El Celta de Vigo revive los fantasmas del descenso cuatro años después

El Celta de Vigo salió del Sánchez Pizjuán más herido en lo anímico que en lo futbolístico, porque pese a la derrota por cuatro goles a dos que suma la octava jornada sin ganar. El equipo gallego ahora es colista de la tabla y reedita la pésima situación que vivió en tres ocasiones en los últimos ocho años, obligando a la heroica en las últimas jornadas.

La 12/13 fue una temporada extraña para el Celta de Vigo. Un equipo de buenas sensaciones se vio hasta en dos ocasiones en la última casilla de la clasificación, ligando resultados en cada jornada hasta el último momento, salvando la categoría e invitando a mejorar para recordar que la lección del descenso fue aprendida.

Luego vino la 16/17, que se vivió de forma intensa en el Celta porque nada más arrancar la competición liguera se vieron sin puntos en las tres primeras jornadas, firmando un inicio bastante turbulento que terminó con una salvación sobre la campana. Aquella fue la segunda ocasión de ansiedad que se vivió en el equipo.

Ahora, en plena temporada 20/21, la Covid solo apareció para sumar complicaciones a todos los equipos y no sería el cuadro vigués la excepción, que con la victoria del Valladolid y el empate del Huesca, ahora es inquilino del último piso de la tabla, con siete puntos en diez jornadas, sumando una victoria, cuatro empates y un alarmante gol average de -11.

Y aunque dentro de la realidad del equipo ya hubo un cambio de técnico, las complicaciones parecen no cesar. Joseph Aidoo, central Ghanés del Celta, se retiró con molestias en el aductor en la primera mitad del encuentro y dejó una baja considerable para el partido y también, a falta de saber el alcance de la lesión, para los próximos encuentros.

Siete titularidades en 10 encuentros suma el defensor que llegó en el 2017 desde el KRC Genk de Bélgica. Sus números son positivos dentro del rendimiento del equipo, con casi dos intercepciones por juego, más de cuatro despejes exitosos y no llega a un regate sufrido cada 90 minutos. Esta baja será sensible para Coudet y para los próximos choques.

El próximo rival del Celta será el Granada, que producto de las bajas por Covid acumula dos derrotas al hilo, pero fuera del contratiempo generado por el virus el equipo de Diego Martínez viene mostrando buen fútbol en la temporada, tanto en LaLiga como en la Europa League, por lo que no será sencillo para los gallegos sumar los próximos tres puntos.

Últimas Noticias

DEJA TU COMENTARIO

Por favor, ingresa su comentario
Por favor, ingresa tu nombre aquí