esa temporada con un total de trece partidos, diez en liga y tres en copa, sin llegar a marcar ni asistir.

El entrenador que le hizo debutar fue Rubi, donde lo colocó de central en una defensa de cinco y, a veces, de pivote defensivo, pero su posición en el conjunto del Villamarín era de central. Esta temporada, Ziganda no lo está usando ni de central, ni de pivote defensivo, sino que abarca todo el centro del campo con total libertad, y la exigencia, de llegar a pisar área rival cuando el partido lo necesita. Pese a ser un jugador de metro noventa y tres, tiene una muy buena salida del balón y cuando le llega la pelota, no le queman los pies.

Cuando finalice esta temporada, volverá a la entidad verdiblanca para intentar hacerse con un puesto en el equipo entrenado por Manuel Pellegrini, donde ya vendrá con la suficiente experiencia para poder ocupar un puesto en el centro del campo del Benito Villamarín.

En el canal de InformaFútbol hemos analizado los CINCO MOTIVOS del BETIS para OPTAR A EUROPA.

Últimas Noticias