|Crónica| FC Barcelona 4–0 Villarreal CF: Ansu y Leo fulminan al Villarreal

Un Camp Nou vacío ha sido testigo de la primera victoria del FC Barcelona de Koeman como local, ante el Villarreal CF. Los de Unai Emery no supieron superar a un Barça sólido y con una gran eficacia de cara a puerta. De esta forma, el submarino amarillo vuelve a Castellón con las manos vacías, mientras los de Koeman suman su primera goleada de la temporada por 4-0.

Alineaciones

Ronald Koeman se estrenaba como primer técnico del FC Barcelona en el Camp Nou sacando, a priori, un 1-4-2-3-1. El entrenador holandés apostó por una alineación similar a la titular pasada campaña, con las novedades de Coutinho y Ansu Fati como titulares. Además, Neto ocupaba la portería por la lesión de Ter Stegen.

El once titular del lado blaugrana fue: Neto, Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Jordi Alba, Busquests, De Jong, Coutinho, Griezmann, Ansu Fati y Messi.

Del lado del submarino amarillo, Unai Emery apostó por un 1-4-4-2. El técnico vasco repetía el mismo once que sacó en la última jornada en la victoria ante el Eibar. Tan solo hubo un cambio: la titularidad de Estupiñán en la banda izquierda.

La alineación de los castellonenses fue: Asenjo, Gaspar, Albiol, Torres, Estupiñán, Parejo, Coquelin, Moi Gómez, Chukwueze, Alcácer y Gérard Moreno.

El partido

El partido en el Camp Nou comenzó con dos equipos que se disputaron el control del balón desde el inicio del encuentro. Como consecuencia, en el minuto tres el Villarreal tuvo una buena ocasión para ver puerta en las botas de Alcácer y Chukwueze, así como segundos más tarde el Barça lograba acercarse a Asenjo gracias a una galopada de Ansu. Después de estas primeras ocasiones, el equipo de Koeman logró hacerse con la posesión del esférico, y encontraba cierta facilidad para llegar al área rival. Sin embargo, le costaba generar jugadas claras de gol y encontrar la portería de Asenjo.

En el minuto 15, el FC Barcelona encontraba premio a su buen juego, con un gol de Ansu Fati. El canterano culé recibía un balón desde la banda mientras encaraba a portería desde la frontal del área y, en carrera, perforaba la portería del submarino amarillo. Después del tanto blaugrana, los catalanes seguían insistiendo en ataque para buscar el segundo.

Cuatro minutos más tarde del primer tanto de Fati, el joven extremo volvía a ver puerta para poner el 2-0. Coutinho recibió cerca del área local con muchos huecos en la defensa del Villarreal, y condujo hasta el área amarilla, para servir a Ansu que remataba en un uno contra uno ante Asenjo. Pese a que el submarino amarillo debía reaccionar al ir dos goles por debajo en el marcador, el FC Barcelona siguió insistiendo para aumentar su ventaja. Por esa razón, las ocasiones del lado blaugrana eran más frecuentes, y entrañaban más peligro.

Por si la actuación de Ansu Fati no había sido suficiente, en el minuto 33 el futbolista culé provocaba un penalti al meterse en carrera en el área. La pena máxima era anotada por Leo Messi, que ponía el 3-0 en el resultado. El tercer gol sentó bien al equipo de Koeman, que se hizo con el monopolio del balón y de las jugadas de ataque. Pese a que el Villarreal llegaba puntualmente, justo antes del descanso llegó el 4-0. Leo Messi puso un centro al área para que Busquets rematara de cabeza, pero el remate fue de Pau Torres, que introdujo el balón en su propia portería. Así, el choque se iba al descanso con 4-0 en el marcador.

En el inicio de la segunda mitad, el Villarreal se mostró como un equipo más valiente. Emery añadió un centrocampista más en el descanso, y la sustitución dio buenos resultados, dado que sus hombres lograron hacer más daño al rival en la presión y mediante el control del esférico en jugadas posicionales. Pese a ello, cada vez que los culés llegaban a zonas cercanas a la portería de Asenjo la sensación de peligro estaba presente.

El Villarreal se crecía con el paso de los minutos, y cada vez era capaz de llegar con más frecuencia a la portería de Neto. Sin embargo, las jugadas que generaban no suponían excesivo peligro para el FC Barcelona. Aunque el submarino amarillo parecía despertar, los de Koeman seguían generando jugadas de peligro que exigían considerablemente a Sergio Asenjo. Si bien esto es cierto, la realidad es que la frecuencia de las jugadas de ataque del Barça bajó, en favor de un Villarreal que buscaba con el balón en los pies recortar distancias en el marcador.

En el minuto 70 se daba una de las noticias del encuentro: el estreno de Pedri en LaLiga con la elástica blaugrana. El futbolista sustituyó a Coutinho para jugar en la zona ofensiva de la medular. Minutos más tarde, Pjaniç y Trincao también salían al terreno de juego para debutar de forma oficial con el equipo culé. Mientras, en el verde el submarino amarillo seguía tratando de recortar distancias con ataques posicionales, pero sin suerte dada la concentración en defensa de los blaugranas.

En esta misma línea del partido, el Barça seguía atacando con peligro cada vez que se hacía con la pelota. En este caso, los protagonistas de ese peligro fueron Messi, Dembélé y Trincao. Así, los blaugranas daban sensación de funcionar también desde el banquillo.

El choque llegó a su fin con el ritmo propio de un partido cerrado hacía ya bastantes minutos. Si bien es cierto que el Villarreal trató de meterse de nuevo en el encuentro, la eficacia en ataque y la concentración en defensa del Barça anularon las opciones de los de Unai Emery. El FC Barcelona se lleva sus tres primeros puntos esta temporada, y el Villarreal vuelve a pinchar, aunque en uno de los encuentros más complejos de la campaña.

Foto vía: FC Barcelona

Últimas Noticias