El Levante vence con dos zarpazos al Eldense

Dos mano a manos de Bouldini y Fabrício firmaron la victoria del Levante frente al Eldense con dificultades en defensa.

El CD Eldense viajó hasta Valencia para disputar uno de los derbis de la Comunidad Valenciana en Segunda División. Los de Fernando Estévez, vienen de sufrir dos empates en el último minuto ante Alcorcón y Espanyol que propiciaron la pérdida de hasta cuatro puntos. Los levantinistas, con mejor cara y a pesar de las dificultades, vuelven a sumar tres puntos muy importantes a costa de un Eldense falto de ideas defensivas.

Primera parte

El encuentro comenzó con un breve dominio del conjunto valenciano que poco a poco fue recuperando el Deportivo. Los primeros avisos fueron sobre la meta de Guille Vallejo, con grandes respuestas del meta burgalés. El Eldense obstaculizó las llegadas de los «granotas», robando el protagonismo en un disputado encuentro.

Rozando la media hora de juego, el Levante creó una gran ocasión en la que Lozano filtró un gran pase a la última fila de jugadores antes de la portería, donde Bouldini apretó en el mano a mano y batió a Guille Vallejo para eliminar el empate del marcador. El desajuste defensivo del equipo que hoy jugaba de blanco castigó al desenlace del resto de los 45 minutos iniciales que sin mucha relevancia transcurrieron hasta el descanso.

Segunda parte

El cuadro alicantino regresó al terreno de juego con más confianza en el juego, que tuvo cerca el gol en varias acciones. Los ataques deportivistas aumentaron, sí, pero el dominio de los locales con balón también era notorio, lo que afectaría al Eldense en sus intenciones de marcar gol y empatar el partido.

Los cambios de Fernando Estévez cuajaron en el encuentro. La calidad ofensiva de Cris Montes y Juanto Ortuño fue clave para que los ataques azulgranas resurgiesen. Por momentos, el Deportivo estuvo cerca del empate, pero la falta de claridad para finalizar jugadas les condenó, y la velocidad que los valencianos tenían arriba sentenció el partido.

En el tramo final del choque, Íñigo Piña perdió la posesión, que aprovechado por Fabrício y su velocidad en carrera, el Levante marcó el segundo gol, escalando hasta la tercera posición en la tabla con buenas sensaciones. Los alicantinos suman su cuarto partido sin ganar, que provoca un descenso de posiciones peligrosas de cara a la disputa por la permanencia.