El Manchester City mantiene el paso firme

El Manchester City se ha impuesto por 1-3 frente al Young Boys, en la fase de grupos de la Champions League. En un partido donde los «celestes» fueron superiores, aunque encontraron dificultades para llevarse el triunfo.

Primera parte

El duelo se inició con el conjunto de Pep Guardiola llevando la iniciativa en el juego, mediante la posesión del esférico. Mientras que el conjunto local, por su parte, abogaba por presionar alto para recuperar y transitar. Pero la fluidez de los británicos en salida, le abocaba a replegar constantemente. La lluvia hizo acto de presencia con intensidad sobre la ciudad de Berna desde el principio y eso complicó la circulación de los dos equipos, a causa del césped artificial. Aún así, ello no fue óbice para que se pudiesen presenciar algunas aproximaciones sobre ambas porterías, con un mayor peso «celeste».

Con el paso de los minutos, ambos contendientes rompieron el hielo y el choque entró en una fase de monólogo Cityzen, en el que estos tuvieron unos minutos de mayor claridad en fase ofensiva. Gracias a ello, originaron sus acciones de más peligro, conectando con Haaland, Nunes y Doku, que formaron una sociedad prolífica por banda derecha. En las filas «aurinegras», el planteamiento se fundamentó en defender en campo propio e intentar conectar en largo con alguno de sus atacantes. Una idea que le sirvió para acechar el área contraria en algún momento, si bien no le permitió cortar un ritmo de partido tremendamente fluido.

En el ocaso del primer período, el vigente campeón levantó paulatinamente el pie del acelerador y el enfrentamiento se igualó. Los capitalinos se envalentonaron, retomaron la altura inicial de sus líneas y, gracias a ello, pudieron amenazar el arco defendido por Ederson, en acciones a balón parado. Finalmente, el cuadro inglés emprendió un arreón final, con Grealish por derecha y Doku, por izquierda. Pero los skyblues se vieron lastrados, nuevamente, por su falta de acierto.

Segunda parte

La contienda se reanudó con el primer tanto de la noche, obra de Manuel Akanji. Que recogió un remate de Rúben Dias, que impactó en el larguero, en la segunda jugada de un saque de esquina. Con el 0-1, el cuadro dirigido por Raphael Wicky mantuvo sus líneas altas, aumentó su intensidad e hizo todo lo posible por crecer con el esférico en su poder. Pocos minutos después, su dinamismo tuvo premio. Niasse encontró a Elia al espacio, a la espalda de Rúben Dias, y batió a Ederson con una rimbombante vaselina. Una acción resuelta en dos pases que ejemplificaba la verticalidad.

Con el empate, el conjunto helvético se envalentonó y cuajó sus mejores minutos, volcándose al ataque con muchos efectivos. En contraste, el campeón inglés permaneció frío y tardó varios minutos en reaccionar. Aunque su respuesta no sofocó los impulsos del Young Boys, en un partido que se rompía con el paso de los minutos. Como resultado de tal locura, el Manchester City se encontró con un penalti, en una de sus acometidas. Una diagonal trazada por Grealish que terminó con un disparo rechazado, que Rodri recogió dentro del área antes que el central Mohamed Camara. Haaland no falló desde los once metros y puso nuevamente en ventaja a los dirigidos por Pep Guardiola.

En el último tramo del partido, el técnico catalán aprovechó para dar descanso a Matheus Nunes y Doku, dando entrada a Bernardo Silva y Julián Álvarez. En un momento donde el anfitrión pareció demostrar flaqueza y una menor capacidad de reacción y atacante argentino recién entrado anotó un tanto, que sería anulado por una mano de Grealish en el inicio de la jugada. Tras la decisión tomada, a expensas del VAR, los skyblues trataron de rebajar el ritmo del encuentro con posesiones más conservadoras, a la expectativa de que apareciese algún espacio. Del mismo modo que el equipo suizo insistió en su plan de juego, aunque comenzaba a notar el desgaste. Haaland puso el colofón a la victoria visitante, solventando una acción colectiva con un magnífico disparo de pierna derecha desde la frontal.

Con este resultado, el Manchester City se mantiene como líder indiscutible del grupo con nueve puntos, antes de visitar al Manchester United. Mientras que el Young Boys permanece último con un punto. Su próximo compromiso será la vista al Lugano en la Superliga suiza.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor, ingresa su comentario
Por favor, ingresa tu nombre aquí