|Crónica| Real Betis 1-1 Sevilla FC: un derbi con goles pero soso

La capital andaluza se vestía de gala para acoger el partido del año, el derbi sevillano. Ambos equipos llegaban con la esperanza de ganar los tres puntos en un partido de tanto valor.

El Sevilla, llegaba tras ganar el último partido ante el Villarreal. El Betis en cambio, venía de perder por 4-3 ante el Levante en un encuentro que de haber durado diez minutos más, al menos el empate se hubiese conseguido.

Un encuentro que ha tenido en vilo a toda la ciudad hasta el último momento, tras abrirse la duda de si se celebraba o no por un posible brote de coronavirus en el equipo verdiblanco. Todo quedó en una mera anécdota y, el derbi se disputó.

Alineaciones:

Lopetegui formó de inicio con el clásico 4-3-3 formado por: Bono, Navas, Koundé, Diego Carlos, Acuña, Gudelj, Jordán, Óliver, Suso, De Jong y Ocampos.
El técnico vasco tuvo que verse obligado a sustituir al brasileño Fernando por Gudelj tras ver la quinta amarilla en el encuentro anterior. También le dio minutos a Óliver Torres en lugar del croata, Iván Rakitic. Por último, en la delantera saltó al tapete verdiblanco el holandés sustituyendo al marroquí En-Nesyri titular hasta el momento.

Pellegrini salió con un 4-2-3-1 con los siguientes jugadores: Bravo, Emerson, Mandi, V. Ruíz, Miranda, Guido, Canales, Lainez, Fekir, Ruibal y Loren. El técnico verdiblanco no ha podido contar con muchos de sus futbolista algunos por lesión como Barrera entre otros y, otros por dar positivo en COVID-19: el capitán Joaquín, Álex Moreno, Montoya y Guardado. Destacable la titularidad de Canales tras superar la lesión y, la vuelta al once del meta Bravo.

El partido:

Empezó a rodar el cuero en el Benito Villamarín cuando el reloj marcaba las 16:15 horas dando comienzo a un encuentro sin duda apasionante y, esperado por toda la capital andaluza.

Muy activo saltó el Betis al verde presionando alto a los rojiblancos sin permitirles tocar mucho el balón. El Sevilla en cambio, aguantaba en campo propio hasta encontrar huecos que les permitiesen penetrar el área de Heliópolis. Corría el minuto cinco y, ya se formó la primera tangana del partido, tuvo lugar entre Fekir y Diego Carlos, por una falta del galo al brasileño, ponía calma el colegiado Del Cerro Grande.

Canales fue el primero que se atrevió con un ‘centrochut’, el cuál, se marchó por encima de la portería defendida en la tarde del sábado por Bono, minuto ocho de partido. En los primeros quince minutos, el partido se mantuvo igualado, muy interrumpido por faltas y, ninguno de los dos equipos se hacía con el control, que, a su vez, no querían regalar el cuero puesto que podría costarle el gol.

La primera ocasión clara del encuentro cayó para el lado verdiblanco, una jugada individual del joven Laínez que, cedía a placer para Fekir pero el galo, chutó saliendo el cuero pegado al palo izquierdo de las redes defendidas por el Sevilla, minuto veinticuatro del partido. El Sevilla, tuvo la primera ocasión en el minuto veintinueve con una falta en la frontal botada por Jordán que se marchó a la grada del templo verdiblanco.

La volvió a tener Canales en el treinta y cinto que, parece que, tras la lesión ha vuelto muy recargado, chutó desde la frontal pero el tiro pegó en Gudelj marchándose a córner, otra vez la jugada comenzaba en las piernas de Laínez que estaba cuajando un perfecto partido.

Dos minutos de alargue fue lo que decreto Del Cerro Grande en una primera mitad muy sosa, en la que únicamente el Betis, fue capaz de generar dos ocasiones las cuales no supieron aprovecharlas y, sendos conjuntos se marcharon a vestuarios en tablas. Habría que esperar a la segunda mitad para ver si el derbi, se decantaba hacia un bando u otro de la ciudad. Hasta el momento todo hacía indicar que caería del lado verdiblanco.

Comenzaban los segundos cuarenta y cinco minutos en Heliópolis. Rakitic y En-Nesyri, saltaban al verde sustituyendo a Óliver Torres y De Jong respectivamente. El técnico vasco, buscaba dar el salto de calidad e intentar hacerle daño a un Betis que se había mostrado contundente en la primera mitad.

Suso tuvo la primera y, la metió en la red. Un error en el despeje del Betis, le costó al equipo de Pellegrini ponerse por debajo del luminoso apenas empezaba la segunda mitad, el recién entrado En-Nesyri, le cedió el cuero perfectamente al gaditano que remató a placer abriendo la lata. Se adelantaba en el luminoso el equipo que quizás, menos lo merecía pero, fue el que tuvo una y la convirtió, en cambio, el Betis, tuvo dos y ninguna la metió en la jaula.

Dos minutos después, Del Cerro Grande decretaba penalti a favor del Betis. Una caída en el área de Loren, sería lo que le permitiría al Betis igualar la contienda y, devolver las tablas al luminoso, Canales fue el encargado de anotarlo.

Perdonó Ocampos una ocasión en el sesenta y dos, buscó un tiro con rosca que se marchó cerca del palo más lejano de Bravo. El Sevilla buscaba la manera de volver a ponerse por delante del marcador.

A punto estuvo En-Nesyri de sorprender al portero verdiblanco que se durmió en los laureles y, el marroquí lo aprovechó para presionarle hasta la línea de gol de la portería. Corría el minuto setenta y dos y, todos los jugadores del Betis pedían penalti al colegiado que en primera instancia decretó saque de puerta pero que tras unos minutos, tuvo que rectificar con la ayuda del VAR. Nueva oportunidad para los verdiblancos desde los once metros. Pero esta vez, Bono volvió a ponerse el traje de superhéroe para salvar al Sevilla de ir por debajo del marcador. Un tiro a media altura que el portero marroquí pudo despejar.

Perdonó el Betis la ocasión más clara para adelantarse en el marcador, no le fue bien a los de la palmera cambiar de lanzador. Fekir falló el penalti y, Lopetegui aprovechaba para dar minutos a Óscar y Munir, sustituyendo a Jordán y Suso respectivamente. Respiró tranquilo el conjunto nervionense tras ver como su portero detuvo el penalti.

En el ochenta, Canales abandonaba el verde dejándole su sitio al joven Paul. El santanderino cuajó un grandísimo partido anotando el segundo gol del partido, el primero para los verdiblancos.

Apretaba el Sevilla en los minutos finales, los nervionenses supieron aguantar el cuero buscando constantemente huecos con los que poder anotar el segundo gol y, llevarse los tres puntos del partido más esperado en la ciudad.

Cuatro minutos se añadieron a la segunda mitad en la que, el Sevilla, predominó más el partido que, por un error tonto en defensa, le costó el empate aunque pudo haberse quedado en una derrota de no haber sido por el portero marroquí Bono, que detuvo un penalti.

El Real Betis quizás mereció más pero, perdonó dos ocasiones y un penalti. Cuando se perdona tanto, después se acaba pagando. El Sevilla la que tuvo, la metió en la jaula. El partido más esperado por ambas aficiones, acabó en tablas.

Últimas Noticias