|Crónica| FC Barcelona 2–3 Athletic Club: ¡La Supercopa se va a Bilbao!

Después de 120 minutos, el Athletic Club de Bilbao se ha proclamado campeón de la Supercopa de España. Los bilbaínos batieron al FC Barcelona por 2-3, con goles de De Marcos, Villalibre y Williams. Los tantos culés llegaron de las botas de Griezmann, y Messi acabó expulsado por agredir a Villalibre a falta de un minuto para el final.

Alineaciones

Ronald Koeman salió con el que se puede considerar a día de hoy el once de gala culé. Con un 1-4-3-3, el técnico neerlandés volvía a contar con Leo Messi como titular. El astro argentino estuvo acompañado en la delantera por Griezmann y Dembélé, y escudado en por De Jong  y Pedri. Dest volvía a salir de inicio, arrebatándole el puesto a Mingueza.

La alienación blaugrana fue: Ter Stegen, Dest, Araujo, Lenglet, Busquets, De Jong, Pedri, Dembélé, Griezmann y Messi.

Del lado bilbaíno, Marcelino García se mostraba fiel a su 1-4-4-2, esquema al que los leones parecen haberse adaptado a la perfección. Con Dani García y Vencedor en el doble pivote y con Muniain y De Marcos, el Athletic pretendía ganar la batalla del centro del campo. En la punta de lanza salieron de inicio Williams y Raúl García, MVP de la semifinal. Destacó la vuelta al once de Yeray.

El once titular del Athletic fue: Simón, Capa, Martínez, Yeray, Balenziaga, De Marcos, Dani García, Vencedor, Muniain, Williams y Raúl García.

El partido

Se escuchaba el pitido inicial en el Estadio de La Cartuja y ambos conjuntos comenzaban el encuentro tanteando a su rival. Con un Barça que pretendía llevar el control del partido y un Athletic que ejercía una presión muy alta, el choque apuntaba a ser muy intenso en la zona del medio campo. Pese a ello, los leones parecían tener más claras las ideas que querían plasmar en el verde, y sometieron a los culés a un juego intenso y que no les permitía desarrollar su habitual estilo combinativo.

Al minuto 20 de partido, ninguno de las dos escuadras había tirado a puerta, y los rojiblancos estaban más cómodos y mejor plantados en el terreno de juego. Las grandes figuras del Barcelona no terminaban de aparecer, y el juego de los blaugranas lo pagaba. El primer chut a puerta llegaba en el minuto 25 en las botas de Capa, y logró ser despejado por Ter Stegen.

El primer tiempo transcurría y no pasaban grandes acontecimientos. Tal y como se podía intuir al inicio del encuentro, la mayor lucha del partido se encontraba en la medular. Como consecuencia, el ritmo no era muy alto y el choque se desarrollaba de forma insulsa. Sin embargo, llegaba el minuto 39, y en el primer tiro entre los tres palos del FC Barcelona anotaban los culés. Después de una gran internada de Jordi Alba por la izquierda, Messi tocaba en el área y el balón le caía a Griezmann. El francés no perdonaba y perforaba las redes de Unai Simón.

Antes de que le diera tiempo a disfrutar del tanto a los blaugranas, los leones ponían el empate. En el 41, Williams ponía un centro desde la frontal del área al que llegaba De Marcos, tras superar la marca de Jordi Alba, para establecer el 1-1 en el marcador. Después de unos primeros 40 minutos poco interesantes, el partido se despertaba al filo del descanso. De esta forma, llegaba el entretiempo con tablas en La Cartuja.

La segunda parte parecía comenzar con algo de más ritmo que en la mayor parte de la primera, y ambos conjuntos lograban acercarse al área rival. Tanto es así que en el 56 marcaba Raúl García el gol de la remontada de los leones. Sin embargo, el colegiado anulaba el gol por fuera de juego del ariete vasco, frustrando la alegría del Athletic. El equipo de Koeman parecía seguir siendo superado por los bilbaínos, pues sus llegadas al área de Unai Simón eran muy limitadas.

Después de un buen inicio, el choque volvía a bajar de revoluciones. El Barça tenía la posesión en su control, pero el Athletic se defendía cómodamente con un bloque compacto formado por dos líneas defensivas. Mientras, los leones trataban de aprovechar los errores culés para salir al contragolpe, pero no lograron generar jugadas claras. Fue en el 76 cuando Griezmann rompía las líneas defensivas del Athletic y ponía el 2-1. Tras una fantástica llegada de Jordi Alba por la izquierda, el lateral ponía un gran centro al ariete francés para que rematara casi a placer. Con ello, el galo ponía otra vez por delante a los suyos.

El Athletic intentaba volcarse en la portería de Ter Stegen, y Marcelino introducía cambios para provocar una reacción en su equipo. En el minuto 83 y con el Athletic arriba al completo tras sacar un córner, los de Koeman tenían un contragolpe claro para ampliar la ventaja en el marcador, pero este acababa en nada. Con el tiempo en contra, los leones seguían insistiendo en torno al área rival, peo el Barça aguantaba sus embestidas.

Cuando parecía que la final se moría con el Barça campeón, Asier Villalibre ponía patas arriba el partido con el gol del empate. En el minuto 89, Muniain sacaba una falta algo escorada a la derecha, y el canterano del Athletic ponía las tablas de nuevo en el marcador. Con ello, el choque acabaría yéndose a la prórroga.

Prórroga

Nada más que comenzaba la primera parte de la prórroga, Iñaki Williams remontaba el encuentro marcando el tercero de su equipo. Con un magnífico chut desde la esquina del área, el ariete ponía el balón en la escuadra y Ter Stegen no llegaba para despejarlo. A raíz del tanto, el FC Barcelona se tiraba al ataque y monopolizó el balón. Sin embargo, la mejor ocasión volvió a llegar del lado bilbaíno en las botas de Unai Núñez tras un balón parado. Con ello, llegaba el descanso con el 2-3 en el marcador.

El segundo tiempo de la prórroga se desarrolló con el Barça volcado en al área de Unai Simón y con el Athletic defendiendo en bloque. Pese a ello, en el 111 los rojiblancos tuvieron una ocasión clara para ampliar la distancia en el marcador. Aunque los culés no dejaron de insistir, su esfuerzo no fue suficiente como para empatar el partido. Por si todo esto fuera poco, Leo Messi fue expulsado en el 119 por una agresión a Villalubre. Como consecuencia de estos 120 minutos, el encuentro llegó a su fin, y el Athletic Club se proclamó campeón de la Supercopa de España.

Últimas Noticias