El reencuentro de Rubi y Borja con el Espanyol que no se producirá

Este fin de semana, Borja Iglesias jugaría contra su ex-equipo, el Espanyol

Es probable que fuera un partido emocionante: el Espanyol luchando aún por la permanencia; el Betis intentando alcanzar un puesto europeo; Borja Iglesias protagonizando del evento, motivado para acallar las críticas de la afición verdiblanca. Todo ello acompañado por el morbo correspondiente a este tipo de partidos.

O podría ser un encuentro tosco, con un Real Club Deportivo Espanyol que, como todo el año, desespera a su público y un Betis tan irregular como siempre. Sin embargo, nos quedaremos sin saberlo, al menos de momento. La Liga sigue suspendida por el Covid-19, la mayoría de los clubes presentan ERTES y los dirigentes del fútbol español siguen sin ponerse de acuerdo en cuanto a la resolución de la competición doméstica.

Tal y como hemos dicho antes, Borja Iglesias sería el absoluto protagonista del partido, correspondiente a la jornada 31 y que debería jugarse este fin de semana. El compostelano volvería a la que fue su casa la temporada pasada, el RCDE Stadium, donde jugó la mejor temporada de su carrera.

Dado su papel, podría ser la oportunidad idónea para reivindicarse y convencer a su afición. Los números de Iglesias este curso dejan mucho que desear: tres goles en La Liga y otros tres en la Europa League, en contraste a los 23 que terminó anotando con el club catalán, lo que se traduce en un murmullo constante de la grada del Benito Villamarín cada vez que juega. Este cuchicheo también suele estar provocado por las actuaciones de Rubi, que dirigió al Espanyol la temporada pasada.

No obstante, tanto el jugador como su entrenador todavía tiene margen para mejorar sus prestaciones, pero, por ahora, no podrán ni intentarlo. Todo se resolverá cuando vuelvan las competiciones, si es que vuelven. De momento, los aficionados se tendrán que conformar con soñar.

Últimas Noticias