Y son 13 los años que el mundo del fútbol llora la muerte de Puerta

Gracias al gol del canterano ante el Schalke, por lo que siempre es y será recordado, el Sevilla FC disputó su primera final europea

Noche calurosa del 25 de agosto de 2007, y el club rojiblanco se medía al Getafe en el Ramón Sánchez Pizjuán. Sonaba el silbato de Turienzo Álvarez como pistoletazo de salida a la temporada 07/08. Se adelantaba el conjunto madrileño al comienzo del encuentro. Corría el minuto 29, sale el balón por línea de fondo en la meta de gol sur, portería que defendía Andrés Palop. A escasos metros, como lateral, se encontraba Antonio, que se agacha, con síntomas de fatiga y se desploma. Dragutinovic corre hacia él y, posteriormente, los servicios médicos del club. Intervienen y sale a pie del campo. Siguió el partido y acabó remontando el equipo de Nervión por 4-1. Fuentes del club comentaron que los episodios se repitieron en el vestuario. Tras ello, fue trasladado de urgencia al hospital. El resto ya es historia.

Tres días después, tal día como hoy, se confirma la muerte del canterano sevillista a las 14:30 horas. Su diagnóstico final fue que falleció por una displasia arritmogénica del ventrículo derecho. Muchos fueron los actos y homenajes que tanto afición como ciudad rindieron al sevillano. Incluso unió a ambas aficiones y a todo el mundo del fútbol.

Con tan solo veintidós años, ya sabía lo que era levantar un trofeo europeo con su club hasta en tres ocasiones, dos copas de la UEFA y una Supercopa de Europa. Como palmarés nacional, una Copa del Rey y una Supercopa de España. Una carrera corta pero muy intensa colmada de grandes éxitos con su club.

Los grandes momentos a destacar de la carrera del lateral (y también extremo) comienzan un 27 de Abril de 2006, jueves de feria en la semifinal europea frente al Schalke 04. Un 0-0 en Alemania obligaba al Sevilla a no encajar gol. Corría el minuto 100 de la prórroga, donde Navas, desde la derecha, puso un centro al vértice del área donde se encontraba Puerta, que ejecutó el remate al fondo de la red, finalizando el encuentro por 1-0. Según los aficionados sevillistas, fue el gol que ‘les cambió la vida’.

En la Supercopa de Europa disputada ese mismo año, consecuencia de haber ganado la UEFA ante el Middlesbrough, el club hispalense se enfrentó al FC Barcelona en Mónaco. No sería hasta el minuto 81 cuando Antonio sustituyó al brasileño Adriano. Por ese momento, el partido iba 2-0 a favor de los blancos. Una gran jugada por la izquierda, hizo que Puyol cometiera un penalti sobre él, que posteriormente ejecutó Enzo Maresca para poner el 3-0 final. Antes de finalizar el encuentro, Puerta fue el protagonista de una jugada maradoniana en el que dejó a varios rivales atrás, aunque no pudo culminar en gol.

En definitiva, por su cortísima edad, por lo que supuso para su club, para el país (debutó con la selección absoluta) y para el mundo del fútbol, siempre quedará en el recuerdo de todos. Un jugador que llegó a unir a dos aficiones con una de las rivalidades más notables. Quedará en el recuerdo con otros tantos, como Dani Jarque o Miki Roqué, donde seguro que son un aliento más desde lo más alto cuando rueda la pelota en un partido de su equipo.

Últimas Noticias