|ANÁLISIS| Real Madrid: Repetir el doblete, bajo el argumento de la solidez defensiva

El Real Madrid se encontraba inmerso en una racha de resultados negativos, a excepción del ‘Clasico’, donde el club madrileño ganó por 2-0. Esto ha desencadenado en una pérdida del liderato de LaLiga tras el último choque liguero y en una difícil papeleta de remontar la eliminatoria de Champions. Aprovechando el parón, los de Zidane podrán reflexionar sobre las derrotas frente a Levante (1-0), Manchester City (1-2) y Real Betis (2-1).

Estilo de juego

El club capitalino forma bajo el sistema 1-4-3-3, con sus variantes 1-4-5-1 o 1-4-4-2, dependiendo del rival y de las adversidades de cada partido. Con el primer esquema opta por una medular con un pivote defensivo (Casemiro) y dos interiores, el izquierdo (Kroos) encargado de ser el enganche defensa-ataque y el derecho (Valverde) que dota de profundidad y agresividad al equipo.

Claves ofensivas

El Real Madrid en la salida de balón busca la superioridad numérica en medio campo. Con movimientos de Casemiro e interior Valverde, el conjunto merengue suele encontrar a Kroos para que sea él el encargado de liberar de la presión del rival. Tras ello, se busca la profundidad y verticalidad de los laterales, con la labor de liberar a los extremos y crear situación de superioridad numérica.

Generalmente haciendo uso del juego directo, los futbolistas madridistas mueven la pelota a un ritmo alto, con un bloque profundo. Generan la evolución del juego mediante el toque de balón y el juego al espacio y con una alta participación de jugadores en zonas de finalización.

El gran trabajo físico de los jugadores está siendo fundamental para los madridistas. La llegada de la segunda línea a tres cuartos y zonas de finalización está desencadenando en una notable producción goleadora de la medular. Valverde ha sido fundamental en este aspecto con su juego de ‘box to box’, es el encargado de romper líneas y de sacrificarse en la presión.

Claves defensivas

Sin duda, el cambio más notable que se ha producido en la presente temporada para el club blanco ha sido el de evitar partidos rotos de constante ida y vuelta, y en donde los defensas tenían que soportar acciones de inferioridad numérica, además de la marcha de Cristiano Ronaldo que era determinante en este aspecto para marcar los goles.

Por ende, ahora vemos a un bloque que avanza entero hacia arriba, con las líneas muy juntas y con unos atacantes veloces en el repliegue para comenzar con tareas de presión. Con orden y actitud, Zidane ha conseguido tener al equipo menos goleado en LaLiga con 19 tantos. Del mismo modo, esto ha beneficiado en gran parte a Courtois, quien sufre menos acciones claras de gol, con más defensores protegiéndole y evitando que los rivales se encuentren cómodos en zonas de finalización.

El club madrileño trabaja la presión en bloque medio, impidiendo que el rival progrese con solvencia en su juego, pues el bloque madridista se encuentra, como ya se resaltó antes, muy junto, evitando dejar espacios entre líneas.

Para finalizar, claves son los papeles de Valverde y Casemiro para ese equilibrio defensivo, pues cuando Valverde no ha partido como titular (PSG, Mallorca, Levante y Betis) o Casemiro (Real Sociedad) el equipo perdió dichos encuentros. El único choque en el que el Madrid no encontró la victoria con ambos en el campo fue contra el Manchester City.

Previsión antes de temporada

Zidane buscó por todos los medios hacerse con los servicios de Paul Pogba. La necesidad de tener un equilibrio defensivo, evitando las carreras atrás y la ruptura de los partidos se pudo ver solventada con la llegada del francés. No obstante, este nunca llegó y el técnico francés encontró a Fede Valverde como el “fichaje del año” para su medular.

Además, el equipo se reforzó con Hazard, para tener a un jugador determinante en sus filas, que pudiera cambiar el rumbo de sus partidos ofensivamente hablando. No obstante, a raíz de las lesiones del belga, este aún no ha explotado. Por otro lado, la entidad capitalina invirtió en Luka Jovic para traer a un depredador de área e intentar encontrar a un futbolista que pudiera intentar cumplir la función que tuvo Cristiano en su tramo final en el Real Madrid.

Rodrygo se unió a la disciplina blanca bajo el mismo ‘modus operandi de Vinicius’. Kubo entró para marcharse cedido al Mallorca y encontrar minutos. Mendy y Militao vinieron para dotar de estabilidad defensiva a la escuadra de Zidane, siendo ambos apuestas de futuro en reemplazo de Marcelo y Ramos.

¿Está cumpliendo el Real Madrid su objetivo?

El Real Madrid venía apostando fuerte por conseguir el ’Triplete’. No obstante, una nueva eliminación de Copa le privará de ello. Por ahora, las opciones son incluso pocas de pasar de ronda en Champions. Sin embargo, la regularidad en LaLiga hacen al club merengue ser uno de los serios candidatos a ganar el título si consigue remontar los dos puntos que le supera el Barça.

Previsión hasta final de temporada

En la entidad presidida por Florentino Pérez hay dos objetivos claves con dos metas a nivel individual de jugadores. Centrándonos en los segundo, gracias al parón por el COVID-19 tanto Hazard como Marco Asensio pueden avanzar en la recuperación de sus respectivas lesiones. Especialmente clave este factor porque son dos jugadores determinantes y de peso en la entidad, y el regreso de ambos sería clave para dar ese paso adelante que tanto se les pedía en la entidad.

Centrándonos en los objetivos, especialmente clave la clasificación a cuartos de final de Champions. Por otro lado, el objetivo más probable es la consecución del campeonato liguero, a pesar de ir por dos puntos abajo del Barcelona.

Bien es conocido el cambio de esquema de Zidane durante los tramos finales de temporada, con la introducción de un cuarto centrocampista en sus onces. Clave la aparición de Isco (que cuajó grandes minutos en el ‘Clásico) y de Modric (que llegaría bien físicamente gracias a la dosificación que se le ha dado durante la temporada). No obstante, dado el momento de algunos jugadores de banda como Vinicius y la supuesta vuelta de Hazard y Marco, sería algo improbable que este sistema cogiera regularidad en los planteamientos tácticos del Madrid.

Últimas Noticias