De Zerbi no tiene miedo

Hagamos un resumen. Con la temporada empezada, a todos sorprendió la destitución de Thomas Tuchel como entrenador del Chelsea. Bien es cierto que no empezaron con las mejores sensaciones y los mejores resultados. Ha sido un verano de muchos cambios, empezando por el propietario, con la salida de Abramóvich, hasta la llegada de nuevos y numerosos jugadores de renombre.

Esto desencadenó lo que comúnmente llamamos “efecto dominó”. La salida de Tuchel fue solucionada con la llegada de uno de los entrenadores, -fuera del ‘Big-Six’- con más nombre y mejores prestaciones que podíamos ver en la Premier League. Estamos hablando de Graham Potter, un técnico inglés con un enorme dominio táctico del juego, que hizo un trabajo espectacular en el Brighton & Hove Albion. De hecho, el inicio de temporada no pudo ser mejor. Colocó al equipo del sur de Inglaterra con 13 de los 18 puntos posibles, ganando a Manchester United, West Ham, Leicester City, Leeds United y empatando contra el Fulham.

Fue un duro golpe de realidad, para las oficinas del Brighton, cuando el Chelsea llamó a su puerta y se lo “arrebataron” a comienzos de temporada. Con dicho inicio, el club no podía fichar a cualquier entrenador. El estilo del equipo, por los jugadores que tiene en plantilla, debería casar completamente con el futuro entrenador.

Para sorpresa de pocos, el club acertó de lleno. Todo el ‘mundo fútbol’ coincidió con el acierto del club inglés. Habían llegado a un acuerdo con el técnico italiano, Roberto De Zerbi, un entrenador con unas virtudes perfectas para guiar al conjunto de futbolistas que compone el Brighton. Con experiencia sobresaliente en instituciones deportivas como el Sassuolo italiano, o el Shakhtar Donetsk ucraniano, De Zerbi encajaba a la perfección.

Su puesta a punto no pudo ser mejor. Debutaría en un encuentro contra el Liverpool, con un asombroso 3-3 en el marcador. A todos ilusionó el inicio del técnico italiano, en lo que se esperaba que fuese una continuación del trabajo hecho por Potter.

Tres partidos después del de Anfield, el equipo solo ha conseguido 2 puntos de 12 posibles, bajando de la cuarta a la séptima posición en la tabla clasificatoria. El equipo no conoce la victoria desde que desembarcó en el club. Recientemente, ante las primeras voces críticas, Roberto De Zerbi ha querido defenderse en rueda de prensa: “Sé que los puntos obtenidos hasta ahora son pocos, pero no tengo miedo. Viví la guerra de Ucrania”. Y es que al técnico italiano era el entrenador del Shaktar Donestk en el estallido de los primeros bombardeos en suelo ucraniano. Una situación límite y horrenda la que tuvo que vivir con sus jugadores en el mes de marzo.

Con esta reflexión ha querido dejar claro que, todo problema al que tenga que sobreponerse, no será nada en comparación en lo vivido en Ucrania. Ha querido remarcar que el juego del equipo no está siendo malo, solo les falta volver a ganar, coger confianza y seguir adelante con los próximos partidos.

Foto vía Brighton & Hove Albion.

Ben White, muy cerca de convertirse en jugador del Arsenal

El Arsenal necesita reforzar su defensa después de una mala temporada 20/21, donde no se clasificaron para ninguna competencia europea. Adicionalmente, David Luiz, uno de los centrales del conjunto ‘gunner’, abandonó la institución, por lo que el club busca a su reemplazo. Uno de los nombres que más suena es Benjamin White, central del Brighton, con quien el Arsenal ya ha empezado negociaciones.

Ben White es un central muy joven, de tan solo 23 años, y el Arsenal busca su contratación para tener un estandarte defensivo en los próximos años. White se formó en las categorías juveniles del Southampton, hasta que en 2015 el Brighton lo ficho para su equipo sub 18. Posteriormente fue avanzando en las categorías del club hasta llegar al primer equipo, previo paso cedido en Newport Country. Durante 2018 estuvo cedido en Peterborough, y en 2019 hizo eso mismo en el Leeds United de Marcelo Bielsa. En este último dio un rendimiento sobresaliente, lo que llevó al Brighton a que formara parte del equipo en la temporada 2020/21.

