El Barcelona saca rendimiento de sus nuevos jugadores

Esta temporada no ha empezado de la mejor manera posible para el Barcelona. Un equipo que alterna partidos decentes con otros malos frente a cualquier equipo. Lo mejor de esta temporada tan atípica en la Ciudad Condal es el rendimiento de sus nuevos jugadores.

Este verano volvió tras cesión Coutinho y llegaron jugadores como Pedri, Trincão o Dest. Además de estas nuevas incorporaciones, algunos jugadores como Ronald Araujo u Óscar Mingueza se han asentado en el primer equipo.

Pedri es la mejor noticia de este Barcelona. El canario que fichó la temporada pasada, pero que terminó la campaña con Las Palmas llegó este verano al conjunto blaugrana. Muchos pidieron su cesión en verano y el Barça finalmente decidió quedarse con él.

Desde el primer momento Koeman ha apostado por él, ya sea jugando desde el centro o pegado a la banda izquierda. El canario ha sentado a Griezmann, Dembélé o al propio Coutinho.

Un jugador diferente que es la gran esperanza azulgrana. Su rendimiento es lo más destacado de un comienzo gris, en el que Koeman no le ha temblado el pulso para darle una oportunidad a los más jóvenes.

Por otro lado, Dest llegó en verano procedente del Ajax a cambio de unos 20 millones de euros y su rendimiento es notable desde entonces. El internacional estadounidense ha aprovechado la lesión de Sergi Roberto para hacerse un fijo en el once del técnico neerlandés.

Trincão, por su parte, fichó en el pasado mercado invernal por una cifra en torno a los 31 millones de euros, procedente del Sporting de Braga. El extremo luso comenzó transmitiendo muy buenas sensaciones.

Las actuaciones del atacante luso en pretemporada vislumbraban un gran encarador con muy buen regate. Pero Koeman no apuesta por él desde el principio y su estrella se está apagando. Es uno de los cambios habituales y ha disputado 13 encuentros ligueros saliendo en todos desde el banquillo.

Coutinho, que ha vuelto a Can Barça, tras su cesión al Bayern de Münich, no está cuajando un gran inicio. Se ve poco de aquel jugador que maravilló a todos en el Liverpool y a Koeman se le está acabando la paciencia. No le tiembla el pulso a la hora de sentarlo.

El Barcelona necesita reconducir su situación en el campeonato doméstico. Se encuentra muy alejado de los puestos de cabeza y el tiempo pasa. Veremos si Koeman consigue cambiar la dinámica ayudado de sus nuevas incorporaciones.

Últimas Noticias