|Crónica| Athletic Club 0–1 Cádiz: el Cádiz tira de épica y gana en Bilbao

Hace unos minutos llegaba a su fin el partido que enfrentaba al Athletic Club y al Cádiz CF en el Nuevo San Mamés. Después de unos 90 minutos muy interesantes y en el que se dieron dos expulsiones en el equipo de Cervera, los gaditanos lograron los tres puntos. Mientras, el Athletic perdía un partido que se le puso muy de cara, pero la poca profundidad y la poca efectividad de cara a puerta le penalizó.

Alineación

Los locales sacaron al verde el mismo once que jugó contra la SD Eibar en Ipurúa, con un 4-2-3-1. De esta forma, Unai Núñez seguía ocupando un puesto en el centro de la defensa para sustituir al lesionado Yeray. Igualmente, repetían en el doble pivote Unai López y Dani García, así como volvía a salir de inicio un Morcillo que se ha convertido en la revelación del Athletic en lo que va de temporada.

Así, el once elegido por Gaizka Garitano fue: Unai Simón, Capa, Núñez, Iñigo Martínez, Yuri, Dani García, Unai López, William, Muniain, Morcillo, Raúl García.

Por otro lado, los gaditanos hicieron varias rotaciones en el once inicial, especialmente en la zona de ataque. En el terreno de juego, parecía que Cervera sacaba un 4-3-3, con un Álex Fernández cuya posición iba variando, aunque partía desde la banda izquierda. En la derecha, el técnico español apostaba por un doble lateral formado por Akapo y Carcelén. Asimismo, cabe destacar el debut de Jeremías Ledesma en la portería amarilla.

Con todo ello, la alineación que sacó al terreno de juego Cervera fue: Conan, Akapo, Fali, Cala, Espino, Jonsson, Augusto Fernández, Álex Fernández, Malbasic, Carcelén, Lozano.

El partido

El Cádiz CF comenzaba el partido sacando de centro, y protagonizando la primera posesión del partido. Parecía claro desde el inicio que el Athletic Club llevaría el peso del choque, aunque el conjunto gaditano mostró también desde el principio su intención de incomodar el toque de balón de los bilbaínos con una intensa presión.

Pese a que la intensidad del encuentro era alta, las ocasiones no terminaban de llegar para ninguno de los dos equipos durante los primeros 15 minutos. Tan solo un semierror de la defensa del Cádiz en su propia área supuso cierto peligro para la portería amarilla. Rompiendo esta racha, en el minuto 16 los leones tuvieron su primer acercamiento peligroso a la portería de Conan en las botas de Raúl García. A raíz de esta, los rojiblancos comenzaron a encadenar de forma más frecuente jugadas de ataque, protagonizadas, principalmente, por los jugadores de banda.

A la mitad de la primera parte, el ritmo del encuentro parecía crecer de forma progresiva. Aunque el equipo de Garitano lograba generar más peligro que los de Cervera, la realidad era que los amarillos, pese a atacar con pocos futbolistas, lograban poner nerviosa a la defensa rival cuando se aproximaban al área de Simón. Pese a ello, el control del esférico pasó a ser mayormente monopolizado por parte de unos bilbaínos cuya poca profundidad les penalizaba. Como consecuencia, la ordenada defensa del Cádiz no pasaba grandes apuros.

En el minuto 38 el Athletic tuvo la ocasión más clara de lo que iba de encuentro, aunque entrañó menos peligro del que debía. Unai Núñez recibió un gran centro al área en un balón parado y tuvo la opción de rematar solo junto con Iñigo Martínez. Sin embargo, el testarazo del central fue muy tímido y acabó en las manos de Conan. Los últimos minutos de la primera parte fueron para el Athletic, que fue mejorando con el paso de los minutos. El Cádiz acabó rezagado en su área, pero aguantando las embestidas de los leones. Así, el partido se fue al descanso con 0-0 en el marcador.

González Fuertes pitaba el inicio de la segunda parte en el Nuevo San Mamés, y con el pitido llegaban las malas noticias para el Cádiz. En el minuto 48, Akapo hacía una fuerte entrada a Dani García en el centro del campo, y veía su segunda tarjeta amarilla del partido. Así, el futbolista era expulsado, y los planes de Cervera se trastocaban por completo. Los amarillos tendrían que jugar con un futbolista menos toda la segunda mitad.

Aunque la situación era adversa para los andaluces, estos no bajaron los brazos y continuaron tratando de lanzar ataques rápidos con pocos futbolistas. De hecho, pocos minutos después el Cádiz tiró de épica y logró ponerse por delante con un futbolista menos en el minuto 56. El “Choco” Lozano encabezó un contragolpe que él mismo comenzó y finalizó. El ariete entró en el área tras una gran galopada y un increíble regate, y puso un centro que acabó introduciendo en su propia portería Unai López. Así, este tanto en propia puerta ponía el 0-1 en el marcador.

El Athletic de Bilbao debía reaccionar, y así lo hizo. En la jugada posterior al gol Williams remató con la testa al palo después de un balón parado. Aún no había despejado del todo el Cádiz, y Conan tuvo que estirarse para parar un gran chut de un futbolista rojiblanco. Así, los leones parecían despertar y buscaban el tanto del empate con todo. Como consecuencia, las jugadas de peligro en el área de Conan se sucedían sin cesar durante la mayor parte de la segunda mitad.  

Pese a que el Athletic tenía el marcador en contra, el partido se le ponía aún más de cara. En el minuto 69 Álvaro Negredo era expulsado por recibir su segunda amarilla, después de que González Fuertes considerara que se había tirado en el área y le penalizara por ello. El Cádiz se quedaba con nueve jugadores a falta de 20 minutos del fin del partido. Tras la expulsión, los bilbaínos se seguían volcando en el área rival, pero la defensa amarilla incluso con dos menos, era difícil de penetrar.

En los últimos minutos del encuentro, a los leones les entró prisa y, como consecuencia, los atacantes del Cádiz aprovechaban errores de la defensa rival para tener la posesión y provocar que pasaran los minutos. El partido se iba y el Athletic no era capaz de atravesar la defensa gaditana. Finalmente, el Cádiz lograba estrenarse en el Nuevo San Mamés con un partido histórico, del que se llevaba tres puntos. Del otro lado, el Athletic no conseguía ganar como local a un equipo que acabó el encuentro con dos futbolistas menos, por lo que Garitano tendrá que seguir trabajando para mejorar a su escuadra.

Foto vía: Athletic Club

Últimas Noticias