Salen a la luz los detalles acerca del regreso de Benzema a la selección

El delantero del Real Madrid CF, Karim Benzema, fue elegido hace apenas unos días como el mejor jugador francés en el extranjero por el sindicato de futbolistas de su país, además de haber sido seleccionado en la convocatoria para representar a su país en la Eurocopa. Sin embargo, su esperado regreso no se gestó de un día para otro.

De acuerdo con las informaciones manejadas por Le Parisien, tanto el seleccionador Deschamps, como la Federación Francesa de Fútbol y el propio jugador, decidieron dejar a un lado los cruces de opiniones, declaraciones y demás, para reunirse y buscar un entendimiento. Un acuerdo necesario, vistos también los últimos resultados del conjunto nacional donde coleccionó un empate ante Ucrania, una victoria por la mínima ante Bosnia y un triunfo escaso ante Kazajistán, a quien siendo una de las selecciones más débiles en las eliminatorias, apenas pudo anotarle en par de ocasiones.

En las primeras de cambio, se buscó el aval de la Federación y su presidente, Noël Le Graët, declaró en L’Equipe que su aceptación fue inmediata. Posteriormente, Deschamps tanteó la opinión del vestuario consultando a los capitanes, Hugo Lloris y Varane, además de Pogba y Giroud. Tal vez este último sería quien pondría tener mayores inconvenientes, no solo por la posibilidad de perder el puesto y el tema de su distanciamiento con Benzema a raíz del ‘caso Valbuena’, sino que también es de conocimiento público sus cruces de declaraciones con el delantero del Real Madrid, quien dijo en una ocasión: “No podemos confundir a un Fórmula Uno con un kart. Yo soy amable con él, pero yo soy el Fórmula 1”. Una comparación que encendió la polémica y que obligó a Karim Benzema a colgar un vídeo en sus redes sociales diciendo: “Simplemente dije la verdad. Pero no recordaron lo que dije sobre su contribución con la selección francesa. Recuerdan cuando dije que era un Fórmula Uno y él practicaba karting. Pero es la verdad, eso es lo que pienso. Si a mí me comparas con Ronaldo, el brasileño, él es Fórmula Uno y yo hago karting. Es así”.

El caso es que ninguno de los jugadores consultados tuvo inconvenientes para el tan esperado regreso, aparte de que no hay que olvidar los reconocimientos otorgados por el sindicato de futbolistas de su país en 2019, y que se repitió en días pasados, donde se le nombró como el mejor jugador francés en el extranjero. Era más que evidente que sus compañeros de profesión clamaban por su regreso.

La historia no termina ahí, pues faltaba lo principal: el entendimiento entre Karim y Deschamps. El propio seleccionador se encargó de aclararlo en la rueda de prensa donde anunció la convocatoria: “Nos vimos y hablamos de manera extensa. No voy a revelar ni una palabra de lo que hablamos. Todos aspiramos a un clima pacífico […] La selección no me pertenece, aunque soy consciente de la responsabilidad que tengo”.

Si bien es cierto fueron casi seis años de espera, hay que alabar que al final llegara la luz y el entendimiento entre las partes por el bien no solo de Francia, sino del mundo del fútbol en general. La inmensa mayoría no se explicaba cómo un jugador poseedor de la técnica y virtuosismo de Karim Benzema, además de ser un claro ejemplo de trabajo en equipo sobre un terreno de juego, se veía imposibilitado de representar a su país en la alta competición.

Ya los medios y las redes sociales se frotan las manos y hablan de un posible tridente Griezmann, Mbappé y Benzema. Por si fuera poco, ya le han asignado sus siglas emulando a las ya famosas ‘BBC’ del Real Madrid, o la ‘MSN’ del Barcelona, y ahora se habla de la ‘MGB’. Sin embargo, más allá de siglas y demás, el fútbol y la afición salieron ganando y han dado ejemplo a otros ámbitos mostrando que las cosas se pueden resolver negociando y hablando, y que merece la pena seguirlo intentando aunque a veces demoren un poco.

Últimas Noticias