El Barça, el ERTE y la situación 2020/21

El FC Barcelona no atraviesa su mejor momento, y no solo deportivamente. Los blaugranas se encuentran sumergidos en problemas económicos debido a la crisis sanitaria provocada por el Coronavirus, por lo que tendrá que tomar ciertas medidas para hacer estable la situación. Además, una de sus principales piezas, como es Marc-André Ter Stegen sigue sin renovar su contrato y según Daily Mail, el Bayern de Múnich ya ha tanteado la posibilidad de contratarlo el próximo mercado de transferencias.

Para el primer problema, el Barcelona ha anunciado que realizará un ERTE tras no llegar a un acuerdo de rebaja salarial con los jugadores en una reunión telemática realizada en estos días. De momento se van a reducir tanto la jornada laboral como los salarios. Esta decisión afecta a los jugadores y al personal no deportivo. Este problema podría dificultar la contratación de un delantero de garantías que pueda acompañar en la punta de lanza a un Luis Suarez que a sus 33 años se le suman los problemas con las lesiones.

Por ello, los de Quique Setién han marcado al argentino Lautaro Martínez como principal candidato para la delantera. De hecho, ya se habría realizado una primera toma de contacto con el Inter de Milán por las pretensiones del internacional albiceleste de tan solo 22 años. También suenan nombres como Fabián Ruíz (Nápoles), Ndombélé (Tottenham), Neymar (PSG) o Alex Telles (Oporto), que vendría para sustituir a Junior tras una temporada donde ha generado muchas dudas en el Camp Nou.

La situación de los cedidos tampoco invita al optimismo. Es cierto que Marc Cucurella está demostrando un gran nivel en el Getafe, tanto en LaLiga como en Europa League, pero la baja opción de compra impuesta en el contrato de cesión será ejecutada por los madrileños salvo gran sorpresa. Aleñá, Miranda o Wagué no están disfrutando de los minutos esperados en sus equipos. A pesar de que Coutinho está jugando a buen nivel en Alemania, si los bávaros no pagan los 120 millones de la clausula volverá a la ciudad condal, y será un dilema para la directiva después de que el brasileño dijese que no se siente a gusto en el equipo catalán. Todibo está demostrando un gran nivel en el Schalke alemán, por lo que  están planteando pagar la cláusula de 25 millones a los azulgrana. Rafinha, que no está haciendo una temporada para enmarcar en Vigo y Oriol Busquets no tienen nivel para despuntar en el Barça a día de hoy. La situación de estos últimos es muy diferente, en el caso del hispano-brasileño, el club quería su revalorización para colocarlo en el mercado y Oriol se espera que sea de gran importancia en unos años.

El equipo presidido por Bartomeu intentará retener a Ter Stegen por todos los medios, para de esta forma mantener la columna vertebral del equipo y empezar a reforzar las posiciones donde están registradas las carencias más significativas.

Últimas Noticias