En esa temporada, jugó 36 partidos de Premier League, con un rendimiento extraordinario, que llamó la atención de muchos clubes, tanto ingleses como del extranjero. Y parece ser que quien se llevará el gato al agua será el Arsenal. Según David Ornstein en The Athletic, los ‘Seagulls’ piden alrededor 50 millones de libras para vender a su jugador, mientras que el Arsenal ofrece 45 millones y 5 en variables. No obstante, no deberían tardar en resolver la cifra del traspaso, mientras que el contrato del jugador parece que también será sencillo de firmar.

Este fichaje supondría otra salida en la defensa del equipo de Mikel Arteta, y el que tiene todas las papeletas de irse del club es William Saliba. El francés no es del agrado del técnico español, porque pese a estar disponible toda la primera parte de la temporada, Arteta no le permitió siquiera debutar con el primer equipo, y los pocos partidos que jugó fueron en el Arsenal sub 23. En la segunda mitad de la campaña, estuvo cedido en el Niza francés, donde recupero la confianza, y todo indica que seguirá en su tierra natal la próxima temporada.

Ahora White está concentrado con la selección inglesa, que disputará los octavos de final de la Eurocopa frente a Alemania. Ben no ha debutado en el torneo, pero que Gareth Southgate lo haya tenido en cuenta para la convocatoria por encima de centrales como Tarkowski o Dunk ya deja ver el potencial que tiene.

Crónica| Brighton 1-2 Leicester: El Leicester vuelve al camino de la victoria

Brighton y Leicester llegaban a Village Day para enfrentarse en la jornada 27 de la Premier League. Ambos equipos querían volver a la senda de la victoria, tras no conseguirla en la jornada anterior.

Brendan Rodgers volvió a usar la 1-3-5-2 con las numerosas ausencias que tiene en ambas bandas. Sorprendió la titularidad de Tavares, que sustituyó a Choudhury en el centro del campo, y volvió al 11 inicial Wesley Fofana.

El partido empezó muy parejo, con dos equipos que siempre quieren el balón. El Leicester, como en el partido anterior frente al Burnley, salió dormido los primeros minutos en defensa, y Lallana puso el 1-0 en el marcador. El Leicester volvió a dominar la posesión, pero de nuevo, echa en falta ese enganche como Maddison y el desborde de Harvey Barnes para hacer más daño en ataque.

La primera parte no tuvo mucho más, salvo un parador de Rober Sánchez a un voleón de Tavares, y en el Brighton un gol anulado a Maupay y un cabezazo al poste de White, y así se fueron al descanso.

El Leicester salió a la segunda parte con otra cara; los de Brendan Rodgers, además del dominio de balón, salió con más decisión para atacar a la portería de Rober Sánchez. El Brighton apenas tuvo ocasiones, y tampoco dispuso de la posesión de balón. Dunk fue la clave de que el conjunto de Graham Potter mantuviera la portería a salvo la segunda parte, hasta que en un pase de fantasía de Youri Tielemanas, Iheanacho volvió a marcar por segundo partido consecutivo. El Leicester siguió insistiendo, con varias llegadas por banda, aunque no tuvo muchas ocasiones claras. Pero en un córner, Rober Sánchez salió en falso, y Amartey puso de cabeza el 1-2 en el minuto 87, dejando al Brighton sin capacidad de reacción. Wesley Fofana fue de los mejores del partido junto a Ndidi y Youri Tielemans, aunque el Leicester estuvo de nuevo un poco fallón en la salida de balón. Brendan Rodgers hizo solo dos cambios, ya que había mucho canterano en el banquillo, y era un partido muy crucial.

El Leicester vuelve a la senda de la victoria, y vuelve a ganar en domicilio, siendo el mejor equipo fuera de casa. Los ‘foxes’ se colocan en segunda posición, a expensas de lo que haga mañana el Manchester United. El Brighton se mete en zona peligrosa, ya que si mañana gana el Fulham, equipo que marca la zona de descenso, empatarían a puntos

Foto vía: Leicester FC

P