Los futbolistas de Primera y Segunda División dicen no al ERTE

El Covid-19 está trayendo consigo consecuencias económicas muy perjudiciales para las competiciones deportivas en nuestro país. De hecho, son ya numerosas las empresas y organizaciones que han decidido llevar a cabo un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). En el caso del fútbol español, es la Asociación de Futbolistas Españoles la que tiene la voz cantante en este asunto, y hoy ha dado un paso al frente.

Concretamente, David Aganzo presidente de la AFE, se ha reunido telemáticamente con todos los capitanes de los equipos de Primera y Segunda división. Durante la conferencia se ha comentado el contexto al que se enfrentan los jugadores, poniendo sobre la mesa diversas opciones. Entre estas se encontraba el ERTE, es decir, prescindir de los servicios de los futbolistas de forma temporal, hasta que la crisis que estamos viviendo se frene. Ante tal opción, los representantes de todos los clubes se han mostrado contrarios, descartando que esta medida pueda ser aplicada.

Como alternativa, se barajaba la opción de bajarles el sueldo mientras esta situación dure. En lo que respecta a esta posibilidad, ha habido varios jugadores que se han mostrado favorables a reducir su ficha, con la intención de hacer decrecer la carga de costes de deben soportar los clubes en estos momentos tan complejos.

Sin embargo, había otro grupo de capitanes que ha creído preferible no dar su opinión y esperar a comprobar cuál será el impacto económico real que tenga la pandemia sobre LaLiga y sobre los clubes. Una vez conocidas sus consecuencias, decidirán sobre su futuro laboral.

De esta forma, aún no se ha tomado una decisión definitiva en lo que respecta al futuro económico de los futbolistas. En otras ligas ya han sido algunas las entidades que han establecido fuertes medidas. Un ejemplo de ello es la Juventus, que ha decidido cortar el sueldo de jugadores y entrenador durante cuatro meses. No sabemos si en los equipos españoles se hará lo mismo, pero lo que es seguro es que la estructura económica en la que se basa el fútbol nacional está siendo fuertemente azotada. Como consecuencia, es necesaria una reacción urgente y solidaria.

Últimas Noticias