Mikel Arteta, la pieza que lidera el proyecto del Arsenal

La pasada noche tuvo lugar el enfrentamiento en Wembley entre Arsenal y Liverpool. En el encuentro estaba en juego la conquista de la Community Shield, trofeo con más de 100 años de historia que ha sido ganado un total de 16 veces por el equipo de Londres, siendo el segundo equipo que más veces ha ganado este trofeo por detrás del Manchester United, que tiene 21, y por delante del conjunto al que derrotó anoche, que tiene 15.

Este título es el segundo de la temporada para el equipo londinense que ha encontrado en la figura de Arteta a un referente, no solo para el club, también para la afición, que está muy contenta con los resultados obtenidos tras la llegada del vasco a la entidad presidida por Chips Keswick.

Con la conquista de la FA Cup, trofeo más antiguo de Europa cuyo máximo ganador es el propio Arsenal, y de la Community Shield, el conjunto inglés repite lo que logró en la temporada 2016/2017 alzar estos dos trofeos con gran historia en Inglaterra y firmar un buen año con una excepción, el papel en la Premier League.

Desde la llegada de Mikel, antiguo segundo entrenador de Pep Guardiola, el rendimiento del equipo ha tenido una subida increíble. El entrenador llegó a finales de diciembre como sustituto de otro español y guipuzcoano, Unai Emery, aunque en este momento el equipo se encontraba a cargo del entrenador interino Freddie Ljungberg. Para el primer partido de la era Arteta ante el AFC Bournemouth, el equipo llegaba en undécimo lugar, una posición en la Premier League que desanimaba a los aficionados del equipo. Con un empate en este encuentro comenzaban las andaduras del técnico vasco como primer entrenador del equipo del sureste de Inglaterra.

En la noche de ayer tuvo lugar el levantamiento del segundo trofeo de la temporada para el equipo del norte de Londres, que plantó cara al Liverpool de Klopp como pocos equipos han hecho últimamente. El partido se decidió en penaltis pero cualquiera que viese el partido se dio cuenta de que el planteamiento que hizo el entrenador español y su ejecución en el terreno de juego sobrepasó a los pupilos de Klopp.

 El plantel de Mikel supo como jugar al contragolpe, lo que fue productivo para vencer a los rivales. Prueba de ello es el gol que tuvo lugar en el minuto 12 por parte de Aubameyang, quién ha sido uno de los mejores de la temporada. La jugada comienza con el pase en corto del portero para sacar la pelota jugada y atraer a los contrincantes, en el momento en el que la presión rival es asfixiante el equipo se desahoga jugando por el carril, a espaldas de los atacantes del Liverpool y cambiando el juego de banda para que reciba Aubameyang, quién es ayudado por el desmarque de otros jugadores como Nketiah, que arrastra a los defensas y deja que Pierre-Emerick reciba desde la parte izquierda y cargue su gran disparo para clavar el balón al palo largo.

Una de las claves en este Arsenal es ese juego por bandas, que aprovecha la velocidad de jugadores como Bellerín, Maitland-Niles, Saka o Reiss Nelson para producir peligro arriba y buscar a otros grandes definidores como Lacacazette, Martinelli y Auba, destacando la temporada de este último, que anotó los dos tantos en la final de la FA CUP frente al Chelsea y el gol de ayer, además de lanzar el último penalti en la tanda de ayer, que supuso nada más y nada menos que otro título para su equipo.

Últimas Noticias